Saturday, April 11, 2009

¡Resurrexi, et adhuc tecum sum, alleluja!



¡Que lo sepan todos: Resucitó!













¡Felices Pascuas para todos!
Respuesta del cardenal Norberto Rivera Carrera y sus obispos auxiliares a la carta de su Santidad

Se dió a conocer en Abr-09-2009 por medio del Sistema Informativo de la Arquidiocesis de México, SIAME; la reacción del Card. Arzobispo de Ciudad de México, Card. Norberto Rivera Carrera, a la reciente carta de Benedicto XVI a los Obispos con relación al levantamiento de las excomuniones a los obispos de la FSSPX/SSPX.

Santo Padre:

Junto con mis Obispos Auxiliares y el Presbiterio de esta Arquidiócesis hemos leído la conmovedora carta que envió a los obispos de la Iglesia Católica. En primer lugar, queremos, agradecer a su Santidad, desde lo más profundo del corazón este emotivo gesto de humildad por el que Usted, con toda claridad expone las razones y los sentimientos que lo llevaron a tener un acto de misericordia al decidir, no sin una larga consideración de más de veinte años, la remisión de la excomunión a los cuatro obispos ordenados ilícitamente por el arzobispo Lefevre.

Concelebrando la Solemne Misa Crismal queremos manifestarle que comprendemos la tristeza que embargó a Su Santidad cuando un gesto de magnanimidad fue convertido por los enemigos de la Iglesia, y peor aún, por algunos miembros de la misma comunidad católica en un motivo para atacarlo y herirlo con gran hostilidad acusándolo de estar cancelando la reconciliación entre cristianos y judíos y destruyendo el legado que el Concilio había construido.

Los obispos católicos, tenemos claro, Santo Padre, el deber del sucesor de Pedro que Usted nos recuerda en su carta: confirmar a los hermanos en la fe, hacer presente a Dios en el mundo y abrir los hombres y mujeres los caminos que conducen a Él. Su misión no es otra que la de hacer presente el rostro de Dios cuyo amor fue llevado hasta el extremo en Jesucristo crucificado y resucitado que hoy hemos celebrado en esta Santa Misa Crismal, y esta encomienda no es posible sin el testimonio del perdón y de unidad en el que se ha empeñado.

Usted, Santidad, como discípulo del Señor Jesús, ha decidido tomar la cruz más pesada que puede cargar un cristiano: el ministerio petrino, y camina decidido detrás de Él hasta el Calvario. En el vía crucis que recorre no cesan los ataques y los insultos, las comparaciones insidiosas y la intolerancia sin recato de aquellos que ante el mundo aparecen con el disfraz de liberales y tolerantes. Todos sus enemigos se suben al vendaval de los medios de comunicación para amplificar las palabras de odio y condena, para derramar hiel y resentimiento; pero Usted, Santo Padre, sabe bien que no está solo, tiene la fuerza de Cristo que en su Cruz ha destruido todo odio, tiene la luz del Espíritu Santo que lo anima en su misión profética en el mundo, tiene la fidelidad intacta de tantos obispos y sacerdotes que tenemos en Usted un ejemplo de pastor y maestro, tiene la lealtad y el cariño del pueblo sencillo de Dios que lo ama y a diario lo cobija con el manto consolador de la oración.

México, Santo Padre, en concreto, esta Arquidiócesis de México, quiere permanecer siempre fiel al sucesor de Pedro, quiere que experimente nuestro amor, admiración y respeto. Usted es Pedro, sobre esta roca el Señor edifica su Iglesia; y sabe bien, Santidad, que contra la Iglesia de Jesucristo nunca prevalecerán los poderes del infierno, ni podrán las asechanzas del maligno.

En esta magna celebración en la que hemos conmemorado al Ungido, al Mesías que nos ha redimido, unido a mis obispos auxiliares, al presbiterio y los fieles de la Arquidiócesis de México, reciba, Santo Padre nuestra adhesión y comunión, y nuestra inquebrantable fidelidad. Que Dios nuestro Señor y Santa María de Guadalupe lo conserven entre nosotros y lo libren de sus enemigos.

+ Norberto. Card. Rivera Carrera
Arzobispo Primado de México

+ Mons. Armando Florencio Colín Cruz

+ Mons. Carlos Briseño Arch

+ Mons. Felipe Tejeda García

+ Mons. Antonio Ortega Franco

+ Mons. Francisco Clavel Gil

+ Mons. Jonás Guerrero Corona

Santa Iglesia Catedral de México

Jueves santo 9 de abril de 2009

Card. Levada habla de la situación de la FSSPX/SSPX


Como saben todos Uds., según manifestó el Papa en su reciente carta a los obispos, la Pontificia Comisión «Ecclesia Dei» será anexada a la Sagrada Congregación para la Doctrina de la Fe, cuyo actual Prefecto es el Card. Levada.

Pues bien, desde la aparición de la carta, el Card. Levada no había hablado al respecto de la reestructuración de «Ecclesia Dei» ni de la nueva tarea que ahora tendrá la Congregación para la Doctrina de la Fe. Ahora ha aparecido un artículo en TIME, Abr-09-2009, basado en una entrevista concedida por el Card. Levada a esa revista en el cual se lee:

[...] El jefe doctrinal Vaticano, Cardenal Levada dice a TIME, que diferencias importantes y potencialmente insuperables, separan todavía al Vaticano y al grupo conocido como la Sociedad de San Pío X.

Interesante que el Card. Levada vea diferencias “potencialmente insuperables” entre la FSSPX/SSPX y el Vaticano, siendo la misma persona que cuando era arzobispo de San Francisco, no vió ningún inconveniente en conceder dentro de su jurisdicción, facultades a los sacerdotes de la Asociación Católica Patriótica (ver aquí), es decir, la cismática, comunista, proabortista, que en cuyos estatutos se declara plenamente independiente del control del Papa, y totalmente controlada por el estado, “iglesia” de China; hecho que no consideró “potencialmente insuperable” en aquel entonces el Card. Levada.