Tuesday, June 23, 2009

Obispo Fellay: “De todos modos somos las ovejas negras”


Presentamos a continuación la traducción integral de la entrevista concedida por el Superior General de la FSSPX/SSPX, Obispo Bernard Fellay, al periódico austriaco Die Presse, y publicada en Jun-21-2009.

A pesar de los gestos conciliadores hacia el Vaticano, la conservadora Fraternidad Sacerdotal San Pío X ordenará sacerdotes ilicitamente. El Obispo Bernard Fellay, el sucesor del Arzobispo Lefebvre explica por qué.

Die Presse: ¿Cómo va el diálogo entre la Fraternidad y Roma, el cual levantó tanta polvareda en Enero?

Obispo Bernard Fellay: Nosotros fijamos nuestras ideas a principios de Junio. La decisión del Papa sobre el diseño de las conversaciones será anunciada en los próximos días. Es verdad que se creará una Comisión especial para la discusión con algunos teólogos romanos y algunos de nuestros sacerdotes.

Die Presse: ¿Cual es su meta de acercamiento: una forma especial para Uds. en un pequeño nicho o es un cambio fundamental en la Iglesia en su mente?

Obispo Bernard Fellay: Es una buena pregunta: ¿Quien o qué debería cambiar? No es verdad, por supuesto, si alguien reclama que la Iglesia debe cambiar. No somos el gran enemigo. Nuestra situación, la compararía más bien con un termómetro que muestra que hay una fiebre en el cuerpo. el hecho es que hay un problema por resolver. Y no es nuestro problema, sino del liderazgo de la Iglesia. La Iglesia sufre de una seria crisis, y Roma la trata tan amablemente que la enfermedad se desarrolló y no es muy visible que haya fin a la crisis. hay Proponemos medidas que podrían ayudar.

Die Presse: Hay dos puntos de conflicto: por una parte su tesis, el deposito de la Fe es generalmente en peligro, y su rechazo a documentos específicos del Concilio Vaticano II. ¿Quieren Uds. que Roma retracte o modifique esos documentos, o es posible un “estamos de acuerdo en que no estamos de acuerdo”?

Obispo Bernard Fellay: La presente confusión viene en gran parte de una crisis cultural de nuestro mundo y no solo de la Iglesia, una crisis de pensamiento, de filosofía. Algunos puntos de la crisis sin embargo también toman forma concreta en el Concilio. Vemos algunas causas de la crisis en el Concilio. Roma debería estar preparada para hacer claridad, porque hay tantas interpretaciones del Concilio Vaticano. ¿Exactamente que deberíamos reconocer? Cada teólogo interpreta los documentos tan diferentemente. El Santo Padre tuvo ya que condenar la interpretación del Concilio como discontinuidad y rompimiento con el pasado. Pero el 80% de los obispos y teólogos quieren esta fractura. En esta materia, nosotros no somos el problema.

Die Presse: Ustedes no sólo rechazan ciertas interpretaciones, sino algunos documentos conciliares mismos, cuando se trata de libertad religiosa y respeto por otras religiones.

Obispo Bernard Fellay: Un ejemplo: La declaración sobre la colegialidad de los obispos (Documento conciliar, Lumen Gentium) que ha sido corregida incluso durante el Vaticano II por Paulo VI. El texto conciliar sólo puede ser interpretado en un sentido Católico con un texto que el Papa publicó, la llamada Nota Praevia (Paulo VI afirmó que los obispos sólo pueden guiar la Iglesia, como un grupo colegial, sólo “con y bajo el Papa”). Tristemente algunos leen el Concilio sin la Nota Praevia.

Die Presse: ¿Satisfaría sus requerimientos una Nota praevia papal acerca de esos dos afirmaciones polémicas?

Obispo Bernard Fellay: No podemos pretender que nosotros dictemos como y qué pensamos en la Iglesia. Nunca ha sido nuestro punto de vista. Nosotros decimos: la Iglesia hasta ahora enseñó tal cosa y tal otra, y ahora surge algo que no está claro. Pedimos esta clarificación.

Die Presse: El otro escollo entre Ustedes y Roma es el Rito Tridentino. Debido a la reautorización Papal de este Rito, esto ha sido por lo menos detenido. ¿Es ya suficiente para Ustedes, o esperarían todavía más?

Obispo Bernard Fellay: estoy seguro que habrá más por venir. No de parte de nosotros, sino de Roma misma, la situación litúrgica debe mejorar. Eso llegará.

Die Presse: El Papa fácilmente ha adaptado el viejo Rito, por ejemplo, hay una revisión de las oraciones por los Judíos del Viernes Santo. ¿Rezan Uds. la versión vieja?

Obispo Bernard Fellay: Oramos la vieja.

Die Presse: ¿Sería posible que Uds. siguieran al Papa e introdujeran la nueva oración?

Obispo Bernard Fellay: Si, sería conciliable. Lo que el Papa está diciendo, no contradice la Fe. Es mas un problema contra en el contexto de la historia, también por la actitud del creyente. La Oración del Viernes Santo es una de las mas antiguas oraciones que tenemos.

Die Presse: Una reconciliación con Roma, Ustedes probablemente necesitaran dar alguna declaración de lealtad. ¿Pueden Ustedes darla aún si la Iglesia no retorna en todos sus puntos a vestirse con los trejes pre-Vaticano II?

Obispo Bernard Fellay: Yo diría mejor: si los proncipios Católicos son clarificados, aunque no todo se haya resuelto, entonces es posible. Hay una pregunta muy práctica, que es ahora evidente, y es: ¿Cómo vamos a ser aceptados? Hay un claro bloqueo. Eso en el presente es lo que nos detiene de seguir. Si vemos mucha oposición, entonces simplemente decimos: Bien, esperaremos un poco todavía.

Die Presse: Una manzana de la discordia actualmente es el anuncio de la la Fraternidad de ordenar tres sacerdotes el 27 de Junio en Zaitzkofen, Alemania. Muchos lo ven como una provocación a Roma y al Papa, de que su mano tendida ahora será golpeada.

Obispo Bernard Fellay: Lamento que ello sea visto como una provocación. Estas ordenaciones se han hecho anualmente por 30 años en la misma forma. Cuando hablamos con Roma acerca de la excomunión, etc. nunca ha habido ningún pedido de que estas ordenaciones no deberían tener lugar. Para nosotros es una cuestión de vida, tal como lo es un respiro, necesitamos estos sacerdotes.

Die Presse: No todo se puede enfocar en estas tres ordenaciones. ¿No sería prudente suspender las ordenaciones para mejorar el clima?

Obispo Bernard Fellay: El problema reside sólo en Alemania. En Roma, hay simpatía por estas ordenaciones, incluso si ellos dicen que es ilegal y no es de acuerdo a la ley canónica. Se nos dijo que estamos en un estado intermedio en el que podemos hablar en paz, en el cual también Roma puede observarnos. No tenemos nada en contra si Roma nos enviára un observador. Se nos ofreció, pero tal vez no lo suficientemente claro.

Die Presse: ¿Se sorprendieron de que Roma no tuviera condiciones para levantar las excomuniones?

Obispo Bernard Fellay: No, en realidad no. Se trata de un reacercamiento. Esto solo puede pasar a través de pequeños pasos para toda herida, y eso fue lo que pasó. En este sentido, este gesto del Papa, que agradecidos aceptamos, fue también un gesto para mejorar el clima. De nuestra parte hay apertura, pero en ningún modo para desplazar nuestro trabajo.

Die Presse: Con el levantamiento de la excomunión, el Papa a menudo lo ha comparado con el padre que toma de regreso su hijo perdido que regresa con remordimiento. ¿Ese fue el paso, o no se ven como los hijos perdidos arrepentidos?

Obispo Bernard Fellay: Si, si, pero ya no en esa dirección. Sino que hay un entendimiento hacia nuestra parte. Nosotros hemos pedido estas conversaciones, y este pedido fue aceptado. Lamentamos que ciertas partes traten de sabotearlas, con su presente odio.

Die Presse: ¿Por qué no hacen las ordenaciones en otro lado? Se esperaba la clara reacción de los obispos alemanes.

Obispo Bernard Fellay: En este punto, punto uno ve que estaría malo. Podemos hacer lo que queramos, de todos modos somos las ovejas negras. Esa es mi impresión. En algún punto, decimos que no nos retiraremos más. Ud. tiene que entender.

Die Presse: ¿Entonces Uds. no reconocen ningún repudio del Papa en sus actos?

Obispo Bernard Fellay: Eso sería una interpretación errada del hecho. No hay un acto hostil, he escrito al Papa y le he pedido que debe considerar estas ordenaciones como: no una rebelión, sino como un paso de sobrevivencia en circunstancias dificiles y complejas.

Die Presse: Sin embargo, Uds. quieren interpretar ls ordenaciones, se ha puesto al Papa, en cualquier caso, en una situación incomoda.

Obispo Bernard Fellay: Eso lo entiendo bien. La situación es muy incomoda para todos. Déjeme repetir: El problema viene de diferentes corrientes en la Iglesia, las cuales en si misma no se pueden soportar. Este problema en últimas solo puede ser resuelto por el Papa. Pero no estoy seguro si alguna vez se pueda resolver.

Die Presse: ¿Que esta ahora haciendo el Obispo Williamson?

Obispo Bernard Fellay: Esté en Londres. Ora, estudia, nada más.

Die Presse: Hay un final previsible al exilio interno?

Obispo Bernard Fellay: No veo ninguno. Todo el asunto depende de Él.

Die Presse: A Ud. le gustaría un más grande distanciamiento de su negación del Holocausto.

Obispo Bernard Fellay: Si estas declaraciones se repiten, entonces sería intolerable.

Superior General de la FSSPX/SSPX en televisión canadiense


Una entrevista concedida por el Superior General de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X, Obispo Bernard Fellay, al canal canadiense Salt+Ligth, para su programa “Witness”. En realidad no se tocan los temas que actualmente interesan, sino más bien se hace un acercamiento de orden general, muy util para quienes no conozcan nada de la FSSPX/SSPX.



Actualización Jun-28-2009: Una transcrición completa (en inglés) de la entrevista ha sido provista por el sitio de internet del mismo canal de televisión en el cual se llevó a cabo esta entrevista. Click aquí.