Thursday, March 05, 2009

¿Se quejan también los obispos alemanes del levantamiento de la excomunión a los obispos de la FSSPX/SSPX?


En nuestra entrada anterior le tocaba el turno a los obispos suizos (ver aquí), ahora le toca el turno a los obispos alemanes. Los documentos tienen elementos muy parecidos, no quisieramos creer que se hayan puesto de acuerdo, pero nos mantenemos una vez más fieles a aquello de “piensa mal y acertarás”. No nos gusta la situación, máxime cuando una conferencia episcopal está disimuladamente indicando lo que debe hacer ‘la Sede Apostólica’ o ‘el responsable en la Curia’, etc. Para ver el documento pueden hacer click sobre las imágenes inmediatamente inferiores (archivo PDF aquí).






Declaración de los obispos de Alemania
sobre el actual camino de la Iglesia Católica,
Hamburgo, 5 de Marzo de 2009


El levantamiento de la excomunión de los cuatro obispos de la Fraternidad Sacerdotal de San Pío X después de veinte años ha dado lugar a mucha discusión en Alemania y en todo el mundo, tanto dentro como fuera de la Iglesia y fue discutido en detalle durante la Asamblea General de la primavera de 2009. Hemos llegado a una reiterada opinión, a la cual le damos particular importancia.

1. La Fraternidad Sacerdotal de San Pío X se ha apartado de la Iglesia Católica. A los obispos y sacerdotes, aún después de levantada la excomunión de los obispos no les está permitido celebrar la Santa Misa u otors sacramentos. De manera especial, las ordenaciones de sacerdotes anunciadas para este año violan el órden y la ley de la Iglesia. Pediremos a la Sede Apostólica una pronta explicación de cuales son las consecuencias para un obispo que proceda con ellas. El responsable en la Curia debe hacer rapidas mejoras en la coordinación y en la comunicación con las conferencias episcopales. Esto es especialmente cierto para situaciones de conflicto.

2. La Fraternidad Sacerdotal San Pío X no está entonces en comunión con la Iglesia Católica, porque esta fuera de la tradición de la Iglesia y en rompió la unidad con el Papa. Corresponde a la Fraternidad Sacerdotal San Pío X superar el cisma por medio de un proceso de reintegración y aceptación de unidad con el Papa y la doctrina de la Iglesia. El Santo Padre Papa Benedicto XVI al levantar la excomunión de los obispos les extendió su mano como gesto de acomodación. Es responsabilidad de la Sede Apostólica determinar si la Fraternidad Sacerdotal San Pío X está preparada para afirmar y adoptar claramente las convicciones religiosas de toda la Iglesia y especialmente la enseñanza de los Papas y los concilios. Los documentos del Concilio Vaticano Segundo pertenecen a la tradición Católica y no pueden ser anulados, ni menos los textos sobre la libertad religiosa y las relaciones con las religiones no Cristianas, sobre el ecumenismo y sobre la Iglesia en el Mundo Actual y los pronunciamientos sobre la colegialidad de los obispos en su relación con la autoridad papal.

3. En dicho contexto lamentamos, que haya nacido la incertidumbre acerca del camino de la Iglesia. Hemos experimentado esto en las conversaciones y en las comunicaciones. Muchos obispos ya han dado clarificaciones en una etapa mas temprana. Las condiciones teológicas y pastorales especialmente del Concilio Vaticano Segundo son el obvio fundamento de nuestros esfuerzos para renovar espiritualmente la Iglesia en Alemania y dar respuestas de fe sobre aspectos religiosos de nuestro tiempo, nueva fuerza de palabra y de obra. Esperamos que en las pasadas semanas un nuevo interés en las dinámicas y en las orientaciones del Concilio Vaticano Segundo hayan sido despertadas. Esta es una oportunidad que queremos utilizar.

4. Especialmente deprimente es la negación del Holocausto de un obispo de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X y las correspondientes corrientes antisemíticas en la Fraternidad Sacerdotal. Falta todavía un serio distanciamiento de la parte interesada de tales actitudes inaceptables, como la Sede Apostólica misma ha llamado en una etapa anterior. El Papa Benedicto XVI en varias ocasiones ha claramente afirmado que la Iglesia Católica rechaza el actitudes antisemíticas y antijudías. Nos complace que el Santo Padre en las pasadas semanas haya podido continuar el diálogo con prominentes representativos Judíos. En Alemania, varias importantes reuniones con representantes Judíos tuvieron lugar, en las cuales hubo oportunidad de hablar abiertamente de temores y miedos y de profundizar en el compromiso mutuo. Estamos agradecidos por ello y llevamos adelante esos esfuerzos.

5. Infortunadamente, comentarios sobre los presentes eventos también fueron hechos en recientes semanas, los cuales representaron el contexto en una forma parcial y polémica. Aún dentro d ela Iglesia, hubo voces y actividades sin caridad, extremadamente parcializadas o incluso degradantes, y han dañado la unidad. Deploramos este estilo de tratar con el otro. Sobre todo, rechazamos cualquier intento de poner duda sobre la reputación y la integridad del Papa, de negar la constitución de la Iglesia Católica y de trabajar divisivamente.

Si la Fraternidad Sacerdotal San Pío X está en plena comunión con la Iglesia Católica no ha sido aún clarificado. Parece que mucho habla en contra de ello ahora. Pero no es esta la cuestión sobre la cual predominantemente actuamos, sino la preocupación por el fortalecimiento y la renovación de la vida eclesiástica y dar testimonio de su sustancial, multifacético servicio. En este esfuerzo, trabajamos con los sacerdotes y diáconos, con el equipo en servicio de la Iglesia y con todo los creyentes, que en muchas maneras proporcionan su fortaleza y su habilidad para actuar. La Iglesia vive de la asociación de la vocación y el compromiso correspondientes a la misión dada por el Señor Resucitado. Confiados a Él con una voz, pedimos su bendición.

Obispos de Suiza critícan levantamiento de excomuniones a los obispos de la FSSPX/SSPX


Aparte de una información de Agencia Telegrafica Svizzera (SDA-ATS), Mar-05-2009, vía Swiss Info.

Berna - La Conferencia de Obispos de Suiza (CVS), interpretando el sentimiento de la comunidad católica, se dice “profundamente inquieta” por el retiro de la la excomunión a los cuatro obispos tradicionalistas de la Fraternidad San Pío X —los lefebvrianos— deseada por el Vaticano y preparada “con muy poco cuidado y grandes lagunas”. La CVS recuerda todavía que los obispos permanecen suspendidos y no pueden ejercitar ningún ministerio sacerdotal o episcopal: no están por tanto todavía rehabilitados o reintegrados a la comunidad eclesial. Lo de la Santa Sede es sólo una apertura a la reconciliación.

[...]

El aparte del comunicado de prensa de Mar-05-2009 de la Conferencia Episcopal Suiza, que nos interesa en el presente contexto, originalmente lo hemos copiado en francés:

Communiqué de presse

La Conférence des évêques suisses (CES) a tenu sa 283e assemblée ordinaire au séminaire diocésain de Coire, du 2 au 4 mars 2009.

Elle y a essentiellement traité les thèmes suivants :

Levée de l’excommunication des évêques ordonnés par Mgr Lefebvre

Les évêques et les abbés territoriaux ont discuté des difficultés provoquées par la levée de l’excommunication des quatre évêques de la Fraternité sacerdotale St-Pie X. Les nombreuses réactions enregistrées montrent que de nombreuses personnes dans et à l’extérieur de l’Eglise sont profondément inquiètes de cette démarche, notamment à cause de la négation de la Shoah par l’évêque Richard Williamson.

Le Pape Benoît XVI a exigé une rétractation publique et sans ambiguïté, mais celle-ci n’a pas encore eu lieu. La Conférence des évêques rappelle que la levée de l’excommunication ne signifie nullement la réhabilitation ou la réintégration dans la communauté de l’Eglise catholique, mais ouvre seulement la voie à la réconciliation. Les quatre évêques sont toujours suspendus. Ils ne peuvent donc exercer leur ministère épiscopal et sacerdotal. Le Vatican a souligné à maintes reprises que la reconnaissance pleine et totale du Concile Vatican II et de l’enseignement des papes Jean XXIII, Paul VI, Jean-Paul I, Jean-Paul II et Benoît XVI était une condition sine qua non de la reconnaissance future de la Fraternité St-Pie X. Comme pour ces papes, la vie de l’Eglise avant et après le Concile doit être perçue comme un renouvellement dans la continuité et non comme une fracture.

Les évêques ont rapporté au Nonce apostolique de Suisse, Mgr Francesco Canalini, leur perplexité et les soucis des fidèles. La levée de l’excommunication des quatre évêques a manifestement été préparée avec trop peu de soin et il y a eu de grosses lacunes de la part de la Curie dans l’information aux évêques, aux fidèles et à l’opinion publique. Les évêques et le nonce déplorent ces erreurs.

Les événements des dernières semaines ont provoqué une nouvelle polarisation. Les évêques invitent les fidèles à un pèlerinage à Einsiedeln, le lundi 1er juin, pour demander à Dieu l’unité de l’Eglise.

Sacerdotes tradicionalistas educan a la misa Tridentina


Pequeño reporte de H2O News, Mar-05-2009.

Sacerdotes tradicionalistas educan a la misa Tridentina
05/03/2009



Cuando la Sociedad de San Pío X se separó de la Iglesia católica en 1988, muchos seguidores se quedaron en el grupo debido a su misa en latín. Aún justo antes del cisma, el Vaticano creó un grupo especial internacional para aquellos católicos que quisieran celebrar la más antigua liturgia Tridentina manteniendo la comunión con Roma. Así fue establecida la Fraternidad Sacerdotal de San Pedro, una sociedad de vida apostólica que se hizo más importante cuando el Papa Benedicto XVI permitió ampliar el uso del rito extraordinario en 2007.

Una nueva generación de católicos está cambiando actitudes sobre el misal de 1962, según el pastor de la única parroquia en Roma que regularmente celebra el rito extraordinario. Después de tres o cuatro lecciones, los sacerdotes celebran la misa Tridentina con una congregación diversa que incluye a la feligresa Magdalen Ross, que percibe una conexión entre la liturgia y su herencia judía.

"Toda la fraternidad de San Pedro ha puesto un gran esfuerzo en la educación de los sacerdotes para celebrar la forma extraordinaria. El pensamiento del Santo Padre es que la forma extraordinaria va de acuerdo con la Iglesia. Y eso quiere decir que los sacerdotes diocesanos y las órdenes religiosa, usualmente al predicar la nueva misa están aprendiendo, y quieren hacerlo, cómo celebrar la antigua forma. Y nuestro trabajo es ayudarlos precisamente en eso."

"Esta forma particular de misa, al ser lo antigua que es, es de hecho, más cercana a las raíces judías del cristianismo".

"Creo que es una relación más cercana a la forma antigua del Templo del sacrificio, antes de que el Templo fuera destruido".

"Por lo que por supuesto, es de gran valor para mí".