Wednesday, April 08, 2009

El “Católico” Blair sobre la Iglesia y los homosexuales


El orador mejor pago del planeta, exprimer ministro británico, el “Católico” Tony Blair ha hecho unas particulares declaraciones sobre la posisión de la Iglesia en relación a los homosexuales.

Así informa DPA, Abr-08-2009, vía Milenio de México.

Londres.- El ex primer ministro británico Tony Blair criticó al Papa por su postura frente a la homosexualidad: el Vaticano debe reflexionar sobre su "inflexible" opinión, dijo en una entrevista que publica hoy la revista británica de temática homosexual "Attitude".

La visión del Papa y del Vaticano sobre los derechos de gays y lesbianas ya no concuerda con la posición más tolerante de la mayoría de los católicos.

Blair dejó el cargo de premier británico hace dos años y a continuación se convirtió al catolicismo. Durante su periodo en el cargo introdujo el matrimonio homosexual en el país, que según el Vaticano constituye un pecado.

La Iglesia católica podría reformarse, opina Blair, de forma similar a como lo hizo el Partido Laborista, dijo en relación a su formación política.

"Las religiones se enfrentan a los mismos dilemas que los partidos políticos cuando cambia el entorno", dijo el ex primer ministro.

Hace algunos meses un discurso del Papa en el que se pronunció contra las relaciones entre personas del mismo sexo provocó la indignación de la comunidad homosexual.

Y así informa EFE, Abr-08-2009, vía La Vanguardia de Barcelona.

Londres. (EFE).- El ex primer ministro británico Tony Blair critica en una entrevista la actitud del Vaticano y del Papa actual hacia los homosexuales, que califica de más "cerrada" y menos tolerante que las de la mayoría del pueblo católico.

En declaraciones a la revista "Attitude", destinada a un público gay, Blair, que se convirtió al catolicismo tras dejar su cargo hace dos años, da a entender que la Iglesia debería reformarse como él reformó en su día al Partido Laborista británico.

"Las religiones organizadas están ante el mismo dilema que los partidos políticos cuando se enfrentan a circunstancias cambiantes", explica el político.

Una actitud, dice, es tratar de conservar a los votantes tradicionales por miedo a perder lo que se tiene y otra es "aceptar que el mundo está cambiando" e intentar "liderar el cambio y conectar con la gente".

Los comentarios de Blair representan una fuerte crítica hacia el Vaticano, que se opone al matrimonio entre homosexuales y califica las relaciones homosexuales activas de pecaminosas.

El año pasado, el papa Benedicto XVI causó fuerte irritación en la comunidad gay al dar a entender que la tolerancia de la homosexualidad representaba un peligro para la humanidad equivalente a la destrucción de la selva virgen. "Hay una gran foso generacional. Tal vez los líderes religiosos temen que si uno cede (en materia de homosexualidad), dado que las actitudes y las opiniones evolucionan con el tiempo, nunca se sabe a dónde se va a llegar.", comenta el ex líder laborista. "Pero si uno preguntase a la congregación (de católicos), creo que se descubriría que su fe no está anclada en actitudes tan cerradas", agrega Blair.

Durante la etapa de Blair como primer ministro se aprobaron en Gran Bretaña leyes favorables a los homosexuales como la legalización de las alianzas civiles entre personas del mismo sexo y la equiparación de la edad de consentimiento para actos homosexuales con la que rige para las relaciones heterosexuales.