Wednesday, March 18, 2009

Aplicación de Summorum Pontificum en Limeira, Brasil


Hace rato que no nos daba tiempo de revisar la aplicación del motu proprio Summorum Pontificum en algunas diócesis, pero ahora dedicamos un pequeño espacio a ello.

Esto lo leemos del sitio de internet de la diócesis de Limeira, Brasil, con fecha Mar-13-2009.

Por eso, la referida carta [Summorum Pontificum] recuerda que para la realización de la Misa en los términos del Misal Romano Tridentino es preciso: a) que los fieles solicíten la Misa conforme al referido Misal al respectivo párroco; b) que el párroco tenga condiciones de celebrar la Misa con toda dignidad litúrgica, necesaria para que se afirme su carácter sacro y, por tanto que tenga conocimiento recto de la lengua latina y de las debidas rúbricas litúrgicas; c) que los fieles laicos tengan conocimiento de la lengua latina y de todas las exigencias litúrgicas necesarias para que la Misa sea celebrada con total dignidad; d) que el Obispo diocesano tenga el celo para que todas las exigencias litúrgicas sean efectivamente cumplidas, lo que requiere que el párroco consulte al respectivo Obispo antes de celebrar la Misa y que obtenga autorización para hacerlo. En caso de no haber condiciones para que la Misa sea celebrada en la Parroquia de origen de los fieles laicos, el Obispo Diocesano puede crear e instalar una parroquia personal, para que él mismo o alguien delegado por él, celebre la Misa en los términos del Misal Romano Tridentino, desde que todas la exigencias sean cumplidas.

¿Que copia del motu proprio Summorum Pontificum será la que nosotros tenemos?, ¡porque la carta que nosotros tenemos no habla de todas esas condiciones! En consecuencia:

En la Diócesis de Limeira jamás se negó el derecho de los fieles laicos a la Misa en los términos del Misal Romano anterior a la reforma de 1970, pero siempre se exigió que el derecho fuese efectivo consonante a las exigencias litúrgicas y jurídicas dictadas por la propia Iglesia. Por eso, el Obispo Diocesano, siguiendo las orientaciones del Núncio Apostólico en Brasil no permitió que esa Misa fuese realizada, porque no fueron encontradas las condiciones totales para su efecto.

Dignidad en la liturgia africana


La liturgia ocupa un lugar importante en la expresión de la fe de vuestras comunidades. Por lo general, estas celebraciones eclesiales son festivas y alegres, manifestando el fervor de los fieles, felices de estar juntos, como Iglesia, para alabar al Señor. Es esencial, por tanto, que la alegría demostrada no sea un obstáculo, sino un medio, para entrar en diálogo y comunión con Dios a través de una verdadera interiorización de las estructuras y las palabras que componen la liturgia, con el fin de que ésta refleje realmente lo que sucede en el corazón de los creyentes, en una unión real con todos los participantes. Un signo elocuente de ello es la dignidad de las celebraciones, sobre todo cuando tienen lugar con gran afluencia de participantes.

Benedicto XVI
Discurso durante el encuentro con los obispos de Camerún
Iglesia Cristo Rey de Tsinga - Yaundé
Miércoles 18 de marzo de 2009








Obispos autralianos en apoyo del Papa


Información de agencia FIDES, Mar-17-2009.

Sydney (Agencia Fides) - Ofrecer especiales oraciones en este tiempo cuaresmal por el Santo Padre y por la unidad de la Iglesia católica: es la invitación dirigida a los fieles australianos por Su Exc. Mons. Philip Wilson, Presidente de la Conferencia Episcopal australiana. El Arzobispo ha subrayado como Benedicto XVI, en su reciente carta dirigida a los Obispos de todo el mundo, ha manifestado su compromiso de trabajar por la unidad de la Iglesia y por la reconciliación.

Todos los fieles, ha dicho Mons. Wilson, están llamado a unirse al Santo Padre en este su esfuerzo por crear armonía en la comunidad católica, en las relaciones con las otras Iglesias cristianas y con las otras comunidades religiosas. Por tanto "en este tiempo cuaresmal, tiempo de purificación del corazón y conversión a Dios, pido a todos los fieles católicos que recuerden en la oración al Santo Padre: de este modo podremos sostenerlo en su ministerio tan laborioso".

"Os pido que recéis también - ha continuado el arzobispo - por la unidad de la Iglesia: también nosotros podemos tender las manos por la reconciliación hacia los hermanos y las hermanas que, por diversas razones, se encuentran fuera de la Iglesia, pero que muestran en su vida un auténtico amor por Cristo. De este modo las mentes y los corazones pueden cambiar”.

Mons. Wilson ha informado a continuación a los fieles que ha escrito al Santo Padre de parte de los Obispos australianos, asegurándole la solidaridad y la cercanía de toda la comunidad católica en Australia y expresando pleno apoyo en su obra de reconciliación y unidad.


Enlace útil: Comunicado de prensa de la Conferencia de Obispos Católicos de Australia, Mar-16-2009.