Monday, April 27, 2009

Hospitalizado el Card. Cañizares


Información de ABC, Abr-27-2009.

Cañizares, ingresado en un hospital de Roma
27-4-2009 02:45:41
M. J. M.


TOLEDO. El prefecto de la Congregación para el Culto Divino y Disciplina de los Sacramentos, Antonio Cañizares, se encuentra internado desde el pasado fin de semana en un hospital de Roma aquejado de una tromboflebitis.

El cardenal Cañizares llegó a la Santa Sede el pasado domingo 19 de abril procedente de Toledo, donde dos dos días antes había anunciado el nombramiento de su sustituto, Braulio Rodríguez, al frente del Arzobispado.

En la diócesis se espera su pronta recuperación ya que el día 6 junio se le rendirá un homenaje con motivo de su despedida, una semana antes de que presida las celebraciones con motivo de las fiestas del Corpus.


Entradas relacionadas: Estado de salud del Card. Cañizares, Salud del Card. Cañizares: prueba superada, Card. Cañizares próximo a ser dado de alta.

Misa Pontifical en Lourdes


El blog Benedicámus Dómino contiene una reseña de la reciente peregrinación anual del Instituto de Cristo Rey Sumo Sacerdote a Lourdes, en el marco de la cual Monseñor Raymond Leo Burke, Prefecto de la Signatura Apostólica, celebró una Misa Pontifical según la Forma Extraordinaria del Rito Latino en la Basílica de dicho santuario.

Tomamos prestadas algunas imágenes de Benedicámus Dómino con la intención de que den una visita a su blog para que vean la colección completa de fotos y lean la reseña.



México: No todos violan normas litúrgicas con disculpa de influenza porcina


Esta entrada la dedicamos a resaltar que no todos en México violan las normas litúrgicas con la disculpa de la influenza porcina.

Antes que nada, un artículo sobre la Misa celebrada por el Card. Norberto Rivera en la Catedral Metropolitana de Ciudad de México el domingo Abr-26-2009. Información de El Mañana, Abr-27-2009.

CIUDAD DE MÉXICO.- El cardenal Norberto Rivera dijo que a pesar de lo grave de la situación por la epidemia de la influenza, no se debe perder la esperanza.

En una misa que ofició a puerta cerrada en la Catedral Metropolitana, dijo que aunque la Ciudad de México está bajo este grave problema, la población lo superará.

Ante aproximadamente unas 50 personas, el también arzobispo primado de México elevó la oración a la Virgen de Guadalupe, para encomendar a México por la epidemia de influenza La ceremonia religiosa que duró unos 45 minutos, el cardenal Rivera pidió porque las autoridades los que tengan el poder de decisión "sepan establecer medidas y prioridades para prevenir y ayudar a toda la población y en particular a quienes son más vulnerables".

Al término de la misa se reabrieron las puertas para que ingresaran los fieles y visitantes. Llamó a los fieles a actuar con prudencia y serenidad, a que actúen con responsabilidad para evitar contagios.

Al momento de dar la "paz" entre los fieles, se pido a los asistentes que no estrecharan las manos. Cuando el cardenal Rivera impartió la comunión se le pidió a los fieles que se pusieran sus manos cruzadas al frente.

El cardenal depositó ahí la ostia y la mayoría que lo recibió se retiró el tapaboca de la cara. Casi al final el padre Hugo Valdemar, vocero de la Arquidiócesis de México, anunció un novenario, que inicia este domingo en la noche para que los fieles pidan por la salud de México.

Recordó que la Ciudad de México ha sido amenazada por pestes en 1554, 1695 , 1736 y 1850. Dijo que los fieles deben estar atentos a las medidas que anuncia el gobierno federal.

Después en conferencia de prensa, Valdemar dijo que no se llevarán a cabo las misas tradicionales de San Judas Tadeo, del 28 de cada mes. En esta ocasión, la imagen de San Judas la sacará al atrio para evitar que se junten los fieles.

En segunda medida, tomamos un artículo en el que se reporta como en algunas partes se celebró normalmente la Santa Misa dominical distribuyendo la comunión en la boca. Información de AM.com, Abr-27-2009.

Las recomendaciones de la Arquidiócesis de México, de no dar la hostia en la boca sino en las manos de los fieles, y de evitar el saludo de paz durante misa como medidas de prevención, fueron ignoradas ayer en templos de todo el estado.
A diferencia del Distrito Federal, en Guanajuato capital las misas no fueron suspendidas ni se modificó su desarrollo.

En cuatro templos del centro de la ciudad, los servicios religiosos del domingo se realizaron igual que se hace tradicionalmente.

En la Basílica, el sábado a las ocho de la noche el abad Juan Rodríguez Alba ofició unos 15 años de dos hermanas. Las bancas se ocuparon en un tercio de su capacidad.

A la hora de darse la paz, todo mundo se saludó de mano, conducta que las Secretarías de Salud federal y estatal han prohibido realizar.

Ayer, en la Basílica se llevaron a cabo las misas de 12 y 1 de la tarde.

La primera con un lleno total e incluso gente parada; la segunda estuvo casi llena. En ambas se dio la comunión en la boca de cada persona igual que siempre.

Sólo en la primera misa se observó a dos personas con cubrebocas, pero una de ellas dijo que no era para prevenir la influenza, sino porque ya estaba enferma de gripa.

También permaneció el puesto de monjas que todos los domingos se coloca a la salida para vender rompope, galletas, chicharrón de harina y retazos de hostias.

En el Templo de la Compañía también se realizó la misa del mediodía llena de feligreses.

Afuera, en la calle, se vendieron los pays de siempre, sin ninguna cubierta.

En el Templo de San Diego la eucaristía se efectuó con normalidad, llena también. El sacerdote dio la comunión en la boca como es usual.

En el templo de San Francisco, que de igual manera estuvo lleno, tampoco hubo cambios en la misa de 12.

En los tres últimos templos no se observó a nadie que usara cubrebocas, en un recorrido que hizo a.m.

Tercero, reseña de un artículo en el que se menciona que Mons. Lázaro Pérez, obispo de Celaya, celebró la Santa Misa y distribuyó la comunión en la boca sin reparo alguno. Información de AM.com, Abr-27-2009.

El obispo de Celaya, Lázaro Pérez, realizó de manera habitual la Eucaristía y la entrega de la comunión en la boca a los feligreses en la Catedral de Celaya.

El líder católico dijo al concluir la Misa que la gente debe seguir las recomendaciones de los médicos y de la Secretaría de Salud.

“Aquí ¿por qué vamos a alarmar a la gente?, vamos a prevenir”.

Para conocer más sobre este tema, Monseñor se acercó a un médico para que le brindara la información necesaria.

“Lo más seguro es el tapabocas, en segundo que mientras no se conozca un caso en específico en el estado, es tranquilo, aunque no se asegura que no va a llegar”.

Pidió a la población no alarmarse y seguir los consejos de médicos.

“Tenemos que ir a los médicos, a la Secretaría de Salud, sigan los informes que está dando la Secretaría, porque están en constante comunicación con el Gobierno.

“Que la gente escuche a quienes saben, en este caso a los médicos; hay que hacer caso con las medidas que digan”.

Ante la situación que se está viviendo en el País por el virus de la influenza, y toda vez que la Arquidiócesis de México canceló las Misas este domingo en los templos del Distrito Federal, en Celaya las misas se realizaron en sus horarios normales.

Hasta el momento no se han presentado casos de influenza en Celaya, el Obispo pidió a la población no alarmarse.

Aunque en León la Iglesia tomó medidas de prevención como abreviar las misas y se sugirió a los sacerdotes entregar las Hostias en la mano, en la ciudad las misas en los templos de la Zona Centro se realizaron de manera normal, inclusive los templos lucieron llenos y las personas no traían consigo tapabocas.