Monday, February 23, 2009

Los Ortodóxos se alegran del levantamiento de la excomuniones


Le Salon Beige, informa Feb-22-2009, sobre una declaración concedida a Monde & Vie por el El P. Alexandre Siniakov, responsable en Francia de las relaciones entre la Iglesia rusa con las otras Iglesias y la sociedad civil.

“Nosotros sólo podemos alegrarnos que haya pasos en la comunión Eucarística entre los obispos de la FSSPX y el Papa Benedicto XVI. [...]

Me quedé atónito de constatar la ausencia de solidaridad de ciertos católicos en relación a la decisión del Papa. Él no hizo nada más que ejercer su ministerio de la unidad; es un poco triste ver que ello divide la Iglesia Católica. Creo que puedo decir que, por su parte, los medios de comunicación ortodóxos rusos vieron positivamente el levantamiento de las excomuniones. No nos parece que el Papa quiera resolver con la tradición el Vaticano II [...]

Según nuestra forma de ver, uno no puede imponer a los fieles las reformas, así fuesen ellas conciliares, sin el pleno consenso y la total recepción del pueblo de Dios. ¡Sería hacer violencia al Cuerpo de Cristo! La Iglesia Rusa ha conocido un cisma por razones litúrgicas; después del Concilio de 1666-1667. Este es el cisma de los viejos creyentes. Las reformas fueron menos importantes que las que marcó el Concilio Vaticano II. Pero las excomuniones fueron hechas en la epoca y el cisma todavía dura. En 1970, el patriarcado de Moscú, por iniciativa del Metropolita Nicodemus (Rotov), levantó esas excomuniones y anatemas. Pero, de cierta manera ya era demasiado tarde. Creo modestamente que el Papa tiene una razón: ¡levantar las excomuniones rapidamente es una cosa necesaria para no dejar que el cisma perdure!”

¡Hagamos de profetas!


Perdón por lo brutalmente crudos, la ‘profecía’ es: Al obipso de la historia a continuación se le va a venir el mundo encima. Por ‘encima’ entiéndase sus hermanos en el episcopado. ¡Ah!, cuando decimos ‘profecía’, nos referimos al uso vulgar que se le suele dar a esa palabra.

Esta historia proviene del blog Creer en México, Feb-22-2009, de donde la copiamos tal cual.

¡Qué diferente sería si también en otras partes del mundo los obispos no solo rezaran por este Papa sino que lo entendieran y siguieran su ejemplo!

El pasado 25 de Noviembre del 2008, fue publicado en L’Osservatore Romano en Roma que Su Santidad Benedicto XVI se había dignado erigir, con territorio separado de la Arquidiócesis de Durango, la nueva Diócesis de Gómez Palacio, nombrando como primer Obispo a S.E. Mons. José Guadalupe Torres Campos, entonces Obispo titular de Quiza y Auxiliar de Ciudad Juárez.

Mons. Torres, quien recién ha cumplido 49 años, ha tomado posesión de la nueva Catedral esta semana. Un buen amigo que se encuentra en aquella zona conurbada conocida como “La Laguna” nos ha hecho llegar una información que ojalá fuera conocida en muchas otras partes por alguno que otro Obispo.

Los gestos tanto del este primer Obispo de la diócesis, como de los sacerdotes del priorato de la FSSPX que se encuentran en aquella ciudad, son realmente alentadores y dignos del más cristiano respeto.

El mensaje que nos envían, principalmente dice lo siguiente:

En este semana que paso, la Región Lagunera de Durango recibió en la nueva Catedral al primer Obispo Don José Guadalupe Torres Campos de la nueva Diocesis de Gómez Palacio el cual fue recibido calurosamente por la comunidad católica lagunera.

Al arribo de Monseñor Torres Campos a su Catedral para cantar el Te Deum, justo en la entrada estaban algunos sacerdotes de la Fraternidad San Pío X, a los cuales el nuevo Obispo saludo con gusto, quizá porque portaban su sotana negra. Una vez concluido el Te Deum, el Señor Obispo invito a los Padres, a la Comida en su Honor, asistiendo a ella el R.P. Gerald L. Fallarcuna FSSPX, el cual el señor Obispo sento a un costado donde el presidia el festejo.

Monseñor Torres Campos se le vió conversando con el R.P. Fallarcuna FSSPX, el cual lo invito a visitar el Priorato de San Benito, y el Señor Obispo para regresarle su invitación, le dijo: “quiero verte en mi primera Misa como Obispo de esta Diócesis”…

A las 6: 00 pm de la tarde empezo la Misa, y pues efectivamente el R. P. Gerald Fallarcuna en representación del buen Padre Lawrence Novak Prior FSSPX, asistió a la Misa, portando su traje de “Coro”, al cual sentaron justo a un lado de todos los Obispos asistentes.

Aun falta la visita formal que harán los cuatro sacerdotes FSSPX del Priorato de San Benito al Obispo de Gómez Palacio, por el cual ya rezan en el Canon.

Así que los gestos no fueron menores, que Monseñor haya invitado al P. Fallarcuna a la comida en su honor y lo haya sentado a su lado no es una cortesía menor. La asistencia en Coro del P. Fallarcuna a la primera Misa del Obispo también es un signo fraternal muy importante, como importante es el lugar junto a los demás Obispos que le fue cedido en esta liturgia.

El sentido profundo de ambos gestos representa cómo a nivel diócesis y prioratos se puede entender y asimilar la actitud de S.S. Benedicto XVI y de Mons. Bernard Fellay; con valentía, caridad, paciencia y sobretodo, amor por la Esposa de Cristo.