Friday, January 30, 2009

Texto oficial en español del decreto que levanta la excomunión a los obispos de la FSSPX/SSPX


Presumimos que lo que aparece en el sitio de internet de la Santa Sede como Decreto De Levantamiento De La Excomunión Latae Sententiae A Los Cuatro Obispos De La Fraternidad Sacerdotal San Pío X, es la traducción oficial al español de dicho decreto. Una vez ‘presumido’ ello, los invitamos a leerlo.

¿Si nos vamos a morir, vayamonos enfermando?


Ahora resulta que el obispo Richard Williamson está muriendo de cancer. Si, el mismo obispo Williamson de la FSSPX/SSPX que ahora está en la mira de la prensa por una entrevista concedida a la televisión sueca en noviembre pasado, transmitida recientemente, y en la cual negaba el holocausto (no exactamente así, pero entiendan que esto es un blog y necesitamos escribir condensado), ese mismo Obispo ahora resulta que, según escribe Marco Politi en La Republica, está muriendo de cancer. El artículo está reproducido en el blog Messa in latino, Ene-30-2007.

Pues bien, la ‘información’ ha sido rapidamente desmentida en el foro del sitio Angelqueen, por Stephen Heiner, quien es la persona que publica las columnas del Obispo Williamson en el blog Dinoscopus. Dice Heiner en su comentario:

No está enfermo. No tiene siquiera un resfrío.
No se está muriendo.
No tiene cancer.
No habla con bloggers italianos. Nunca.

...

Y al final remite a una nota publicada en el blog Rorate Cæli, Ene-30-2009; misma que traducimos a continuación.

“Su Excelencia está vivo y bien, y los rumores de un tumor son una mentira y [son] un muy transparente intento de lanzr al Obispo Williamson a la arena pública por [medio de] algún tipo de comentario o entrevista. Aquellos que se interesan por él, ayudarian resistiendo tales intentos.”

Bueno, superado ese tema, pasemos a otro relacionado. ¿Va ser removido Williamson como rector del seminario que la FSSPX/SSPX tiene en La Reja, Argentina? Bueno, eso es lo que infieren (sólo infieren) en el diario La Nación de Buenos Aires.

Después de haber negado el Holocausto, y generar un conflicto entre el Vaticano y la comunidad judía, el obispo lefebvrista Richard Williamson sería removido de su cargo al frente del seminario que ese grupo tradicionalista tiene en Moreno, provincia de Buenos Aires.

Así lo afirmaron a LA NACION algunos sacerdotes y allegados a monseñor Williamson, uno de los cuatro obispos cuya excomunión de la Iglesia fue levantada la semana pasada por el papa Benedicto XVI.

Las fuentes indicaron, también, que dentro de la comunidad lefebvrista hay quienes atribuyen la difusión de las polémicas declaraciones, que Williamson -de origen británico y residente en la Argentina desde hace varios años- hizo en noviembre pasado a un canal de televisión sueco, a una operación armada por algún sector del Vaticano contrario a la decisión tomada por el Papa.

Allí sigue la nota, pero no la reproducimos ya que lo principal que interesaría saber es si es cierto que Williamson sería removido, y como es sólo una inferencia del diario, quedamos en nuevo rumor, que presumimos tambien será pronto desmentido.

¡Y así sigue la vida...! Cada día trae su propio afan, y a veces su propio rumor.



A proposito de comunión con la Iglesia: ¿entra o no entra la TAC?


A ver si logramos condensar la historia. En abril de 2008 por medio de una carta oficial dirigida a la SCDF, la Comunión Anglicana Tradicional (TAC por su sigla en inglés), por medio del primado John Hepworth, quien reside en Australia, solicitó la unión a la Iglesia bajo el principio de una comunión “plena, entera y sacramental”.

Llegando al presente, se ha sabido recientemente que la SCDF presuntamente ofrecería a la TAC el estatus de prelatura personal, parecida a la que tiene el Opus Dei, según reportó el periódico australiano The Record, Ene-28-2009.

Ahora, según el National Catholic Register, Ene-29-2008, no hay tal.

Una fuente Vaticana ha negado los rumores de que Roma ha decidido crear una prelatura personal para miembros de la Comunión Anglicana Tradicional.

...

Roma no ha llegado a una desición de crear una prelatura personal similar [a la del Opus Dei] para la Comunión Anglicana Tradicional, de acuerdo a un oficial de la Congregación para la Doctrina de la Fe, quien habló hoy con el corresponsal del Register Edward Pentin.

Dijo el oficial, “Es algo que ha aparecido en la blogosfera y luego [ha] sido reiterado, pero la verdad es que nada ha sido decidido.”

Carta del Obispo Richard Williamson al Card. Castrillón


A Su Eminencia Cardenal Castrillón Hoyos

Su Eminencia

En medio de esta torme menta de los medios de comunicación causados por imprudentes señalaciones mias en la televisión Suiza, pido a Usted aceptar, solo como es propio del respeto, mi sincero pesar por haber causado a Usted y al Santo Padre tan innecesarios angustia y problemas.

Para mi, todo lo que interesa es la Verdad Encarnada, y los intereses de Su única verdadera Iglesia, solo a través de la cual podemos salvar nuestras almas y dar eterna gloria, en nuestro pequeño camino, a Dios Todopoderoso. Por tanto, tengo un sólo comentario, del profeta Jonas, I, 12:

“Agarradme y tiradme al mar, y el mar se os calmará, pues sé que es por mi culpa por lo que os ha sobrevenido esta gran borrasca.”

Por favor acepte también, y transmita al Santo Padre, mi sincero personal agradecimiento por los documentos firmados el pasado Miércoles y hechos públicos el Sabado. Muy humildemente ofrezco una Misa por los dos.

Sinceramente suyo en Cristo

+Richard Williamson




La anterior carta tiene como fecha Ene-28-2009. El original en inglés del documento está publicado en el blog Dinoscopus, Ene-30-2009, el cual esta dedicado a publicar columnas semanales del obispo Williamson.




Entrada previa relacionada: Obispo Williamson presuntamente habría pedido disculpas.
La remisión de la excomunión: un gesto de ecumenismo auténtico


Artículo de agencia FIDES, Ene-29-2009.

LAS PALABRAS DE LA DOCTRINA de don Nicola Bux y don Salvatore Vitiello - La remisión de la excomunión: un gesto de ecumenismo auténtico

Ciudad del Vaticano (Agencia Fides) - El Santo Padre Benedicto XVI lo había deseado en la Carta a los Obispos de todo el mundo que acompañaba el Motu propio "Summorum Pontificum" del 7 de julio de 2007: Se trata de llegar a una reconciliación interior en el seno de la Iglesia. Mirando el pasado, las divisiones que han lacerado el Cuerpo de Cristo en el curso de los siglos, se tiene continuamente la impresión de que, en momentos críticos en los que la división estaba naciendo, no se ha hecho lo suficiente por parte de los responsables de la Iglesia para conservar o conquistar la reconciliación y la unidad; se tiene la impresión de que las omisiones en la Iglesia hayan tenido una parte de culpa en el hecho de que estas divisiones se hayan podido consolidar. Hoy esta mirada al pasado nos impone una obligación: realizar todos los esfuerzos, para que a todos los que tienen realmente el deseo de la unidad, sea les facilite permanecer en esta unidad o hallarla de nuevo".

Ahora, después de varios encuentros con el Papa y responsables de la Curia Romana con el Superior general de la Fraternidad S.E Mons. Bernard Fellay, ha llegado el resultado: la remisión de la excomunión a los Obispos ordenados sin el mandato pontificio de Su Exc. Mons. Marcel Lefebvre.

El Santo Padre Benedicto XVI, lo ha hecho con la autoridad de atar y desatar, - el "poder de las llaves” - concedida por el Señor a san Pedro y a sus Sucesores en la Iglesia. Esto forma parte de la misión o "oikonomia" de la Iglesia. Por tanto, ha relizado, respecto a la Fraternidad sacerdotal de San Pío X, un acto análogo a al realizado por Pablo VI con los ortodoxos el 7 diciembre de 1965: la excomunión fue cancelada para favorecer la aproximación en la caridad.

El presupuesto viene de la unidad fundamental de la fe, que no ha ha faltado a pesar del acto cismático de ordenación de Obispos. Además, se ha constatado que no hay diferencias doctrinales sustanciales y que el Vaticano II, cuyos decretos fueron firmados por Su Exc. Mons. Marcel Lefebvre, no se puede separar de toda la Tradición de la Iglesia. En un espíritu de comprensión se van después tolerando y corrigiendo los errores marginales. Se irán recomponiendo las divergencias antiguas o más recientes, a través de la acción del Espíritu Santo, gracias a la purificación de los corazones, a la capacidad de perdón y la voluntad de llegar a su superación definitiva.

En varias ocasiones, en el pasado, los anatemas fueron anulados sin ninguna acción formal más que la simple acogida recíproca de las partes que estaban en conflicto. Hoy se revela un paso indispensable en el camino de la unidad de los cristianos. La abrogación de la excomunión, pues, es un "acto de caridad."

Su Superior general Su Exc. Mons. Bernard Fellay ha escrito, en la carta a la Fraternidad San Pío X, que dicho acto es fruto de la ardiente oración del Rosario a la Virgen de Lourdes, y ha reafirmado la fe en la Iglesia católica romana y la obediencia al Papa.

Sobre todo se debe reflexionar sobre el hecho de que el itinerario que ha llevado a la abrogación de la excomunión es grato a Dios que nos perdona cuando nos perdonamos los unos a los otros; en dicho espíritu evangélico, no puede no ser acogido por los verdaderos católicos de todo el mundo como expresión de reconciliación y como invitación a continuar, en caridad recíproca, el diálogo que llevará, con la ayuda de Dios, a vivir en la plena comunión de fe, de concordia fraterna y de vida sacramental que había antes del cisma.

Se deben dejar a un lado de una vez para siempre las lecturas "políticas" de la comunión eclesial que quisieran dividir el Cuerpo de Cristo en tradicionalista y progresistas. Esto se debe dejar al mundo. Nosotros somos de Cristo. ¿No buscamos realmente el diálogo y la reconciliación? ¿O hacemos ecuménicos solo a veces?