Monday, March 30, 2009

Cada vez más británicos acuden al “des-bautizo”


Información de agencia ANSA, Mar-30-2009, vía La Tercera de Chile.

Cada vez más británicos acuden al "des-bautizo"

La campaña de ateísmo ha tenido gran repercusión en Inglaterra.

por Ansa 30/03/2009 - 15:51

Al menos 100.000 británicos descargaron por internet "certificados de des-bautismo" para renunciar para siempre a la fe cristiana, tras una campaña de ateísmo lanzada en Gran Bretaña, que está cobrando fuerza también en países como España, Italia y Argentina.

La iniciativa, creada por un grupo llamado "Sociedad Secular Nacional" (NSS), fue lanzada en medio de otras campañas de ateísmo en el país, incluida una con afiches por los autobuses de Londres que leían "Probablemente no hay Dios".

"Ahora producimos un certificado y hemos vendido 1.500 unidades a tres libras cada uno", declaró el presidente del NSS, Terry Sanderson.

Uno de los primeros en descargar el "certificado de des-bautismo" fue el londinense John Hunt, de 58 años, quien dijo que era demasiado pequeño (cinco meses) para tomar una decisión sobre su bautismo.

Por su parte, Michael Evans, de 66 años y otros de los "des-bautizados", declaró que el bautismo de pequeños es una forma de abuso de menores" y agregó que cuando se quejó ante la Iglesia donde había sido bautizado, se le informó que elevara su caso a la Corte Europea de Derechos Humanos.

En tanto, la Iglesia de Inglaterra indicó que no cambiará su posición oficial sobre los récord de bautismo.

"Renunciar al bautismo es un tema entre el individuo y Dios", declaró una fuente eclesiástica en Londres. "Nosotros no somos una Iglesia 'de socios', con carnets de suscriptores", agregó.

CAMPAÑA PRO IGLESIA

Las organizaciones seculares en Gran Bretaña consideran que la iniciativa de "des-bautismo" es una medida contra lo que consideran es una "campaña ruidosa" de las Iglesias para reclutar a fieles, como también de la posición de la Iglesia Católica contra el uso del preservativo para prevenir el Sida.

"La Iglesia Católica está siendo tan activa políticamente que está creciendo la hostilidad en su contra. En países católicos está creciendo el sentimiento de rebelión contra la Iglesia, y muchos la están abandonando", declaró Sanderson.

En Gran Bretaña, Sanderson afirmó que la "hostilidad" contra la Iglesia está impulsando el movimiento de "des-bautismo".

Sin embargo, el teólogo Paul Murray, de la Universidad de Durham (norte de Inglaterra), se mostró en desacuerdo con esa posición y dijo que sigue habiendo una fuerte aceptación de la Iglesia.

"Estamos viendo un clima en el cual el Catolicismo y otros sistemas de creencias religiosas han entrado a la arena pública y pluralista, junto a grupos seculares", destacó.

Según la Sociedad Secular Nacional de Gran Bretaña, el movimiento de "des-bautismo" ya está contando con muchos adeptos en países como España, Italia y Argentina.

"El hecho de que haya gente que pague por certificados de des-bautismo, demuestra cuán seriamente consideran el tema", concluyó Sanderson.

Hans Küng: “El Papa debería inspirarse en Obama”


¡Dios de las venganzas, Yahveh, Dios de las venganzas, aparece!
¡Levántate, juez de la tierra, da su merecido a los soberbios!
¿Hasta cuándo los impíos, Yahveh, hasta cuándo triunfarán los impíos?
Cacarean, dicen insolencias, se pavonean todos los agentes de mal.
A tu pueblo, Yahveh, aplastan, a tu heredad humillan.

Sal 93, 1-5




Entrevista a Hans Küng para el suplemento mensual Lecturas de Abril de 2009 del periódico El Tiempo de Colombia.

El Papa levantó la excomunión a cuatro obispos de la orden del rebelde Lefebvre; ahora le exige a Richard Williamson que se retracte de su negación del holocausto y se disculpe con el pueblo judío. ¿Cómo lo interpreta?

Todo lo ocurrido es un discurso lleno de errores y lo que ha seguido a partir de ello, lo interpreto como una especie de estrategia para remendar lo sucedido. Lo claro es que el Papa cometió un error, verdaderamente garrafal, al acoger nuevamente en la Iglesia a esos cuatro obispos, que no solamente tenían y tienen una actitud antisemita manifiesta, sino que también presentan fuertes tendencias de intolerancia frente a otras religiones, como la musulmana, frente a la libertad de conciencia en general y el entendimiento de la Iglesia Católica con la Evangélica e incluso con las reformas litúrgicas necesarias al interior de la propia Iglesia.

Durante el desarrollo del escándalo, fuentes del Vaticano expresaron abiertamente que lo sucedido se debió en parte a un grave problema de comunicación y asesoramiento del Papa. ¿Cree que el Papa realmente no conocía las declaraciones del obispo Williamson?

Puede ser que no estuviera puntualmente informado sobre esas específicas y recientes declaraciones de Williamson antes de su rehabilitación, pero ello no puede en ningún caso servir de excusa, puesto que el Papa sí estaba perfectamente informado de qué tipo de creencias ultraconservadoras mueven el accionar de Williamson y los demás obispos de esa comunidad.

Pero el escándalo se desató no tanto por la rehabilitación de los obispos, como por la negación del holocausto de Williamson. ¿Como juzga la actuación en ese aspecto del cardenal colombiano Darío Castrillón?

Ante todo es necesario entender que una cosa es el escándalo coyuntural y otra, más profunda, el daño a la Iglesia. En referencia a lo primero, sobresale la ineficacia demostrada por los asesores de Benedicto XVI. El Cardenal es definitivamente corresponsable de lo sucedido porque él era y es quien tiene a su cargo la Comisión que maneja las relaciones con esos obispos.

Es decir, ¿piensa que el cardenal Castrillón fue ineficaz en su función de asesorar al Papa?

Ya lo he dicho. La corresponsabilidad allí es evidente. Pero no me quiero seguir refiriendo a un cardenal que no conozco, ni me interesa conocer en lo más mínimo. Aquí de lo que se trata es de que quien firmó la rehabilitación fue el Papa. El Papa cometió el error al acoger nuevamente en la Iglesia a esos obispos y de ese error principal y primario se desencadenó el escándalo y la crisis y en consecuencia corresponde al Papa desenredar ese nudo.

¿Ha quedado desenredado con la decisión del Papa de exigir a Williamson que retire sus palabras y ofrezca excusas al pueblo judío, como lo hizo Benedicto XVI inmediatamente después de que la crisis escalara con la decisión del Rabinato Judío de suspender el diálogo con la Iglesia?

No es suficiente. Lo verdaderamente indispensable es que sea el Papa quien ofrezca disculpas personales por el error cometido y las consecuencias que ello desató, y que además no demore más lo que todos estamos esperando y es que devuelva sus pasos y declare no válida la rehabilitación de Williamson.

¿Cree que el Papa lo hará? ¿Que excomulgara nuevamente a Williamson?

Eso todavía está por verse. Lo cierto es que el Papa no puede ignorar por más tiempo el intenso clamor de que lo que se espera de él es que no se aferre a toda esa gente que representa una Iglesia de la Edad Media y se opone a las reformas sustanciales que necesita la comunidad eclesiástica.

¿Qué papel jugó la intervención de la canciller alemana Merkel en los asuntos del Vaticano, cuando en una dura declaración casi le exigió al Papa que tomara posición de una vez por todas?

La posición de Merkel es trascendente puesto que fue una llamada de alerta a la Curia Romana de que sus actuaciones también pueden generar grandes dificultades políticas. Al hacer ese enérgico llamado al Papa la Canciller representó a millones de católicos y de protestantes alemanes acerca de lo que estaba ocurriendo. Naturalmente también quiso dejar en claro que como gobernante alemana no podía permitir dobles sentidos en cuanto a la relación que debe existir entre alemanes y judíos.

¿En qué medida surtió efecto la posición de Merkel en El Vaticano?

Sin duda alguna la crítica de Merkel fue la que contribuyó a que el Papa exigiera a Williamson que se retracte. Eso lo movió a hacerlo. Puede ser que en El Vaticano no se tome en cuenta o no se le dé mucho significado a la opinión de un teólogo que se declara en contra de esa indeseable política de restauración de las relaciones plenas con esos obispos, pero sí les fue imposible ignorar lo dicho por una política de ese calibre, sobre todo porque provino de la jefe de Gobierno del país del Papa y más aún, de la jefe de Gobierno del país donde se produjo el holocausto y cuya política y moral se basa en no olvidar nunca lo sucedido, precisamente para que nunca vuelva a suceder. A raíz de las palabras de Merkel y con todo el efecto de prensa negativa que eso le trajo al Vaticano, el Papa entró en un schock que lo sacudió. Pero lo importante es que no se quede allí, sino que asuma el liderazgo que la Iglesia necesita.

Dijo hace un momento que una cosa era el escándalo y otra el daño a la Iglesia. ¿A qué se refiere?

Lo sucedido es solamente la punta del iceberg de una posición papal que debe ser corregida por el mismo y además urgentemente. No solamente en este caso el Papa ha dado muestras del giro a la derecha que está dando El Vaticano durante su apostolado. Un giro reaccionario que no le sirve sino a la rama conservadora y que logra fraccionar más y más a la comunidad católica. El giro reaccionario se siente en muchas de las decisiones del Papa; por ejemplo en el bloqueo que se le da a muchas de las reformas trascendentes que contempló el Concilio Vaticano. El cardenal Ratzinger era un exponente de la línea conservadora del Vaticano y fue elegido papa por los cardenales más conservadores. El sistema entonces se ha centralizado mucho más para servirle a ese giro a la derecha. Por eso ahora la crisis en que entró El Vaticano debe ser la oportunidad para que el Papa rectifique la marcha y pastorée la Iglesia en el presente y hacia el futuro y no hacia el retroceso.

Concretamente, ¿qué otras deficiencias o errores ve usted en la actuación de Benedicto XVI?

El Papa debe dejar de ver el mundo y la religión católica solamente desde la perspectiva estrecha del Vaticano. Debe ver, por ejemplo, el estado miserable de la Iglesia en regiones como América Latina, por ejemplo, donde existe, hace años, una gravísima escasez de sacerdotes, lo que hace imprescindible que se dé vía a la medida de aceptar sacerdotes casados o mujeres sacerdotes. Ese tipo de asuntos son los imprescindibles y no pueden depender de la decisión a favor o en contra de un solo hombre. La Iglesia no es una marca sino una comunidad de millones de hombres y mujeres y niños que esperan y necesitan reformas. ¡La Iglesia no es solo los pocos miles de afortunados que pueden viajar al Vaticano a aplaudir al Papa en sus apariciones dominicales!

Usted siempre ha sido muy crítico de la posición conservadora de la Curia y también de las convicciones sobre la Iglesia de su ex colega en teología Joseph Ratzinger, pero ahora su decepción se siente muy profunda...

Preocupa mucho la actitud del Papa. Poco después que Joseph Ratzinger fuera elegido papa, tuve una larga conversación de cuatro horas con él. Fue un diálogo del que salí esperanzado y alegre. Él es muy inteligente y supremamente docto en la Teología y podría hacer mucho bien. Sin embargo los hechos dicen que hasta ahora ciertamente no ha contribuido a frenar ese curso reaccionario que hace tanto daño a la Iglesia y en resumidas cuentas a la fe. Todavía estamos esperando que tome decisiones trascendentales que hacen mucha falta, por ejemplo en lo que se refiere a los divorciados o sobre ordenación de mujeres o sacerdotes casados o frente al ecumenismo, pero nada de eso ha sucedido sino todo lo contrario. Para darse cuenta de que las cosas no marchan bien no hacen falta escándalos, sino saber cómo funciona El Vaticano.

¿Cómo funciona El Vaticano?

Como una especie de Corte donde el número uno es monarca absoluto. Por eso bien se puede asegurar que la sede de la Iglesia es comparable con un sistema feudal en el que no existe Parlamento, un Tribunal que vigile, juzgue, participe, cogobierne. El Papa es al tiempo el legislador, el jefe de Gobierno, el hacedor de leyes. El Papa puede hacer, literalmente, lo que quiera. En ese sentido puede hacer muchas cosas positivas. Si así lo quisiera podría disponer mañana mismo la ordenación de laicos, la de mujeres, el uso de la píldora anticonceptiva, podría incentivar el ecumenismo y el diálogo con religiones diferentes a las cristianas y no restringirlo y dificultarlo como ha sucedido.

En una entrevista con la prensa alemana le recomendó al Papa que se inspire en el nuevo presidente estadounidense. Qué debería, según su criterio, aprender Benedicto XVI de Obama?

Debería ver en Obama el ejemplo de un hombre que se apartó de la política de su antecesor que estaba basada en el lema de "el que no está con nosotros está contra nosotros". Obama ha declarado el fin de esa intervención absurda en Irak, que generó tanto odio y destrucción, además está trabajando para restablecer el diálogo con los musulmanes y explorando caminos reales para la resolución del conflicto palestino además y muy importante ha hablado claramente de los problemas que aquejan a EE.UU., no ha tapado la crisis sino que la ha expuesto como una por solucionar entre todos. Esa actitud sana de no ver el mundo a través de una posición de "nosotros somos los que tomamos las decisiones en el mundo" le ha dado un aire nuevo y fresco a la sociedad estadounidense. La Iglesia necesita hoy posiciones valientes como las de Obama.

¿Se ha comunicado con el Papa después de la conversación en 2005?

Mantenemos una comunicación epistolar cordial.

¿Le ha pedido consejo?

Mantenemos comunicación epistolar sobre cuestiones teologales.

Si en esta coyuntura el Papa le solicitara consejo, ¿cuál le daría?

Que se inspire en Obama, que deje de escribir tantos libros, para tener más tiempo de observar la Iglesia y el mundo como son hoy y que apoye verdaderamente el Concilio Vaticano, no sólo teórica sino efectivamente.

¿Se irá Lombardi? (II)



Lo referíamos en nuestra entrada inmediatamente anterior, y lo volvemos a hacer. En esta ocasión de un artículo de Paolo Rodari para Il Riformista, Mar-25-2009 (PDF aquí). Dice Rodari que el P. Lombardi renunciaría después de la visita de Benedicto XVI a Tierra Santa.



Entradas relacionadas: ¿Se irá Lombardi? (III), Andrea Tornielli reemplazaría a Federico Lombardi.