Sunday, April 26, 2009

Un Domingo sin ser de precepto en Ciudad de México. ¿Causa de recepción obligatoria de la comunión en la mano?


Como para que nos vayamos ambientando cuando se suprima el Sacrificio perpetuo (cf. Dan 8, 11).

Información de SIAME, Abr-26-2009.

Claman a la Guadalupana por México.
domingo, 26 de abril de 2009
Mauricio Carmona R.


A puerta cerrada y con la presencia de solo algunas religiosas y sacerdotes, se realizó una sobria Misa en la Basílica de Guadalupe en la que se oró por México pidiendo el auxilio de la Virgen Morena “ante el difícil momento que azota nuestra nación”

Presidida por el rector del Santuario Mons. Diego Monroy, la celebración de apenas 25 minutos de duración fue escenario para clamar a la Guadalupana por la nación mexicana que atraviesa un “momento difícil”, debido a la propagación del virus de la influenza porcina, sobretodo en el Distrito Federal, el Estado de México y San Luis Potosí.

Como se hiciera en 1695 con la histórica peste de cólera que azotó la ciudad de México, o bien en 1737 ó 1850 con otras adversidades sanitarias que pusieron en gran peligro la capital del país, el rector del santuario mariano imploró a la Virgen de Guadalupe confianza y salud para la nación, “no solo la epidemia que hoy nos afecta, sino también por las epidemias de la corrupción, del narcotráfico, de la violencia, del odio que también flagelan a nuestro querido México”.

En ese contexto, monseñor Monroy recordó que Dios nos trata al hombre con amor y por ello “nuestra confianza debe estar puesta en él y en la eficaz intercesión de la Morenita”.

Aunque las puertas de la Basílica permanecen abiertas, no se llevarán a cabo celebraciones en éste día. Por otro lado, los peregrinos que acudan al santuario lleguen a presentar algún síntoma durante su visita al recinto, podrán dirigirse al servicio médico permanente que se encuentra en el mismo atrio.

Para concluir la sobria celebración, los sacerdotes y asistentes elevaron una plegaria a la Virgen de Guadalupe, escrita por el cardenal Norberto Rivera Carrera y que se ha solicitado rezar en todos los hogares:


“Santa María de Guadalupe… A ti que velas por nosotros con maternal intercesión y procuras siempre tu eficaz ayuda, suplicamos tu protección y auxilio para superar pronto esta epidemia que ha venido a afectar nuestra nación. Cúbrenos con tu manto, líbranos de este mal.

“Ruega por todas las autoridades y por quienes tienen poder de decisión para que sepan establecer medidas y prioridades para prevenir y ayudar a toda la población, en particular a quienes son más vulnerables.

Concédenos prudencia y serenidad para actuar con mucha responsabilidad y así evitar ser contagiados o contagiar.

Socorre al personal de salud, vela por la recuperación de los enfermos y sé consuelo de quien se encuentran en duelo.

Madre del Verdadero Dios por quien se vive, Tú que nos has rescatado de otras plagas,

encomiéndanos a la misericordia de Aquel que nos sanó con Sus llagas y nos libró de la muerte con Su Resurrección. Enséñanos a unir nuestro dolor al Suyo para hallarle sentido redentor y salir de esta adversidad fortalecidos en la fe, la esperanza y el amor. Amén”.

Pregunta: Como resultado por la propagación del virus de influenza porcina en México, ¿sera mandatoria/obligatoria la recepción de la comunión en la mano? Lo preguntamos porque como está prohibido obligar a algún fiel a recibir la sagrada comunión en la mano... (ver aquí). En todo caso, creemos que será así, ya que en el mismo sitio de internet de la Basílica de Guadalupe ya se ha informado que no se distribuirá la comunión en la mano. Por lo menos eso para la Basílica de Guadalupe, ¿y para los demás lugares de culto?:

Durante las Celebraciones, en el momento de la paz, se pide a los feligreses que eviten dar la mano y solamente realicen una reverencia entre si. Para la comunión se pide a los feligreses que se dispongan a recibirla en la mano izquierda y la lleven a su boca con la mano derecha.

El comunicado de prensa de la Arquidiócesis de México, Abr-25-2009, en el cual se da cuenta de la dispensa del precepto hecha por el Card. Norberto Rivera Carrera, puede ser visto aquí y aquí.





Actualización Abr-26-2009 (17:31 UTC): ¡Lamentable!, con la disculpa de la influenza porcina ya se registra abusos litúrgicos.

Información de Notisistema.com:

Celebran misas pese a restricciones en el DF

A pesar de que la Arquidiócesis Primada de México anunció que este domingo se suspendería la celebración de misas en el Distrito Federal por el brote de influenza porcina, en algunos templos sí se oficiaron ceremonias religiosas.

En las iglesias del poniente de la ciudad como la de la Asunción en Santa Fe y la de San Rafael en la colonia El Cuernito, se observó que los párrocos sí celebraron la misa de 8:00 horas y que los recintos religiosos se encontraban casi llenos.

Ante el estado de emergencia sanitaria, las misas que se celebran este domingo en el templo de La Asunción, en Hacienda de Echegaray, se realizan con algunas medidas precautorias.

El padre con tapabocas oficio la misa de las 10:00 horas a la que acudieron unas 50 personas con algunas modalidades; al momento de dar el saludo de paz, la gente no se dio la mano, simplemente miró a cada uno de sus vecinos.

Además, a la hora de la comunión, el padre no toco las ostias, cada feligrés la tomó de la copa, recibiendo la bendición a distancia del párroco. Cabe señalar que la mayoría de los asistentes a esta misa portaba cubrebocas.

Sin embargo en otros templos religiosos cientos de feligreses que no se enteraron de la suspensión de misas este domingo se encontraron con iglesias abiertas, pero sin que se oficiara misa.

El vocero de la Arquidiócesis Primada de México, José de Jesús Aguilar, informó que la medida estaba prevista sólo para la capital del país, pero que podría hacerse extensiva hacia otros sitios.

La Arquidiócesis Primada de México informó que también se suspenderán las actividades académicas y formativas del Seminario Conciliar hasta nuevo aviso, como un modo preventivo para los estudiantes.

Card. Castrillón: “Williamson se retractó, pero no es suficiente”



En alguna otra ocasión hemos lamentado la forma en que los medios masivos de comunicación de Colombia desperdician las oportunidades en que el Card. Darío Castrillón Hoyos les concede entrevistas, ya que prácticamente no le preguntan nada sobre su trabajo como presidente de la Pontificia Comisión «Ecclesia Dei», sino más bien se remiten a preguntarle sobre asuntos internos que sólo les interesa a los colombianos, y en esta ocasión no ha sido diferente.

El Card. Castrillón ha concedido una entrevista a la revista Semana, Abr-25-2009, de cual casi nada nuevo podemos resaltar. Sin embargo, en el curso de la misma, por primera vez afirma que la retractación del obispo Richard Williamson no es suficiente. Por otro lado, hace alusión al motu proprio Summorum Pontificum, diciendo que “el Sumo Pontifice permitió celebrar misa antigua si un grupo estable de fieles la pide”, lo cual (si la entrevista fuera conducida por un conocedor del tema) hubiera dado pie para peguntarle sobre la suerte del documento interpretativo del motu proprio, o por lo menos que nos adelantara cual es la definición que se da de “grupo estable” en ese documento. Reafirma el Card. Castrillón que de las declaraciones de Williamson a la televisión sueca sólo se enteró en Feb-05-2009, y de paso las pone en en sus justas proporciones, a saber: no son “negacionistas”, como vulgarmente ha dicho el grueso de la prensa, sino “reduccionistas”, lo cual hubiera dado pie para preguntar sobre un asunto que si es atinente a la regularización de la FSSPX/SSPX, como es el que haya incrustados dentro de esa fraternidad miembros que son mentevacantistas y/o criptovacantistas (asunto al cual ya había aludido el Card. Castrillón en una entrevista radial para Colombia). En otra respuesta, afirma el Card. Castrillón que “Los diálogos con los lefebvrianos no han comenzado”, lo cual hubiera dado pie para preguntarle si es cierto que seran llevadas por escrito y si es cierto que dichas conversaciones podrían iniciar en el próximo verano. En fin, una oportunidad mas, desaprovechada...

Aquí los apartes que consideramos rescatables de la entrevista del Card. Castrillón a Semana.

Semana: ¿En qué terminó el incidente entre el Vaticano y la comunidad judía mundial por quitarle la ex comunión a la Iglesia lefebvriana, en especial al obispo Richard Williamson?

M.D.C.: Este incidente se presentó por el conocimiento tardío de unas declaraciones dadas por el obispo Williamson sobre el reduccionismo del Holocausto, que ni el Santo Padre ni quienes estábamos en la negociación supimos. Hubo gente que manipuló los hechos. Este proceso comenzó en 2000. Yo hablaba sólo con el abate superior general, Bernard Fellay, y todo lo discutido, punto por punto, lo sabía el Santo Padre, el departamento de peritos, rectores y decanos de las cuatro principales universidades. Todo está en nuestras actas. El 21 de enero pasado llegamos a culminar la parte más difícil para comenzar los diálogos: el Sumo Pontifice permitió celebrar misa antigua si un grupo estable de fieles la pide. Y el segundo paso fue levantar la ex comunión de los obispos.

Semana: Pero dentro de ese grupo estaba el obispo Williamson, quien afirmó en una entrevista que las cámaras de gas no existieron y que no murieron seis millones de judíos en los campos de exterminio nazis sino entre 200.000 y 300.000.

M.D.C.: Hay que separar los problemas. Las declaraciones inaceptables que Williamson dio en 1989 no niegan el Holocausto, lo reducen en una forma inaceptable en el número de víctimas, y con eso ofendieron a la comunidad judía y a las personas y familiares que tuvieron que padecer esa atrocidad. Esas declaraciones no tienen que ver con la excomunión. A él no lo excomulgaron por desconocer, ya sea por ignorancia, por negación, por mala voluntad, ese hecho histórico contra el ser humano que la Iglesia ya juzgó como atroz, inmoral y lamentable. Y como lo dijo el Papa, fue un incidente imprevisible y lamentable.

Semana: Usted, que es la persona que más los conoce en el Vaticano, ¿no sabía de la posición de Williamson?

M.D.C.: Nadie las conocía. Sólo supe de ellas por la prensa el 5 de febrero, cuando ya se había firmado el decreto para levantar la excomunión. Ni el Santo Padre, que desde antes de ser elegido era miembro de mi Comisión y conocía perfectamente lo que estábamos haciendo, ni los otros miembros las habíamos escuchado. El problema son las interpretaciones dadas en el sentido de si quitar la ex comunión fue un acto antisemita, lo que no tiene nada que ver.

Semana: Pero eso fue lo que causó la polémica mundial.

M.D.C.: Ellos fueron excomulgados exclusivamente por haber sido ordenados sin permiso. Después de todas las consultas técnicas, teológicas y jurídicas, se llegó a lo que el Santo Padre, quien nosotros creemos tiene la luz del Espíritu Santo, quería. Pero todavía no se regulariza completamente la situación de los obispos lefebvrianos: ya no están excomulgados, pero no están regularizados.

Semana: ¿Por fortuna para usted, Williamson ya se retractó?

M.D.C.: Él se retracto, pero no es suficiente. No se trata de pedir perdón a las personas, ni a su comunidad ni a la Iglesia, sino de cambiar afirmaciones que no son aceptables ni por los hechos ni por una verdad irrefutable ni por la Iglesia. Dio una disculpa insuficiente.

Semana: Algunos dicen que usted fue usado como un fusible para mitigar el problema

M.D.C.: Eso no es cierto. No tengo nada que ver en un problema de un señor que niega un hecho histórico. Los diálogos con los lefebvrianos no han comenzado. Jesucristo nos dijo que fuéramos uno. Con el papa Juan Pablo II, y ahora con Benedicto, hemos tratado de buscar esa unión, de volver a tejer la túnica de la Iglesia unida con los que se separaron en razón de los cambios litúrgicos y las interpretaciones. Yo sigo con todo entusiasmo y en eso estamos, esperando esos diálogos.

Semana: ¿Quedaron afectadas sus relaciones con el Papa?

M.D.C.: Nunca estuvieron afectadas, nunca hubo problemas con el Santo Padre. Las dificultades fueron aclaradas de inmediato.

Semana: ¿Va a seguir en su cargo?

M.D.C.: Cuando nosotros cumplimos 80 años nos retiramos, no tenemos que renunciar. No nos sentimos obligados a volver.

A raíz de esta entrevista también nos hemos enterado de que el Presidente de Colombia, Alvaro Uribe, visitará pronto a Benedicto XVI, y con dicho motivo el Card. Castrillón celebrará una Misa en Abr-30-2009 con la asistencia de Uribe en la iglesia de Santa Ana de Roma, pero no según la Forma Extraordinaria. Información provista por la presidencia de la Republica de Colombia en su sitio de internet.