Tuesday, February 03, 2009

Williamsongate, Merkel se entromete, Lombardi responde


La crítica de la Canciller alemana Angela Merkel había sido ayer, Feb-02-2009, pero la respuesta del Director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, P. Federico Lombardi, se ha conocido hoy. No nos extendemos en el asunto, les brindamos enlaces que hablan de ello.

1— Agencia EFE, vía El País de España, Feb-03-2009.

2— Agencia AFP, vía Google News, Feb-03-2009.

3— Agencia Reuters, Feb-03-2009.

4- Declaración del Director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, P. Federico Lombardi. Radio Vaticano, Feb-03-2009. (italiano)




Actualización Feb-04-2009: Texto del Comunicado de la Sala de Prensa de la Santa Sede. Versión en español provista por el blog La Buhardilla de Jerónimo.

A propósito de las nuevas solicitudes de aclaración de la posición del Papa y de la Iglesia Católica sobre el tema del Holocausto, el Director de la Sala de Prensa recuerda que el pensamiento del Papa sobre el tema del Holocausto ha sido expresado con mucha claridad en la Sinagoga de Colonia el 19 de agosto de 2005, en el campo de concentración de Auschwitz-Birkenau el 28 de mayo de 2006, en la sucesiva Audiencia General del 31 de mayo de 2006, y aún recientemente al final de la Audiencia General del 28 de enero pasado con palabras inequívocas, de las que recordamos solamente las siguientes: “A la vez que renuevo con afecto la expresión de mi plena e indiscutible solidaridad con nuestros hermanos destinatarios de la Primera Alianza, espero que la memoria del Holocausto impulse a la humanidad a reflexionar sobre el imprevisible poder del mal cuando conquista el corazón del hombre. Que el Holocausto sea para todos advertencia contra el olvido, la negación o el reduccionismo…”.

La condena a declaraciones que niegan el Holocausto no podía ser más clara y, por el contexto, resulta evidente que se refería también a las posiciones de Mons. Williamson y a todas las posiciones análogas.

En esa ocasión, el Papa mismo ha explicado también claramente el objetivo del levantamiento de las excomuniones que no tiene nada que ver con una legitimación de las posiciones negacionistas del Holocausto, claramente condenadas por él.

El V.I.S. informa así en español, Feb-04-2009.

CIUDAD DEL VATICANO, 4 FEB 2009 (VIS).-El director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, padre Federico Lombardi S.I., realizó ayer por la tarde la siguiente declaración:

"A propósito de nuevas peticiones de que se aclaren las posiciones del Papa y de la Iglesia católica sobre el tema del Holocausto, hay que recordar que el Papa ha expresado con mucha claridad su pensamiento sobre este tema en la Sinagoga de Colonia, el 19 de agosto de 2005, en el campo de concentración de Auschwitz-Birkenau, el 28 de mayo de 2006, en la sucesiva audiencia general del 31 de de mayo de 2006, y más recientemente al final de la audiencia general del 28 de enero pasado, con palabras que no dan lugar a equívocos. En esta última ocasión dijo entre otras cosas: "Mientras renuevo con afecto la expresión de mi total e indiscutible solidaridad con nuestros hermanos destinatarios de la Primera Alianza, espero que la memoria de la Shoah induzca a la humanidad a reflexionar sobre el imprevisible poder del mal cuando conquista el corazón del ser humano. Que la Shoah sea para todos una advertencia contra el olvido, la negación y el reduccionismo...".

"La condena de las declaraciones negacionistas del Holocausto no podía ser más clara, y por el contexto resulta evidente que se refería también a las posiciones de monseñor Williamson y a todas las posiciones análogas. En esa misma ocasión, el Papa explicó claramente también que el objetivo de la revocación de la excomunión no tiene nada que ver con una legitimación de las posiciones negacionistas del Holocausto, claramente condenadas por el pontífice".

OP/PAPA:HOLOCAUSTO/LOMBARDI VIS 090204 (280)




Entrada posterior relacionada: Williamsongate. En Alemania Merkel se aplaca, en cambio otros...

Williamsongate, y el turno es para... obispos alemanes

Informa en español agencia DPA, Feb-03-2009, Vía El País de Costa Rica.

Hamburgo, (dpa) - La alegría se resumió en una sola frase: "Somos Papa". Fue el sentimiento unánime de los católicos alemanes cuando en abril de 2005 el cardenal Joseph Ratzinger fue ungido Papa, con el nombre de Benedicto XVI. Suponían que con él, se abrían los horizontes del futuro.

Hoy, la sensación que reina es de desconcierto y decepción que se reflejan en las palabras del franciscano Martin Berni, en Ingolstadt: "El Papa lleva a la Iglesia de vuelta al medievo", y lamenta que con Benedicto las corrientes conservadoras "tengan ahora más voz que con su antecesor".

El padre Josef Kaiser, sacerdote en la ciudad natal de Ratzinger, Marktl an Inn, en Baviera, zona católica y conservadora como pocas en el país, tampoco calla su decepción. "Sí, un Papa debe estar para unir, no para dividir, pero ahora se nota una vía retrógrada. Es muy frustrante volver a caer a posiciones superadas por el Concilio", según recoge el diario "Sueddeutsche Zeitung" en un panorama sobre el desencanto de los católicos en las tierras bávaras de Benedicto.

La gota que rebasó la copa fue la revocación de la excomunión de los cuatro obispos tradicionalistas de la fraternidad sacerdotal San Pío X, entre ellos la del británico Richard Williamson, un declarado negacionista del Holocausto sufrido por los judíos durante el nazismo.

La pregunta que se hacen muchos es si fue un error de apreciación del Papa, que exigen que se corrija a pesar del principio de infalibilidad, o si fue una decisión deliberada.

"Este Papa es muy inteligente y de una gran cultura, pero tiene un punto débil muy grande. Tiene un estilo autocrático, no se deja asesorar, y así se producen accidentes", analiza el profesor de teología y cura Hanspeter Heinz, de Aichach, también en Baviera.

Esa opinión, sin embargo, es contraria a lo que cree el biógrafo alemán del Papa, Peter Seewald, que está convencido de que el Sumo Pontífice estuvo mal asesorado a la hora de tomar la decisión sobre los cuatro.

"Es absolutamente inimaginable que haya tenido conocimiento de las opiniones de Williamson. Porque de lo contrario jamás habría levantado la excomunión", dijo al semanario "Focus". Seewald cree más bien que en el Vaticano "existe cierta candidez y falta de profesionalismo".

La postura la apoya el cardenal de Maguncia Karl Lehmann, hasta el año pasado presidente de la Conferencia Episcopal alemana, que apunta a la responsabilidad al entorno del Papa, y sobre todo al titular de la comisión pontificia Ecclesia Dei, el cardenal colombiano Darío Castrillón Hoyos.

"No puede ser que ahora se diga, 'no lo conocíamos'". "El Papa me da lástima", agrega el influyente Lehmann, que pide que se tomen "consecuencias para aquellos que son responsables", pero deja en claro que lo menos que se puede esperar ahora del Papa es que impulse "una profunda palabra de perdón por lo sucedido".

Pero mientras tanto, se multiplican en el seno de los 27 obispos alemanes los que alzaron en los últimos días su voz crítica contra la decisión tomada en el Vaticano.

Hoy se sumaron el de Magdeburgo, Gerhard Feige, y el de Osnabrück, Franz-Josef Bode, quien admitió que en su diócesis "hay una gran malestar por lo que hizo el Vaticano". El obispo Feige sostuvo por su parte que "se ha puesto en peligro la credibilidad de la Iglesia y además supone una grave perturbación del sensible diálogo entre judíos y cristianos".

El único que hasta salió en defensa explícita de Benedicto XVI fue el conservador arzobispo de Colonia, el cardenal Joachim Meisner. Calificó las declaraciones de Williams contra el Holocausto de "increiblemente tontas y completamente inadmisibles". "Pero el Papa quiso tender su mano misericordiosa a los cuatro excomulgados".

Williamsongate, entre tanto...


1— Vía Cathcon, Feb-02-2009. Reporta el diario Mittelbayerische Zeitung, Feb-02-2009, que la FSSPX/SSPX estaría por anunciar en días próximos posibles sanciones contra el obispo Richard Williamson.

2— Escribe Marcelo Gonzales para Panorama Católico Internacional, Feb-02-2009, que “ el gobierno argentino, ha iniciado una ofensiva con miras a plantear cargos legales contra Mons. Williamson y expulsarlo del país”.

A este paso sólo nos falta ver anunciado que la NASA está preparando el primer vuelo tripulado de una nave a Marte, y que su único tripulante sería el obispo Williamson. La noticia también aclararía que no estaría confirmado el vuelo de regreso a la tierra de dicha nave...

Del Williamsongate y como se confabula contra el Papa


Lo denuncian inicialmente dos medios italianos: existiría una confabulación contra el Papa en el asunto reciente del obispo Richard Williamson de la FSSPX/SSPX.

Escribe en primer lugar Andrea Tornielli en Il Giornale, Feb-03-2009 (PDF aquí.), copia facsimilar del artículo en la edición impresa de hoy en la imágen inmediatamente inferior.





Así mismo lo refiere Paolo Rodari en Il Riformista, Feb-03-2009 (PDF aquí), copía facsimilar del artículo en la edición impresa de hoy en las imágenes inmediatamente inferiores.






De este último artículo procedemos a copiar la traducción al español que brinda el blog La Buhardilla de Jerónimo.

Se llama “expediente Richard Williamson” y da vueltas hace algunos días en los sagrados palacios vaticanos. Se trata de algunas gruesas páginas que quieren explicar, en los mínimos detalles, cómo ha podido ocurrir que la noticia del levantamiento de las excomuniones a los cuatro obispos lefebvristas, firmada por la Congregación para los Obispos el pasado 21 de enero y hecha pública el 24, se haya convertido en un boomerang para el Papa Benedicto XVI con motivo de las declaraciones negacionistas sobre el Holocausto lanzadas por Williamson, uno de los cuatro obispos.

El expediente, que está circulando en estos días en las altas esferas de la curia romana y al que Il Riformista tuvo acceso, informa fechas y hechos y llega a hipotizar que, detrás de la elección de la televisión pública sueca Svt de difundir el 21 de enero la entrevista al obispo británico que ha suscitado tantas reacciones negativas, se oculta una maniobra con el fin de desacreditar a Benedicto XVI. Una maniobra que se ha realizado fuera de los muros vaticanos, gracias a la ayuda de alguien desde dentro, alguien descontento con la apertura del Pontífice hacia los cismáticos-tradicionalistas.

En esencia, el expediente intenta explicar cómo ocurrió que un acto de “paternal misericordia” – así presentaba, la Sala de Prensa Vaticana, el decreto de levantamiento de las excomuniones querido por Ratzinger y firmado por el cardenal Re – que no significa absolutamente la reintegración de los lefebvristas a la plena comunión con Roma sino un incipit para eventuales progresos en este sentido, haya sido ampliamente interpretado como una decisión mediante la cual el Papa readmitía en la Iglesia Católica a un grupo de fieles antisemitas que niegan la Shoah.

El expediente habla de fechas. En primer lugar, a la del primero de noviembre. Fue aquel día, de hecho, que el periodista Ali Fegan de la televisión sueca entrevistó a Williamson. Le preguntó sobre algunas declaraciones negacionistas sobre la Shoah que él había dicho años atrás en Canadá. Y el obispo respondió lo que todos saben: “Las cámaras de gas nunca existieron” y los judíos asesinados no fueron más de trescientos mil. Palabras despreciables - el expediente no lo oculta – pero no es éste el punto. Lo que el expediente quiere demostrar es que la televisión sueca, influencia por un sugeridor, ha querido arrebatar a Williamson las declaraciones que conocemos sobre la Shoah para usarlas en el momento oportuno, es decir, tres días antes de la salida de la noticia del levantamiento de las excomuniones, precisamente el 21 de enero, el mismo día en que el decreto de levantamiento era enviado a Econe, a la oficina del superior general de la Fraternidad de San Pio X, monseñor Bernard Fellay.

El expediente plantea la hipótesis de que quien ha sugerido a Fegan preguntar a Williamson algo acerca del Holocausto (recordándole lo que el obispo había dicho años antes en Canadá) ha sido una periodista francesa, Fiammetta Venner. ¿Quién es ella? Es una conocida activista del movimiento homosexual francés, y también de los movimientos abortista y laicista. Es una asidua expositora en los congresos sobre la laicidad del Gran Oriente de Francia. Venner, que en septiembre pasado había enviado a la prensa (con ocasión del viaje del Papa a Francia) un volumen firmado junto a su compañera Caroline Fourest y significativamente titulado “Les Nouveaux Soldats du pape. Légion du Christ, Opus Dei, traditionalistes”, ha intervenido en el amplio documental dedicado a los lefebvristas en el cual la televisión sueca puso al aire también la entrevista a Williamson. Aquí la periodista – al otro del Tíber, los autores del expediente juran que no es casual – ha acusado a la FSSPX de conexiones con el ambiente político de la extrema derecha francesa, abriendo el camino para las sucesivas acusaciones de fascismo y antisemitismo.

Por lo tanto, según el expediente vaticano, tenemos una entrevista grabada el 2 de noviembre en la cual una parte, por sugerencia de una periodista francesa de poca sintonía con el mundo tradicionalista de su país (principalmente con el mundo lefebvrista), se dedica a las tesis negacionistas sobre el Holocausto. Y luego tenemos un vacío de dos meses y medio. O sea, tenemos la decisión de la televisión sueca ( tal vez sugerida por alguien dentro de los muros vaticanos) de esperar hasta el 21 enero para poner al aire la entrevista grabada el 2 de noviembre, es decir, hasta el día exacto en que el cardenal Re firma el decreto de levantamiento de las excomuniones a los cuatro lefebvristas. ¿Sólo una coincidencia? Puede darse pero probablemente no: por lo tanto, según la hipótesis del expediente, sería en Francia […] donde nació la voluntad de desacreditar a Benedicto XVI en el momento en que tomaba una de las decisiones más explosivas de su pontificado. Una voluntad de desacreditar al Papa y, por lo tanto, de bloquear el ya difícil proceso de reacercamiento de los lefebvristas a la Iglesia.

En los días pasados, el periódico alemán Der Spiegel se arriesgó a hipotizar que los responsables de las comunidades judías más importantes del mundo, entre ellas “el Consejo Central de los judíos en Alemania”, habían sido informados precedentemente sobre las declaraciones negacionistas del obispo pero no habían querido manifestar su propia contrariedad para intervenir contra el Papa sólo después, estando las cosas hechas. El expediente vaticano no considera fundados los argumentos de Der Spiegel y no lo cita, pero destaca aspectos controvertidos de una polémica historia que hoy, una semana y medio después de la firma del levantamiento de las excomuniones, está aún lejos de ser resuelta.

El texto en inglés del “dossier” aludido ha sido publicado por el blog Rorate Cæli, Feb-03-2009, blog en el cual hacen la siguiente salvedad:

“Habíamos recibido la acusación principal hace unos días, pero consideramos que ella debería ser hecha pública por otros medios.”