Saturday, October 31, 2009

Sala de prensa vaticana desmiente rumores sobre retraso de constitución apostólica


Respecto a informaciones que hablan del motivo de retraso de la publicación de la constitución apostólica que permite el paso de gran número de anglicanos a la Iglesia, la oficina de prensa vaticana ha emitido hoy un comunicado desmintiendo dichas informaciones.

El comunicado de prensa (en inglés) puede verse en el Boletín de prensa diario de la oficina de prensa del vaticano.



Primera actualización Oct-31-2009 (13:10 UTC): Reporte al respecto de cadena COPE de España:

Aclaración del director de la Oficina de Información de la Santa Sede
¿Desacuerdo sobre el celibato en el paso del clero anglicano al catolicismo? Pura especulación


Carece de fundamento especular sobre un desacuerdo en materia de celibato –acaba de advertir el padre Federico Lombardi, director de la Oficina de Información de la Santa Sede-, parte del contenido de la próxima Constitución Apostólica relativa a los Ordinariatos personales [una estructura canónica] para los anglicanos que entren en comunión plena con la Iglesia católica.

En una aclaración [por escrito] en inglés, el padre Lombardi explica: «Se ha difundido ampliamente una especulación, basada en observaciones supuestamente informadas del corresponsal italiano Andrea Tornielli, acerca de que el retraso en la publicación de la Constitución Apostólica relativa a los Ordinariatos Personales para los anglicanos que entran en comunión plena con la Iglesia católica, anunciada el 20 de octubre de 2009 por el cardenal William Levada –prefecto de la Congregación [vaticana] para la Doctrina de la Fe-, se debe a más que razones “técnicas”. Según tal especulación, existe una grave cuestión sustancial en el retraso, esto es, desacuerdo sobre si el celibato será la norma para el futuro clero en la Disposición».

«El cardenal Levada –prosigue el padre Lombardi- ha ofrecido el siguiente comentario a esta especulación: “Si se me hubiera preguntado, con gusto habría aclarado cualquier duda sobre mis observaciones en la conferencia de prensa [de anuncio de la Constitución Apostólica, el pasado día 20]. No hay fundamento para tal especulación. Nadie en el Vaticano me ha mencionado semejante cuestión. El retraso es puramente técnico en el sentido de asegurar coherencia en el lenguaje canónico y en las referencias. Los asuntos de traducción son secundarios; la decisión de no retrasar la publicación en espera de la difusión del texto latino “oficial” en “Acta Apostolicae Sedis” se tomó hace tiempo».

Continúa el purpurado: «Los borradores que ha preparado el grupo de trabajo, y sometidos a estudio y aprobación siguiendo el procedimiento habitual de la Congregación, incluyen todos la siguiente declaración, que actualmente es el artículo VI de la Constitución»:

§1. Aquellos que han ejercido como diáconos, sacerdotes u obispos anglicanos, y que cumplan con los requisitos establecidos por la ley canónica y que no estén impedidos por irregularidades u otros obstáculos, pueden ser aceptados por el Ordinario como candidatos a las Sagradas Órdenes en la Iglesia Católica. En el caso de ministros casados, las normas establecidas en la Carta Encíclica de Pablo VI “Sacerdotalis coelibatus”, n. 42*, y en la Declaración “In June” se deben observar. Los ministros no casados deben someterse a la norma del celibato sacerdotal del Código de Derecho Canónico can. 277, §1*.

§ 2. El Ordinario, en plena observancia de la disciplina del clero célibe en la Iglesia Latina, como regla (pro regula) admitirá sólo a hombres célibes al orden del presbiterado. Puede también elevar petición al Romano Pontífice, como derogación del canon 277 §1, respecto a la admisión de hombres casados al orden del presbiterado según el análisis de cada caso, de acuerdo con criterios objetivos aprobados por la Santa Sede.


«Se debe entender este artículo –subraya el cardenal Levada- como coherente con la práctica actual de la Iglesia, en la que los ministros anglicanos que ya estuvieran casados pueden ser admitidos al ministerio sacerdotal en la Iglesia católica analizando caso por caso».

«Respecto a los futuros seminaristas, se consideró puramente especulativo el que pudiera haber algunos casos en los que se pidiera una dispensa de la regla del celibato. Por esta razón, los criterios objetivos sobre cualquiera de tales posibilidades (por ejemplo, seminaristas casados ya en preparación) deben desarrollarse conjuntamente por el Ordinariato Personal y la Conferencia Episcopal, y someterse a la aprobación de la Santa Sede», confirma el purpurado.

De acuerdo con el padre Lombardi, el cardenal Levada afirma que las normas de la Constitución se completarán a finales de la primera semana de noviembre.
---
*Ndr:

Encíclica de Pablo VI sobre el celibato sacerdotal:

[casos especiales]: n. 42. En virtud de la norma fundamental del gobierno de la Iglesia Católica, a la que arriba hemos aludido (n. 15), de la misma manera que por una parte queda confirmada la ley que requiere la elección libre y perpetua del celibato en aquellos que son admitidos a las sagradas órdenes, se podrá por otra permitir el estudio de las particulares condiciones de los ministros sagrados casados, pertenecientes a Iglesias o comunidades cristianas todavía separadas de la comunión católica, quienes, deseando dar su adhesión a la plenitud de esta comunión y ejercitar en ella su sagrado ministerio, fuesen admitidos a las funciones sacerdotales; pero en condiciones que no causen perjuicio a la disciplina vigente sobre el sagrado celibato.Y que la autoridad de la Iglesia no rehúye el ejercicio de esta potestad lo demuestra la posibilidad, propuesta por el reciente concilio ecuménico, de conferir el sacro diaconado incluso a hombres de edad madura, que viven en el matrimonio.

Código de Derecho Canónico:

can. 277 §1.Los clérigos están obligados a observar una continencia perfecta y perpetua por el Reino de los cielos y, por tanto, quedan sujetos a guardar el celibato, que es un don peculiar de Dios mediante el cual los ministros sagrados pueden unirse más fácilmente a Cristo con un corazón entero y dedicarse con mayor libertad al servicio de Dios y de los hombres
.


Segunda actualización Oct-31-2009 (22:11 UTC): Una traducción al español del comunicado de prensa de la Oficina de Prensa de la Santa Sede es provisto por agencia ZENIT.


Se han difundido especulaciones, basadas en observaciones supuestamente informadas del corresponsal italiano Andrea Tornielli, según las cuales el retraso en la publicación de la constitución apostólica sobre los ordinariatos personales para la entrada de los anglicanos a la plena comunión con la Iglesia católica, anunciada el 20 de octubre de 2009 por el cardenal William Joseph Levada, prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, se debe a algo más que a "razones técnicas". Según estas especulaciones, hay una cuestión sustancial que explicaría el retraso, un desacuerdo sobre si el celibato será la norma para los futuros clérigos de esta medida.

El cardenal Levada ha declarado sobre estas especulaciones: "Si se me hubiera preguntado, con gusto habría clarificado cualquier duda sobre mis palabras en la conferencia de prensa. Estas especulaciones no tienen razón de ser. En el Vaticano nadie me ha mencionado esta cuestión. El retraso es meramente técnico, pues se trata de asegurar la consistencia del lenguaje canónico y de las referencias. Las cuestiones de traducción son secundarias; la decisión de no retrasar la publicación esperando a que sea publicado el texto ‘oficial' en latín en las Acta Apostolicae Sedis fue tomada hace tiempo".

Los borradores preparados por el grupo de trabajo y presentados para el estudio y la aprobación a través del proceso acostumbrado seguido por la Congregación, han incluido todos ellos la siguiente afirmación, que actualmente se encuentra en el artículo VI de la Constitución:

§1 Aquellos que ejercieron el ministerio como diáconos, presbíteros u obispos, y que cumplen con los requisitos establecidos por el derecho canónico y no están impedidos por irregularidades u otros impedimentos, pueden ser aceptados por el ordinario como candidatos a las sagradas órdenes en la Iglesia católica. En el caso de los ministros casados, se han de observar las normas establecidas en la carta encíclica del Papa Pablo VI "Sacerdotalis Coelibatus", n. 42, y en la declaración "In June". Los ministros no casados deben atenerse a la norma del celibato clerical del Código de Derecho Canónico, canon 277 §1.

§2 El ordinario, en plena observancia de la disciplina del celibato clerical en la Iglesia latina, por regla general (pro regula) admitirá sólo a hombres célibes al orden del presbiterado. Puede también pedir al romano pontífice, como una derogación del canon 277, §1 la admisión de hombres casados a la orden del presbiterado, caso por caso, según los criterios objetivos aprobados por la Santa Sede.


Este artículo se ha de entender como coherente con la actual práctica de la Iglesia, según la cual antiguos ministros anglicanos casados pueden ser admitidos al ministerio sacerdotal en la Iglesia católica, según el criterio de caso por caso. Por lo que se refiere a los futuros seminaristas, fue considerado como mera especulación si se darían casos en los que podría pedirse una dispensa de la regla del celibato. Por esta razón, se han de desarrollar criterios objetivo sobre estas posibilidades (por ejemplo, seminaristas casados que ya están en formación) entre el ordinariato personal y la conferencia episcopal, presentados para la aprobación de la Santa Sede.

El cardenal Levada reveló que el trabajo técnico sobre la "Constitución" y las "Normas" concluirá para finales de la primera semana de noviembre.


Actualización Nov-03-2009: El servicio en español del V.I.S. ha publicado hoy el comunicado en español.

Friday, October 30, 2009

Benedicto XVI se reunirá con el Arzobispo de Canterbury




Información de agencia AFP, Oct-30-2009.

El Papa y el jefe de la Iglesia anglicana se reunirán el 21 de noviembre
(AFP)

CIUDAD DEL VATICANO — El papa Benedicto XVI se reunirá con el jefe de la iglesia anglicana, el arzobispo de Canterbury Rowan Williams, en el Vaticano el 21 de noviembre, por primera vez desde la apertura de la iglesia católica a los tradicionalistas anglicanos, informó este viernes la Santa Sede.

"La visita a Roma de Rowan Williams ya estaba prevista (...) y es natural que se reúna con el Santo Padre" en esa ocasión, dijo a la AFP el padre Federico Lombardi, portavoz del Papa, confirmando lo publicado más temprano este mismo viernes por el semanario católico The Tablet.

Ese encuentro será el primero entre los dos dirigentes religiosos tras el anuncio por parte de la iglesia católica, el 20 de octubre pasado, de su apertura hacia los tradicionalistas anglicanos decepcionados por la visión extremadamente progresista de su iglesia.

Rowan Williams participará además en la celebración organizada por la universidad gregoriana del centésimo aniversario del nacimiento del cardenal Johannes Willebrands, pionero del ecumenismo católico fallecido en 2006.

Este nombramiento en la Congregación para los Obispos no nos gusta


¡Y a quien le importa nuestra opinión!

Información de V.I.S., Oct-30-2009.

CIUDAD DEL VATICANO, 30 OCT 2009 (VIS).-El Santo Padre:

[...]

-Nombró al cardenal Cormac Murphy-O'Connor, arzobispo emérito de Westminster (Gran Bretaña), miembro de las Congregaciones para los Obispos y para la Evangelización de los Pueblos.

Legionarios de Cristo prohibidos de funcionar en Arquidiócesis de Miami


Lo dice la Arquidiócesis de Miami en su Boletín Pastoral con fecha Oct-29-2009:




Así como en un memorando enviado a los sacerdotes de la Arquidiócesis con la misma fecha:





Texto del memorando en español:

Se prohibe a los Los Legionarios de Cristo funcionar en la archidiócesis de Miami, con efectos inmediatos.

En el pasado, se daba a sus sacerdotes permisos individuales, por parte del Vicario General, cada vez que deseaban venir a la Archidiócesis de Miami, pero su ministerio estaba restringido a sus propios miembros.

Debido a que los Legionarios de Cristo no han cumplido esas restricciones, el arzobispo Favalora les ha prohibido ejercer cualquier ministerio en la archidiócesis de Miami.

Por otra parte, Regnum Christi, no ha sido autorizada ni ahora ni nunca a trabajar en cualquier parroquia, escuela o cualesquier entidad de la Archidiócesis. Recientemente se ha descubierto que Regnum Christi ha participado en varias escuelas sin la aprobación de la Archidiócesis. Semejante participación de Regnum Christi debe finalizar inmediatamente. Pastores / administradores se les pide compartir esta información con los directores de escuela y los que coordinar los actos de la parroquia.

Se requiere a los Pastores/Administradores que compartan esta información con los responsables de los colegios y aquellos que coordinan eventos parroquiales

Gracias

Thursday, October 29, 2009

¿Qué es lo que retrasa la constitución apostólica?




La constitución apostólica que permitirá a un gran número de Anglicanos ser recibidos en el seno de la Iglesia está retrasada, ¿el motivo?, de acuerdo a Andrea Tornielli de Il Giornale y Paolo Rodari de Il Foglio, lo que retrasa la publicación del documento es lo siguiente: si anglicanos casados pueden formarse como seminaristas.

Tornielli dice que en los últimos días el Consejo Pontificio para la Interpretación de los Textos Legislativos ha hecho todo para clarificar este punto, y escribe que todo sugiere que los seminaristas en estas futuras comunidades Anglocatólicas tendrán que ser célibes como todos sus pares de la Iglesia Católica Latina.

Tanto Il Giornale como Il Foglio reportan también que el santo Padre hubiera preferido que la constitución apostólica se hubiera hecho al tiempo de la conferencia de prensa, principalmente para evitar que se repitiera lo mismo que ocurrió cuando decidió levantar la excomunión a los obispos de la FSSPX/SSPX a comienzo de año. Pero como el Card. Levada ya había informado a los obispos de Inglaterra y Gales y al Arzobispo de Canterbury acerca de esta provisión, y la fecha para la conferencia de prensa ya se conocía en Londres, fue imposible mantener el asunto en secreto y el Vaticano tuvo que seguir adelante y hacer la conferencia de prensa aunque los detalles de la constitución apostólica no estuvieran todavía ajustados.


Entrada relacionada: Sala de prensa vaticana desmiente rumores sobre retraso de constitución apostólica.

El reemplazo del Card. Re

Aclaramos que en este caso se trata de rumores, tal como en situaciones análogas.

Según el vaticanista del diario La Stampa, Marco Tossati, el candidato para reemplazar al Card. Giovanni Battista Re como Prefecto de la Congregación para los Obispos es Giuseppe Bertello, Nuncio apostólico en Italia.

Según una nota que se lee en el sitio de Association Pro Liturgia, el reemplazo de Re sería el Card. Arzobispo de Sydney, Australia, George Pell.

¡Consignados los rumores!

Wednesday, October 28, 2009

El herético Hans Küng —con una ayudita de la prensa anticatólica— ataca de nuevo


Queremos ver a las conferencias episcopales de Suiza, Alemania, Bélgica, Holanda, Suecia —por decir algunos nombres al azar—, oponerse enérgicamente a este individuo y tomar medidas drásticas, como hicieron —por ejemplo— cuando se levantó la excomunión a los obispos de la FSSPX/SSPX.

Este incansable —empotrado, o como dicen en inglés: “embedded”— enemigo de la Iglesia, con una “pequeñísima” ayuda de la prensa anticatólica, ahora le dió porque tenían que haberlo consultado antes de admitir a los Anglicanos en el seno de la Iglesia.

En periódicos como el italiano La Repubblica, en donde le dieron primera plana:





Pasando por el británico The Guardian:





Ó el francés Le Monde, este individuo hace resonar ‘su indignación’.

El director de L'Osservatore Romano, Giovanni Maria Vian, ha salido en un editorial titulado “Lontano dalla realtà” (Lejos de la Realidad) a refutarlo en la edición diaria en italiano del diario vaticano.





Seguidamente presentamos el editorial de Vian en una traducción al español proporcionada por la cadena COPE de España.

Lejos de la Realidad

Una vez más una decisión de Benedicto XVI vuelve a teñirse de fuertes tintes, preconstituidos y sobre todo alejadísimos de la realidad. Lo hace lamentablemente, de nuevo, Hans Küng, el teólogo suizo antiguo colega y amigo suyo, a quien el propio Papa, en 2005, sólo cinco meses después de su elección, quiso encontrar, en amistad, para debatir acerca de las bases éticas comunes de las religiones y sobre la relación entre razón y fe. Y ello aunque en 1979, a inicios del pontificado de Juan Pablo II, Küng fue sancionado por algunas de sus posturas por parte de la Congregación para la Doctrina de la Fe (entonces guiada por el cardenal croata Franjo Šeper) que, al término de un procedimiento incoado en los últimos años de Pablo VI, declaró que no se le podía considerar un teólogo católico.

Desde entonces otras veces Küng, infaliblemente citado por medios influyentes, ha vuelto a criticar, con aspereza y sin fundamento, a Benedicto XVI. Como hace ahora –clamorosamente relanzado en Inglaterra por «The Guardian» y en Italia por «La Repubblica», que ciertamente no serán las únicas cabeceras del mundo que publicarán su artículo- a propósito del anuncio, verdaderamente histórico, por parte de la Santa Sede de la próxima constitución de estructuras canónicas que permitirán la entrada en la comunión con la Iglesia católica de muchos anglicanos. Un gesto que se orienta a reconstituir la unidad querida por Cristo y reconoce el largo y fatigoso camino ecuménico realizado en este sentido, pero que se distorsiona y se representa enfáticamente como si se tratara de una astuta operación de poder que hay que leer en clave política, naturalmente de extrema derecha.

No vale la pena subrayar las falsedades y las inexactitudes de este último escrito de Küng, cuyo tono nuevamente deja de hacer honor a su historia personal y en algunos puntos roza la comicidad, ignorando intencionadamente los hechos y llegando incluso a escarnecer al primado anglicano, quien ha firmado una declaración conjunta con el arzobispo de Westminster. Pero desgraciadamente el artículo del teólogo suizo circulará mucho y contribuirá a una representación tan hosca como infundada de la Iglesia católica y de Benedicto XVI. Para resumir la situación actual a la que se [supone] que ha llegado con el actual Papa la Iglesia católica, Küng escribe que se trata de una tragedia. No es necesario perturbar términos tan hiperbólicos para definir su artículo, aunque deja mucha amargura frente a este enésimo ataque gratuito a la Iglesia de Roma y a su indiscutible compromiso ecuménico.

g.m.v.


Actualización Oct-30-2009: Sumandose a los diarios arriba mencionados, hoy ha aparecido el mismo artículo de Hans Küng en traducción al español en El País de España.

Imágenes del evento de presentación del libro “Introibo Ad Altare Dei”


Rinascimento Sacro trae estas imágenes correspondientes al evento de presentación del libro “Introibo Ad Altare Dei” de los autores Elvis Cuneo, Daniele Di Sorco, Raimondo Mameli. La presentación hecha por el Presidente Emérito de la Pontificia Comisión «Ecclesia Dei», Card. Darío Castrillón, tuvo lugar el pasado Oct-24-2009 en el la Sala de Convenciones del Palazzo Uccellini-Amurri de Belvedere Ostrenze, en la provincia de Ancona.



Hacer que los anglicanos se sientan como en casa en la Iglesia Católica

Ha aparecido una traducción al español de una entrevista previamente publicada en la sección en inglés de ZENIT, la cual ilustra algunos aspectos de la posible comunión de un grupo de Anglicanos con la Iglesia. La entrevista en español puede verse en la sección en español de la misma agencia ZENIT.

Hacer que los anglicanos se sientan como en casa en la Iglesia Católica

Entrevista con monseñor Stetson, experto en el diálogo con la Comunión Anglicana Tradicional

HOUSTON, martes 27 de octubre de, 2009 (ZENIT.org).- La semana pasada sorprendía la noticia de que Benedicto XVI permitirá a grupos de anglicanos que desean entrar en plena comunión con la Iglesia Católica, el hacerlo a través de Ordinariatos personales, preservando al mismo tiempo elementos de la tradición espiritual y litúrgica anglicana.

La provisión de Ordinariatos es la respuesta del Vaticano a los anglicanos que han expresado deseos de convertirse en católicos. Se estima que entre 20 y 30 obispos anglicanos han hecho una petición similar.

Hasta ahora existía una Provisión Pastoral, emanada por Juan Pablo II en 1980, pero que sólo contemplaba los casos individuales de sacerdotes episcopalianos que deseaban abrazar el catolicismo.

Para entender cómo funcionan los Ordinariatos personales y la importancia de esta iniciativa, ZENIT ha entrevistado a monseñor William Stetson, un sacerdote del Opus Dei y secretario del Delegado Eclesiástico de la Congregación para la Doctrina de la Fe para la Provisión Pastoral de ex sacerdotes episcopalianos (el término episcopaliano suele usarse para designar a los miembros de la Comunión Anglicana en Estados Unidos y en Escocia, n.d.t.).

Monseñor Stetson mantiene una Oficina de Provisión Pastoral en la parroquia de Nuestra Señora de Walsingham, una congregación de tradición anglicana en la archidiócesis de Galveston-Houston.

-¿Qué es un Ordinariato personal? ¿Existe en algún otro lugar en la Iglesia?

Monseñor Stetson:
Un ordinariato es una estructura jurisdiccional compuesta por un prelado con jurisdicción ordinaria, su propio clero incardinado que le asiste en su trabajo pastoral, y los fieles laicos a los que pastorea.

Existe un ordinariato militar en muchos países, que tiene la responsabilidad del cuidado pastoral, de quienes sirven en los Ejércitos y sus familias. En los Estados Unidos se llama Archidiócesis para los Servicios Militares (Archdiocese for the Military Services). Que yo sepa no existen otros Ordinariatos.

-¿Cuál es la diferencia fundamental entre la Provisión Pastoral de 1980 y la nueva constitución apostólica?

Monseñor Stetson:
La Provisión Pastoral no tenía contenido canónico y no contemplaba el ejercicio del poder de gobierno. La nueva constitución apostólica establecerá normas canónicas al más alto nivel para proveer la creación de nuevas estructuras canónicas llamadas “ordinariatos” en naciones individuales. En conformidad con las normas generales, cada ordinariato tendrá el poder de gobierno (jurisdicción) sobre un determinado tipo de personas y asuntos.

-¿Qué sucederá con las parroquias católicas de tradición anglicana (Anglican Use parishes) que han estado operando durante años?

Monseñor Stetson:
Hasta este momento las llamadas parroquias de tradición anglicana en Estados Unidos son parroquias personales de la diócesis donde están presentes, que mantienen elementos de la tradición anglicana, especialmente la liturgia.

No hay relación canónica entre ellas o con el Delegado Eclesiástico de la Provisión Pastoral.

Presumiblemente, si se establece un ordinariato en los Estados Unidos, las parroquias pasarían a ser jurisdicción del nuevo ordinariato y quedarían bajo la jurisdicción del prelado del ordinariato.

Las futuras parroquias y comunidades de culto podrían ser establecidas por el ordinario del ordinariato a petición de grupos de fieles anglicanos con un sacerdote tras consultar al obispo diocesano del lugar donde se encuentran.

- ¿Cuál es el motivo de establecer estos ordinariatos personales? ¿Por qué la Provisión Pastoral no era suficiente?

Monseñor Stetson:
La Provisión Pastoral es un mero proceso administrativo para preparar a los antiguos sacerdotes episcopalianos casados para ser ordenados como sacerdotes católicos a petición de los obispos diocesanos. El nuevo ordinariato proveerá una estructura canónica similar a una diócesis para el cuidado pastoral de los fieles laicos que se proceden de la Iglesia episcopaliana.

-Esta estructura canónica parece responder directamente a una petición realizada hace dos años por la Comunión Anglicana Tradicional, que tiene alrededor de 400.000 miembros en todo el mundo. ¿Cree que muchos de estos miembros entrará en comunión con la Iglesia católica a través del ordinariato personal?

Monseñor Stetson:
La Comunión Anglicana Tradicional es en realidad una confederación de autodenominadas diócesis presentes en muchos países diferentes; está formada por sacerdotes, fieles laicos y obispos. La Comunión Anglicana Tradicional como tal nunca ha formado parte de la Comunión Anglicana bajo la autoridad del arzobispo de Canterbury.

Lo que suceda con las diócesis en los países concretos dependerá de las decisiones tomadas por la jerarquía católica en los respectivos países con la Congregación para la Doctrina de la Fe. Su número es mayor en África y Asia.

-¿Cómo será el proceso para los anglicanos, especialmente sacerdotes y obispos, que entren en la Iglesia a través del ordinariato?

Monseñor Stetson:
La Constitución Apostólica que permitirá la creación de ordinariatos en cada país aún no se ha presentado. Por esta razón no conocemos la naturaleza del proceso. Anticiparía que será similar al usado en los últimos 27 años por la Provisión Pastoral aquí en Estados Unidos, y su homóloga en Inglaterra (la cual, con todo, no había provisto de parroquias y liturgia, como en Estados Unidos).

- El anuncio vaticano contempla la posibilidad de que un ordinariato católico tenga seminaristas, que se prepararían junto con los seminaristas católicos, “aunque el ordinariato establecería una casa de formación dirigida a las necesidades particulares de formación en el patrimonio anglicano”. ¿Esto incluiría la posibilidad de matrimonio para estos seminaristas anglicanos?

Monseñor Stetson:
Los puntos específicos de esta cuestión aún no se han dado a conocer. Al menos supongo que los seminaristas tendría que estar a la vez casados y estudiar en un seminario anglicano en el momento que trataran de entrar en plena comunión, y luego continuar estudiando para el sacerdocio en un seminario católico. Ellos tendrían que recibir la dispensa de la norma del celibato, estudiando la Santa Sede caso por caso. Los futuros seminaristas tendrían que ser célibes.

-¿Qué otras tradiciones mantendrían los anglicanos al entrar en la Iglesia católica por la vía del ordinariato personal?

Monseñor Stetson:
Las parroquias pequeñas, que permiten una mayor cohesión. Una rica tradición de expresión litúrgica (lenguaje, música, vestimentas, espacio, etc) en inglés, que data del siglo XVI. Esto también incluiría una gran tradición de la utilización de la Sagrada Escritura en la predicación, el amor a los Padres de la Iglesia y una expresión teológica más allá de la escolástica católica romana.

-¿Por qué el Vaticano puede ofrecer esta concesión sólo a los anglicanos, y no a los luteranos, presbiterianos, etc. que quisieran entrar en la Iglesia?

Monseñor Stetson:
Los anglicanos han disfrutado siempre de un lugar especial en la actitud católica hacia la ruptura de la unidad de los cristianos en Occidente después del siglo XVI. La Iglesia de Inglaterra intentó mantener muchos elementos de la Iglesia Católica y, al mismo tiempo ser protestante. La Iglesia de Inglaterra mantuvo una mayor unidad dentro de sí misma y por lo tanto podía tratarse como una entidad única en las conversaciones con Roma.

-Se ha hablado de que esta medida afectará negativamente al diálogo anglicano-católico, es decir, al Consejo Internacional Anglicano-Católico (ARCIC)? ¿Es esto cierto?

Monseñor Stetson:
Aparentemente no, de acuerdo con las manifestaciones de las autoridades católicas y anglicanas en Inglaterra y en otros países que están implicadas en el diálogo ecuménico. Solo el tiempo lo dirá.

- ¿Por qué es una buena noticia para los anglicanos que buscan la plena comunión con la Iglesia Católica?

Monseñor Stetson:
Los anglicanos que entran en la comunión plena encontrarán un hogar espiritual familiar en en la Iglesia Católica a través de las parroquias personales que el prelado de la ordinariato será capaz de establecer con los sacerdotes y el personal especialmente preparado, que también provendrán de la tradición anglicana.

Misa Pontifical en Roma con Card. Cañizares como celebrante


La Parroquia personal de la Santissima Trinità dei Pellegrini en Roma anuncia para el próximo Domingo Nov-01-2009 una Misa Pontifical a las 10:30 (hora local), cuyo celebrante será el card. Antonio Cañizares Llovera, Prefecto de la Sagrada Congregación para el Culto Divino y Disciplina de los Sacramentos.


Entradas relacionadas: Pontifical del Card. Cañizares en Roma,Imágenes del Pontifical del Cardenal Cañizares en Roma para la fiesta de Todos los Santos.

Tuesday, October 27, 2009

Card. Cañizares: “El asunto más urgente, que es apremiante en todo el mundo, es que se recupere de verdad el sentido de la liturgia”


Entrevista al Card. Antonio Cañizares Llovera, Prefecto de la Sagrada Congregación para el Culto Divino y Disciplina de los Sacramentos, en Religión en Libertad, Oct-26-2009.

- Pronto se cumplirá un año de su nombramiento por parte del Papa como prefecto de la Congregación para el Culto Divino... ¿qué valora­ción hace de su estreno en la Curia vaticana?

- Yo no soy quien tiene que hacer valoración de mi gestión. Lo único que tengo que decir es que es un tiempo muy importante para todos, se está trabajan­do intensamente, se ha atendido una asamblea plenaria de la congregación, se ha llegado a unas propuestas que el Santo Padre aprobó y que constituyen el plan de nuestro trabajo. El gran objetivo es reavivar el espíritu de la liturgia en todo el mundo.

- ¿Cuáles han sido los asuntos más urgentes que ha tenido que atender?

- Asuntos urgentes hay todas las mañanas, referentes a excesos y errores que se cometen en la liturgia, pero so­bre todo, el asunto más urgente, que es apremiante en todo el mundo, es que se recupere de verdad el sentido de la liturgia. No se trata de cambiar rúbricas o introducir nuevas cosas, sino que de lo que se trata, sencillamente, es que se viva la liturgia y esté en el centro de la vida de la Iglesia. La Iglesia no puede ser sin la liturgia, porque la Iglesia es para la liturgia, es decir, para la alabanza, para la acción de gracias, para ofrecer el sacrificio al Señor, para la adoración... Esto es lo fundamental, y sin esto no hay Iglesia. Es más, sin esto no hay humanidad. Por eso es una tarea sumamente urgente y apremiante.

- ¿Cómo se recupera el sentido de la liturgia?

- En estos momentos, trabajamos de una manera muy silenciosa en toda una serie de temas que tienen que ver con proyectos de formación. Es la necesidad prioritaria que se tiene: una buena y verdadera formación litúrgica. El tema de la formación litúrgica es capital por­que realmente no se cuenta con una formación suficiente. La gente cree que la liturgia es una cuestión de formas o de realidades exteriores, y lo que realmente nos hace falta es recuperar el sentido de la adoración, es decir, el sentido de Dios como Dios. Este sentido de Dios sólo se podrá recuperar con la liturgia. Por eso el Papa tiene tantísimo interés en acentuar la prioridad de la liturgia en la vida de la Iglesia. Cuando se vive el espíritu de la liturgia, se entra en el espíritu de la adoración, se entra en el reconocimiento de Dios, se entra en comunión con Él, y esto es lo que transforma al hombre y lo convierte en un hombre nuevo. La liturgia mira siempre a Dios, no a la comunidad; no es la comunidad la que hace la liturgia, sino que es Dios quien la hace. Es Él quien sale a nuestro encuentro y nos ofrece participar en su vida, en su misericordia en su perdón... Cuando se viva la liturgia de verdad y Dios esté verdaderamente en el centro de ella, cambiará todo.

- ¿Tan alejados estamos hoy del sentido verdadero del misterio?

- Sí, actualmente hay una secularización y un laicismo muy grandes, se ha perdido el sentido del misterio y de lo sagrado, no se vive con el espíritu verdaderamente de adorar a Dios y de dejar a Dios que sea Dios. Por eso se cree que hay que estar cambiando constantemente cosas en la liturgia, hacer innovaciones y que sea muy creativo todo. No es ésta la necesidad de la liturgia, sino que sea realmente adoración, es decir, reconocimiento de Aquél que nos trasciende y que nos ofrece la salvación. El misterio de Dios, que es misterio insondable de su amor, no es una nebulosa, sino que es Alguien que sale a nuestro encuentro. Hay que recuperar al hombre que adora. Hay que recuperar el sentido del misterio. Hay que recuperar lo que nunca deberíamos haber perdido. El mayor mal que se está haciendo al hombre es querer eliminar de su vida la trascendencia y la dimen­sión del misterio. Las consecuencias las estamos viviendo hoy en todas las esferas de la vida. Son la tendencia a sustituir la verdad por la opinión, la confianza por la inquietud, el fin por los medios... Por eso es tan importante defender al hombre de todas las ideologías que lo debilitan en su triple relación con el mundo, con los demás y con Dios. Nunca antes se había hablado tanto de libertad, y nunca antes ha habido más esclavitudes.

- Después de tantos años de docencia y de ministerio episcopal, ¿cómo ha vivido la llamada a servir en la Curia vaticana como «ministro del Papa»?

- Yo lo asumo con mucho gozo, por­que significa cumplir la voluntad de Dios. Cuando se cumple la voluntad de Dios uno está muy contento, aunque he de confesar que yo no esperaba algo así. Al mismo tiempo, el hecho de trabajar junto al Papa me permite vivir intensamente el misterio de comunión. Me siento muy unido a él, feliz de ayudarle en todo lo que él realmente está pidiendo. Como es sabido, una de sus preocupaciones principales es la preocupación por la liturgia.

- ¿Echa de menos la acción pastoral?

- Siempre se echa muy de menos, por­que es algo que uno lleva muy adentro, sobre todo después de llevar a cabo una intensa actividad pastoral, como la que yo tuve que llevar en Ávila, Granada y Toledo. Pero también hay que decir que lo que ahora estoy haciendo tiene mu­cho sentido eclesial y lo que importa es realmente vivir el servicio a la Iglesia allí donde uno esté. Porque allí donde uno esté, sirviendo a la Iglesia, se encuentra con todos.

- Una curiosidad, ¿le siguen llamando el pequeño Ratzinger?

- Pues sí, todavía hay gente que me llama así, pero no merezco tal apelativo. ¡Ojalá fuese un teólogo que se pareciera más al papa Benedicto XVI!

- Desde esa atalaya privilegiada que es Roma, ¿cuáles son los principales motivos de esperanza que usted observa en medio de esta Europa cada vez más secularizada y alejada de Dios?

- El gran motivo de esperanza es el mismo Papa y lo que él está constantemente diciendo. Este Papa está llevando a cabo un ministerio de Pedro tal y como Jesús se lo encomendó a Pedro. Su principal misión es confirmar en la fe a los hermanos y lo está haciendo todos los días. Todos los días nos habla de algo que es clave, el fundamento y el futuro de todo, como es la afirmación, el reconocimiento y la adoración de Dios. Si no situamos a Dios en el centro de la vida del hombre, no hay futuro para la humanidad. Es lo que el Papa ha llamado ante los jóvenes, nada menos, «la revolución de Dios». ¡Hagamos la revolución de Dios! Por eso, para mí, el Papa, y todo su magisterio, es un gran signo de esperanza.

- ¿Sigue desde el Vaticano los temas de actualidad, sobre todo lo que acontece en España?

- Estando en Roma no puedo dejar de estar en España. Sigo diariamente la actualidad, me siento muy vinculado a mi país. No me olvidó de mi patria, ni de mis realidades, ni de mis preocupaciones, que son también las de mis compatriotas.

- Supongo que habrá seguido con atención lo referente a la mani­festación del pasado 17 de octubre en contra de la reforma de ley del aborto...

- Cuando hay una manifestación pública tan multitudinaria como ha sido ésta quiere decir que las cosas no van bien, y aquí hay algo que no va nada bien, que es el hecho de que no hay un respeto a la vida. No se respeta la vida, no se defiende, y la vida es el primer derecho, es el derecho fundamental sobre el que se asientan todos los demás derechos. La vida es la dignidad de la persona humana y cuando no se respeta la dignidad de la persona humana no se respetan otras cosas. Lo que está en juego aquí es el hombre. Si hay legislaciones, si hay una mentalidad que va en contra del hombre, eso indica, y así lo pone de relieve esta muestra pública, que necesitamos reconsiderar las cosas. ¡Necesitamos apostar por el hombre! Por eso creo que más que una manifestación «en contra de», se trata de una apuesta en favor del hombre, una apuesta por la vida y la dignidad de la persona humana, por la verdadera libertad y la grandeza de la mujer y la maternidad. Mi mensaje para todos es que digamos sí al hombre, sí a la vida, y para ello, tenemos el máximo «sí» al hombre y a la vida que es el amor de Dios, que ama con pasión al hombre hasta el punto de entregar su propia vida en Jesucristo por todos nosotros. ¡Ésta es nuestra gran esperanza y éste es el gran futuro para el hombre!

Multan en Alemania al obispo Richard Williamson


Información de agencia Télam, vía El Patagónico, Oct-27-2009.

Berlín, 27 de octubre (Télam).- Un tribunal alemán impuso una multa de 12.000 euros al obispo católico ultraortodoxo Richard Williamson por haber negado públicamente el Holocausto, algo que en Alemania es delito, informaron hoy fuentes judiciales.

Un vocero dijo que Williamson -expulsado este año de Argentina- tiene dos semanas para contestar el fallo condenatorio por incitación al odio, que fue impuesto ayer por un tribunal de la ciudad de Ratisbona a pedido de la Fiscalía del estado de Baviera.

Si el obispo no contesta en este plazo, deberá presentarse ante el juez para una audiencia, dijo este vocero, citado por la agencia de noticias Europa Press.

El fallo se dictó el mismo día en que funcionarios del Vaticano iniciaron conversaciones con la congregación cismática ultra tradicionalista a la que pertenece Wiliamson, la Fraternidad San Pío X (FSSPX).

El papa Benedicto XVI causó gran malestar entre los judíos en enero pasado cuando decidió levantar la excomunión que pesaba sobre Williamson y otros tres obispos del FSSPX por haber sido ordenados por la congregación sin autorización de la Santa Sede.

Casi al mismo tiempo en que el Joseph Ratzinger levantaba su excomunión, Williamson negaba que los nazis hubieran matado a judíos en cámaras de gas, durante una entrevista con un canal de TV sueco que se realizó en Alemania.

En Alemania, negar el Holocausto es un delito punible con hasta cinco años de cárcel, y un fiscal anunció en febrero pasado que iniciaba una investigación por la entrevista.

La FSSPX se opone a la evolución de la Iglesia Católica de los últimos 40 años, y rechaza en particular las decisiones del Concilio Vaticano Segundo de dejar de llamar a los judíos "asesinos de Cristo" y de buscar un acercamiento a otros credos.

Williamson dice que los nazis mataron a no más de 300.000 judíos y que no usaron cámaras de gas, cuando la historia demostró que fueron 6 millones los asesinados en campos de concentración.

El obispo vivió en Argentina como rector de un seminario bonaerense entre 2003 y febrero de 2009, cuando abandonó el país expulsado por negar el Holocausto.

Las conversaciones lanzadas ayer, explicaron, buscan limar asperezas entre el Vaticano y la FSSPX, y continuarán a intervalos regulares.



Entrada relacionada: El abogado del obispo Richard Williamson apeló la multa.

Otros detallitos de la primera reunión de los diálogos Roma-FSSPX/SSPX




Andrea Tornielli trae hoy en Il Giornale un par de detalles sobre la primera reunión de los diálogos doctrinales Roma-FSSPX/SSPX, llevada a cabo ayer.

Antes del encuentro, ya de algunos días los lefebvrianos habían recibido del Vaticano una suerte de texto preparatorio con los argumentos en discusión.

También Tornielli, citando a “uno de los presentes” en la reunión escribe:

«No se puede prever cuanto durarán los diálogos, hemos decidido tener una ocurrencia bimestral, así que nos reencontraremos probablemente inmediatamente después de Navidad». Pero en el entretiempo se trabajará, y duramente, usando el correo electrónico para intercambiar consideraciones, preguntas, de manera de llegar a la próxima reunión, en cuanto sea posible, con algún punto acordado».

En este punto la fuente de Tornielli aclara que las reuniones serán “bimestrales” (como corrigió hoy la oficina de prensa Vaticana), y no “bimensuales” (como inicialmente se informaba en un comunicado de prensa de «Ecclesia Dei»).

Oficina de prensa del Vaticano corrige comunicado de «Ecclesia Dei»


Con respecto al COMUNICADO DE LA PONTIFICIA COMISIÓN «ECCLESIA DEI», 26.10.2009, el cual nosotros originalmente tomamos del Boletín diario en italiano de la Oficina de Prensa de La Santa Sede, inicialmente el mismo informaba que los encuentros para las discusiones doctrinales entre Roma y la FSSPX/SSPX tendrían una periodicidad “bimensual”, es decir por lo menos dos veces cada mes.

Y no es que hubieramos entendido mal, de hecho sitios como Radio Vaticano en español entendieron lo mismo:




Así como el servicio en español del V.I.S.:




Pero hoy aparece corregido el texto del boletín diario (el cual contiene una traducción al inglés) del cual tomamos inicialmente la información. La corrección indica que la periodicidad de los encuentros será “bimestral”, es decir, cada dos meses.


Monday, October 26, 2009

Bernard Fellay: Vaticano no dará ningún tipo de status a la FSSPX/SSPX antes de diálogos doctrinales


En el blog del sitio brasileño Veritatis Splendor nos hemos encontrado con esta corta entrevista al Superior General de la FSSPX/SSPX, Bernard Fellay, realizada durante su estadía en Brasil. Interesante que se aclare que a la FSSPX/SSPX no se le concederá ningún tipo de status antes de los diálogos doctrinales, así que los que piensan que la FSSPX/SSPX busca prolongar los diálogos con Roma en vistas a obtener en el entretanto algún tipo de status dentro de la Iglesia, pueden ir desarrollando otra teoría.


Los periodistas frecuentemente se preguntan cual será el formato preferido de la Fraternidad: ¿Sería un Administración Apostólica como Campos, una prelatura personal como el Opus Dei, o un ordinariato personal como los anglicanos?

El Vaticano dice muy claramente que no hará ninguna erección canónica de la FSSPX antes de los diálogos doctrinales. Como no hay nada oficial y nada conocido, no puedo decir nada. La única cosa que puedo decir es que Roma quiere establecer para nosotros algo conveniente para la Fraternidad.

Se dice que la Santa Sede podría reconocer públicamente facultades para todos los sacramentos celebrados por la FSSPX. Su Excelencia: ¿Considera que eso ocurrirá en poco tiempo?

No tengo la menor idea. Simplemente no se.

Y una última pregunta es sobre que la Fraternidad acepte temporalmente una estructura canónica provisoria durante las discusiones doctrinales.

Existe esa idea, pero es un problema dentro de la Iglesia. Existen muchos y muchos obispos que realmente nos odian. Enemigos de la FSSPX realmente. E irían a hacer todo lo que pudiesen para destruirnos. Y ese acuerdo temporal no resolvería el problema de los sacerdotes y de los fieles. Los obispos pondrían obstáculos inmensos y sería un caos. Entonces tiene que ser definitiva una solución canónica. Solamente cosas pequeñas podrían ser hechas. Por ejemplo, reconocer los sacrementos de la Fraternidad, cosas de ese tipo.


Actualización Nov-10-2009: Seguidamente el audio original (5:46 Mins.) de la entrevista que ha sido publicado en Nov-09-2009 por su autora, juliana fragetti, en su blog Verdade, Vida e Fé.




Entrada relacionada: Palabras del Superior General de la FSSPX/SSPX en su visita a São Paulo.

Imágenes de la Santa Misa en Palma de Mallorca durante la Fiesta de Cristo Rey


Por una cortesía de Enrique Viéitez ofrecemos algunas fotografías realizadas durante la Santa Misa Gregoriana cantada celebrada en la Fiesta de Cristo Rey, en el templo del Real Monasterio de Santa Clara de Palma de Mallorca, Oct-25-2009.












COMUNICADO DE LA PONTIFICIA COMISIÓN «ECCLESIA DEI», 26.10.2009


El Lunes 26 de Octubre de 2009 se ha tenido en el Palazzo del Sant’Uffizio, sede de la Congregación para la Doctrina de la Fe y de la Pontificia Comisión «Ecclesia Dei», el primer encuentro de la Comisión de estudio, conformada por expertos de la misma Comisión y de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X, para examinar las dificultades doctrinales que todavía subsiten entre la Fraternidad y la Sede Apostólica.

En un clima cordial, respetuso y constructivo se han identificado las cuestiones mayores de carácter doctrinal que serán tratadas y discutidas en el curso de los diálogos que proseguirán en los próximos meses probablemente de ocurrencia bimensual. En particular se examinaron las cuestiones relativas al concepto de Tradición, al Misal de Paulo VI, a la interpretación del Concilio Vaticano II en continuidad con la Tradición doctrinal católica, a los temas de la unidad de la Iglesia y de los principios católicos del ecumenismo, de las relaciones entre el Cristianismo y las religiones no cristianas y de la libertad religiosa. En el curso del encuentro también se ha precisado el método y la organización del trabajo.


Texto del Comunicado: Italiano, Inglés.


Entrada relacionada: Oficina de prensa del Vaticano corrige comunicado de «Ecclesia Dei».

Sunday, October 25, 2009

¿La prolongación de la duración del diálogo con Roma es una estrategia de la FSSPX/SSPX?


Respecto de una entrada anterior (aquí) en la cual reseñabamos una entrevista del diario argentino La Nación al Superior General de la FSSPX/SSPX, y en el curso de la cual se le preguntó concretamente:

[La Nación:] ¿ Cuánto tiempo estiman que durará el diálogo con el Vaticano?

[Fellay:] Es difícil decir... En el Vaticano hablan de un año, por lo menos. Entonces, significa un largo tiempo.

Nos quedó sonando eso de que el diálogo durará “un año, por lo menos”, ó, “un largo tiempo”; entonces recordamos dónde habíamos visto antes una expresión parecida al respecto. La expresión parecida la había proferido el Obispo (también de la FSSPX/SSPX) Alfonso de Galarreta en mayo pasado en una entrevista publicada por el propio sitio de internet de la FSSPX/SSPX (aquí). Esta es la pregunta que generó la expresión parecida pronunciada por De Galarreta:




Traducción (énfasis añadido).

¿Qué prospectos ve Ud. para la Sociedad de San Pío X en el futuro? ¿Un acuerdo con Roma? ¿Un reconocimiento canónico?

En lo absoluto, ni en el inmediato futuro ni en un tiempo. Nosotros en realidad rechazamos esta posibilidad. Sabemos que hasta que Roma regrese a la tradición, cualquier acuerdo práctico o canónico es incompatible con la confesión y la defensa pública de la Fe, y significaría nuestra muerte. En el mejor caso, humanamente hablando, tenemos varios años de discusiones frente a Nosotros.

Entonces nosotros preguntamos: ¿Es una estrategia preconcebida de la FSSPX/SSPX prolongar por “largo tiempo”, incluso por “varios años”, el diálogo con Roma; habída cuenta de las expresiones en ese sentido expresadas por dos de sus obispos, uno de los cuales es el Superior General y otro de los cuales es quien encabeza la comisión de la FSSPX/SSPX encargada del diálogo con Roma?

Saturday, October 24, 2009

¿Beatificación de Juan Pablo II en Abril de 2010?


Si alguien nos pregunta (cosa que no pasará), les diremos que la cosa tiene sentido en vista a la futura visita de Benedicto XVI a Fátima en Mayo de 2010, nada raro tiene que la beatificación se haga en Fátima, con eso se reconfirmaría la idea esa de que “Fátima es cuestión del pasado”, ¿verdad, Card. Bertone...?

Información de agencia El Financiero de México, Oct-23-2009.

Prevén beatificación de Juan Pablo II en 2010
Internacional - Viernes 23 de octubre

La ceremonia se llevará a cabo el 2 de abril
"Un Papa que no muere", es el más reciente libro sobre la vida del pontífice polaco


Ciudad del Vaticano, 23 de octubre.- Gianfranco Svidercoschi, amigo personal del fallecido Papa Juan Pablo II y autor de varios libros sobre su vida, estimó hoy que la beatificación del pontífice polaco se llevará a cabo en abril de 2010.

Durante la presentación de su última obra dedicada a Karol Wojtyla: "Un Papa que no muere", efectuada en la sede romana de la Librería Editorial Vaticana, Svidercoschi rechazó que la beatificación esté programada para diciembre de este año.

"Según las previsiones, después de una reunión de los cardenales y los tiempos estimados se habla de la primavera del próximo año, quizás a finales del mes de abril o inicios de mayo", dijo el también periodista.

Descartó que la ceremonia de beatificación se lleve a cabo el 2 de abril, cuando se cumplan cinco años de la muerte de Juan Pablo II, porque en esas fechas Benedicto XVI estará ocupado con las celebraciones de Semana Santa.

En su conferencia, Svidercoschi recordó también los viajes del llamado "Papa peregrino" a México, sobre todo el primero de ellos -en enero de 1979- al cual calificó de "providencial" por la influencia que tuvo en el resto de su pontificado.

"En la Secretaría de Estado (del Vaticano) no estaban seguros de la visita porque estaba el movimiento de la teología de la liberación y no querían que fuera etiquetado inmediatamente (con esa ideología)", comentó.

"Pero él fue igual y de alguna manera inició una nueva manera de gobernar la cual, de a poco, fue madurando conforme avanzó en su papado", añadió.

Según el escritor, una de las razones por las cuales decidió aceptar la invitación para aquel viaje fue su convicción sobre el impacto político internacional que tendría su visita a un país sin relaciones diplomáticas con el Vaticano.

"Viajando a México quería lanzar una señal: hacer entender que el futuro de la humanidad sería inevitablemente decidido a lo largo de la directriz norte-sur", señaló Svidercoschi en el capítulo nueve de su libro, titulado "Viaje en la historia".

"Un Papa que no muere. La herencia de Juan Pablo II" es el más reciente libro sobre la vida del pontífice polaco, editado en italiano por la compañía católica San Pablo.

A través de sus 156 páginas, el autor recorrió los aspectos más sobresalientes de un pontificado de más de 27 años, además de revelar anécdotas y ofrecer algunos detalles íntimos de Wojtyla.

Entrevista con Mons. Guido Pozzo


Una corta entrevista con Mons. Guido Pozzo, secretario de la Pontificia Comisión «Ecclesia Dei», publicada en el blog Messa In Latino. La versión en español tomada de La Buhardilla de Jerónimo. Una lastima que no hubiera habido campo para preguntar sobre el documento interpretativo del Motu Proprio Summorum Pontificum, del cual en otra entrada hablabamos ya lleva dos años de conocerse su existencia sin haber sido publicado.

Monseñor, una interpretación restrictiva ampliamente difundida del Motu Proprio [Summorum Pontificum] sostiene que la provisión papal se dirige primariamente, si no exclusivamente, a aquellos grupos e institutos que ya estaban adheridos a la forma tradicional, y que, por contraste, no busca en ningún modo promover la forma extraordinaria. A esto ya ha respondido el Cardenal Castrillón Hoyos, diciendo en Londres, en junio del 2008, que al Papa le gustaría tener el “Rito Gregoriano” en todas las parroquias. ¿Cuál es su opinión?

El Motu Proprio está dirigido a todos los fieles católicos que desean la forma extraordinaria de la liturgia romana, no sólo a aquellos que, previo a su promulgación, estaban adherido a la antigua forma del rito romano. Por cierto que busca dar cabida a estos últimos y sanar viejas heridas, pero el propósito del documento es también permitir la difusión de la forma extraordinaria, para el beneficio de aquellos que aún no la conocen (por ser demasiado jóvenes como para haber tenido experiencia de ella), o de aquellos que redescubren con gozo la Misa de su juventud. Una cada vez mayor difusión de este tesoro litúrgico, patrimonio de la Iglesia, puede traer muchos beneficios, espirituales y vocacionales, también a través del mutuo enriquecimiento entre ambas formas del rito romano.

La Carta del Papa que acompaña al Motu Proprio se refiere a un período de tres años, luego del cual se recogerán informes de los obispos, para evaluar la situación. ¿Esto podría significar, como algunos sostienen, que la liberalización del antiguo Misal estipulada por el Motu Proprio ha de ser comprendida como ad experimentum, o que al menos al fin de esta evaluación puede haber restricciones acerca de la forma extraordinaria, tales como, por ejemplo, el retorno a un régimen similar al de los indultos de 1984 o 1988?

El período de tres años se refiere simplemente a un balance de los primeros tres años de aplicación. Si se descubre que existen dificultades serias, se encontrarán los remedios apropiados, siempre teniendo en mente el propósito esencial del Motu Proprio.

Se ha informado de obstáculos de muchas partes en la implementación del Motu Proprio . Nosotros también los hemos experimentado... ¿Qué es lo que debería hacer un grupo de laicos que se encuentran en tales situaciones de dificultad para obtener una Misa semanal en la forma extraordinaria? ¿Y de qué forma puede intervenir la Comisión «Ecclesia Dei»?

La respuesta está ya escrita en el Motu Proprio: pedirlo al párroco y, posiblemente, buscar un sacerdote que está listo. Si esto se demuestra imposible, es necesario acudir al obispo propio, a quién se le pide que busque una solución apropiada. Si incluso de esta forma no se obtiene la satisfacción del pedido, escribir a la Comisión Ecclesia Dei que, no obstante, trata con los obispos, quienes son naturalmente nuestro interlocutor: se les pide una evaluación de la situación, para ver cuáles son las dificultades reales y cómo encontrar un remedio.

Cambiando de tema, ¿ha visto los resultados de la encuesta Doxa comisionada por Paix Liturgique y por nosotros [Messa In Latino]?

Sí, me alcanzaron un avance hace unos días. Estas cifras son verdaderamente notables y alentadoras, especialmente esa absoluta mayoría de los católicos practicantes que, al menos según la encuesta, consideran la existencia de las dos formas de la Misa en las parroquias como perfectamente normal. Entiendo que una copia de la encuesta ha llegado también al Santo Padre.

Bernard Fellay: el diálogo doctrinal Roma-FSSPX/SSPX durará largo tiempo


Vamos en 21 años, un año más un año menos, ¡qué más da...!

Entrevista del diario La Nación con el Superior General de la FSSPX/SSPX, Bernard Fellay, Oct-24-2009, Página 18. En esta ocasión no es que la entrevista contenga algo nuevo, lo cual no es culpa del entrevistado sino del entrevistador, ya que se trata de un medio secular, por lo tanto no puede ahondar en temas especializados.



-¿ Cuánto tiempo estiman que durará el diálogo con el Vaticano?

-Es difícil decir... En el Vaticano hablan de un año, por lo menos. Entonces, significa un largo tiempo.

-¿ El resultado de este proceso puede llegar a ser la integración definitiva de la Fraternidad a la Iglesia?

-Hay que distinguir la discusión de temas doctrinales de lo que usted llama integración. Son dos cosas paralelas. Sin embargo, en el Vaticano mismo dicen que esta integración no se dará antes de la aclaración de los puntos doctrinales que para nosotros son muy importantes porque hay hoy mucha confusión. Para mantener la unidad de la Iglesia, se necesita esta clarificación.

-En estos días que estuvo en Salta, ¿usted dijo que ciertos sectores progresistas de la Iglesia estarían impidiendo el acercamiento de la Fraternidad a la Santa Sede?

-Así es. Un ejemplo es que el presidente de la Conferencia Episcopal alemana dijo a un grupo de diputados que antes del fin de este año la Fraternidad estará de nuevo fuera de la Iglesia. Esto manifiesta muy claramente una intención más que hostil. Nuestro problema es un poco complicado porque hay peleas en el Vaticano. Entonces, ¿cuál es nuestro interlocutor? ¿Los progresistas y conservadores, o sólo uno de ellos? Es muy difícil de saber porque no es claro... En la Iglesia intentan mantener cierta unidad a pesar de estas divisiones.

-¿Y el Papa qué hace ante esto?

-Está más o menos en el medio. Quiere ser el papa de todos. Es muy difícil.

- Ustedes denunciaron que la difusión de la entrevista a Williamson, en la fecha en que se comunicó el levantamiento de la excomunión de los cuatro obispos lefebvristas, fue manipulada también por esos sectores.

-Sí; también en el Vaticano circuló un estudio que mostraba la posibilidad muy grande de una instrumentalización abusiva del caso. Solamente el hecho de que se difundiera a mediados de enero una entrevista que se había hecho a principios de noviembre ya es muy raro. Además, esa entrevista fue usada antes de ser difundida masivamente para impedirnos el uso de varios templos en Suecia. Se la mostraron a los que administran esos templos. Esto significa que había una intención maligna.

-¿Quién está detrás de esta instrumentalización?

-Están, por cierto, los progresistas, también la izquierda política y probablemente los masones. Usaron este episodio para golpearnos a nosotros y mucho más al Papa mismo. Esto es lo trágico de la historia. Ven un papa que poco a poco intenta hacer correcciones a algunas reformas, y no les gusta. Por eso, usaron este episodio infeliz como un bastón de oro para golpear a la Iglesia.

-En ese momento, usted aclaró que la posición de Williamson era personal. ¿Cuál es su situación ahora?

-La posición de monseñor Williamson es personal. Jamás fue para nosotros un problema este tema. El ahora está retirado, en uno de nuestros prioratos de Londres, donde reza y estudia.

Friday, October 23, 2009

¿Quieres saber sobre los ordinariatos personales...?


¡... No le preguntes al director de ACI!





El audio dura 12:56 Mins. y nunca explica en qué consisten...

Invitación a Forma Extraordinaria en Palma de Mallorca, España


Del Buzón de correo:

El próximo domingo 25 de octubre, fiesta de Cristo Rey, a las 19.00 horas y en el Real Monasterio de Santa Clara de Palma de Mallorca, se celebrará la Santa Misa Gregoriana cantada. El celebrante será D. Jaime Mercant Simó, sacerdote diocesano, asistiendo al altar tres acólitos. De las funciones del coro se encargará la Comunidad de Monjas Clarisas.


Entrada relacionada: Imágenes de la Santa Misa en Palma de Mallorca durante la Fiesta de Cristo Rey.

Presentación del libro “Introibo Ad Altare Dei”


En el sitio de internet de la Editorial Fede & Cultura se lee la invitación a la presentación del libro “Introibo Ad Altare Dei” de los autores Elvis Cuneo, Daniele Di Sorco, Raimondo Mameli. Tal presentación estará a cargo del Presidente Emérito de la Pontificia Comisión «Ecclesia Dei», Card. Darío Castrillón, mañana Oct-24-2009 a las 16:30 horas (tiempo local) en el la Sala de Convenciones del Palazzo Uccellini-Amurri de Belvedere Ostrenze, en la provincia de Ancona.

Relacionada con esta misma información, la revista Affari Italiani, presenta hoy una corta entrevista (en italiano) con Daniele Di Sorco, uno de los tres autores de la obra.


Entrada relacionada: Imágenes del evento de presentación del libro “Introibo Ad Altare Dei”.

Thursday, October 22, 2009

Interesante entrevista con Don Mauro Gagliardi en ZENIT


Aparece hoy en ZENIT una interesante entrevista con Don Mauro Gagliardi, autor del libro “Liturgia fonte di vita. Prospettive teologiche” (Liturgia fuente de vida, prospectiva teológica).

Seguidamente procedemos a transcribirla.

La liturgia, fuente de vida

Una perspectiva teológica para la praxis litúrgica


ROMA, jueves 22 de octubre de 2009 (ZENIT.org).- Acaba de llegar a las librerías italianas el libro de don Mauro Gagliardi, “Liturgia fonte di vita – Prospettive teologiche (Fede & Cultura).

Se trata de un libro que tiene el mérito de proponer una visión de la liturgia principalmente en una perspectiva teológica, y que intenta responder a las preguntas sobre el fundamento de la liturgia indicando una praxis celebrativa más en consonancia con los sagrados misterios.

En el prólogo al libro, monseñor Mauro Piacenza, Secretario de la Congregación para el Clero, escribe que el autor “ofrece aquello de lo que hoy se advierte más exigencia: una aproximación teológica a la liturgia consistente, y al mismo tiempo accesible”, también porque “El Concilio Vaticano II recuerda que la aproximación a la liturgia es ante todo de tipo teológico”.

El arzobispo secretario de la Congregación para el Clero precisa que “entre los elementos principales que califican el sacerdocio está, sin sombra de duda, el servicio litúrgico y, de forma muy especial, el ministerio del altar”, y por esto “comprender teológica y espiritualmente el sentido de la liturgia significa por tanto comprender verdaderamente el propio sacerdocio”.

“Es nuestra convicción – concluye monseñor Piacenza – que el presente volumen pueda realmente contribuir a este necesario descubrimiento del hecho que el sacerdote es ante todo un hombre elegido por el Señor para estar ante Él y servirle”.

Don Mauro Gagliardi, nacido en 1975, fue ordenado presbítero en 1999 en la archidiócesis de Salerno. Doctor en Teología (Gregoriana, Roma 2002) y en Filosofía (L’Orientale, Nápoles 2008), desde 2007 es profesor de la Facultad de Teología del Ateneo Pontificio Regina Apostolorum de Roma.

Desde 2008 es Consultor de la Oficina de las Celebraciones Litúrgicas del Sumo Pontífice. Ha publicado varios volúmenes, artículos y contribuciones a misceláneas, tanto en Italia como en el extranjero. Sobre la relación entre teología y liturgia, concedió esta entrevista a ZENIT.

-¿Por qué un profesor de teología como usted ha decidido escribir un libro sobre liturgia?

Gagliardi:
Diría que hay varios motivos, algunos de los cuales son circunstancias y otros tocan mayormente el objeto de estudio teológico. En los últimos años, me he dedicado, por una serie de acontecimientos ocasionales, a profundizar el estudio de la liturgia. Al principio, mis estudios estaban dirigidos casi exclusivamente a la teología dogmática, que es mi principal campo de especialización y de enseñanza. Un día, durante mi último año de doctorado en teología, me cayeron en las manos algunos libros que me llenaron de curiosidad: presentaban el tema de la liturgia de un modo distinto al que yo estaba acostumbrado. Me apasionó su lectura y, a continuación, la de otros análogos. Comencé así a formarme una cultura litúrgica.

Por decirlo brevemente, esas obras constituían una aproximación a la liturgia no solo desde el punto de vista histórico – que sin embargo no se descuidaba – sino también desde el teológico. Lo que nunca había conocido bien era una teología de la liturgia, y cuando esta me salió al encuentro, la acogí con alegría, casi de forma connatural. Después leí y releí el excepcional libro del cardenal Ratzinger Introducción al espíritu de la liturgia, y otros ensayos suyos en materia litúrgica. Creo que los he leído todos, y cada uno varias veces. En 2007 publiqué un libro sobre la Eucaristía (Introduzione al Mistero eucaristico. Dottrina – Liturgia – Devozione), en el que desarrollaba tanto el aspecto dogmático como el litúrgico y el espiritual del gran Sacramento del altar.

En efecto, mi aproximación seguía siendo teológico-dogmática, pero ahorra, gracias a los nuevos estudios, podía ver mejor el vínculo fecundo entre doctrina, liturgia y devoción. Por otro lado, el libro salió casi al mismo tiempo que la Exhortación apostólica Sacramentum Caritatis, que trata sobre la Eucaristía precisamente desarrollando estas tres dimensiones. Fue para mí una confirmación autorizadísima del estudio que había hecho para escribir el libro. En 2008 fue también nombrado consultor de las Oficina de las Celebraciones Litúrgicas del Sumo Pontífice. También por este motivo, mi estudio en el ámbito litúrgico continúa y profundiza, aunque tiene que dividirse el campo con la investigación en el ámbito dogmático, que obviamente debo continuar.

Exponiendo estas circunstancias, creo haber explicado también porqué un dogmático se haya interesado en la liturgia: acontecimientos concretos me han llevado a ello, pero estos acontecimientos no hacían otra cosa que estimular en mí el interés por aspectos aún no desarrollados, y que están conectados con el propio dogma. En el caso específico de mi último libro, la ocasión se me proporcionó por una invitación a dar un seminario monográfico intensivo, en el ámbito del Curso internacional para los Formadores de Seminarios, una importante iniciativa que desde hace veinte años organiza el Instituto Sacerdos todos los veranos en Leggiuno, provincia de Varese (Italia).

El curso ofrece a rectores, profesores, padres espirituales y formadores de los seminarios de todo el mundo un programa amplio y muy bien estructurado de formación y de actualización, sobre los temas relacionados con la formación de los futuros sacerdotes. En julio de 2008 hablé durante tres días de la liturgia a estos hermanos sacerdotes, procedentes de los cinco continentes, y también a un obispo oriental que también participaba en el curso, y me di cuenta de su gran interés por el corte teológico que daba a mi exposición. Los datos bíblicos, históricos y filológicos ciertamente cuentan y yo intentaba que no faltasen, junto a los análisis de casos concretos, pero el interés lo suscitaba sobre todo la comprensión teológica de la liturgia. Tras esta experiencia positiva, decidí organizar mis apuntes y nació el libro.

-En un mundo que parece cada vez más secularizado, ¿por qué un libro sobre liturgia?

Gagliardi:
Diría, al contrario, que precisamente porque a menudo el mundo moderno – al menos el mundo occidental – parece cada vez más alejado de la fe y de la religión, es necesario recordar algunos puntos firmes y, entre estos, ciertamente está el culto divino, o sagrada liturgia.

A veces se ha creído que, ante los desafíos de la “ciudad secular”, también el cristianismo, si quiere ser aceptado, debe secularizarse. No puedo aquí, obviamente, entrar en detalles sobre un tema tan amplio, aunque se agotó en los mismos en que surgió dentro de la teología. Para la liturgia vale un discurso parecido.

Parece que en muchos casos haya existido una tendencia a secularizarla, casi a “desmitificarla”, a hacerla menos divina y más humana, de forma que las personas pudieran reconocerse más en ella, de acuerdo con la mentalidad y la cultura típicas de nuestro tiempo. Está claro que la liturgia se forma y cambia, a través de los siglos, también en base a la influencia de las culturas. Es necesario sin embargo verificar prudentemente cuándo se trata de cambios homogéneos con la tradición, y por tanto positivos hablando en general, y cuándo no.

También en este caso, es imposible entrar aquí en detalles, pero a su pregunta respondo: precisamente en un mundo que parece a menudo alejado de Dios, es necesaria aún más una liturgia verdaderamente divina y sagrada.

No es correcto decir – como se ha hecho a menudo – que hoy los problemas de la Iglesia serían “más bien otros”. El culto que debemos dar públicamente a Dios, y la forma correcta de hacer este culto, son de capital importancia para el hombre de toda época, sean cuales sean los problemas que tenga que afrontar. Es más, pensándolo bien, es difícil encontrar un problema que sea más importante para el hombre que su relación con Dios, del que la liturgia sagrada es el momento cumbre.

-¿Cuáles son los temas relevantes tratados en el libro? ¿Qué quiere comunicar a los lectores? ¿Qué objetivos quiere alcanzar?

Gagliardi:
Comienzo por la última pregunta y respondo simplemente que lo que me propongo, cuando estudio, enseño o escribo, es la búsqueda personal de la verdad y su consecuente difusión. Por eso nunca me propongo idear algo nuevo, algo que nadie ha sabido o dicho antes. Intento decir de forma clara, y en lo posible también de forma nueva, lo que la Iglesia siempre ha sabido y continúa incesantemente enseñando y profundizando en el desarrollo de su vida.

Respecto a los temas de mi libro, he tratado, a nivel de temas fundamentales y generales, sobre el concepto de liturgia, del papel del sacerdote ministro y de los fieles en la celebración, del modo en que la liturgia es para nosotros fuente de vida, es decir, manantial de la gracia, de la santificación litúrgica del tiempo y del espacio, de la dinámica teológica de la Eucaristía, de la belleza litúrgica, así como de la relación entre liturgia y ética y liturgia y devoción, concluyendo sobre la formación litúrgica. Además he propuesto un capítulo con una breve historia de la reforma litúrgica desde el Concilio de Trento hasta nuestros días. En el libro se encuentran también diversos temas específicos y concretos, como: la orientación de la oración litúrgica, la lengua que usar en la celebración, la mejor postura para recibir la Santa Comunión, y otros.

-Hay aún mucha polémica sobre el éxito de la reforma litúrgica post-conciliar. ¿Puede ilustrarnos los términos del debate y cuál es su parecer al respecto?

Gagliardi:
Sobre los términos de la cuestión, dicho muy resumido: tras el Vaticano II una comisión dedicada a ello trabajó para llevar a término la reforma general de la liturgia, pedida por el Concilio. Los resultados concretos de esta reforma, según admitieron el entonces cardenal Ratzinger y tantos otros expertos, no corresponden en todos los detalles concretos al texto de la Sacrosanctum Concilium.

Aquí las posturas divergen: unos hablan de traición al Concilio y, aún más, a la Iglesia y a su inmemorial tradición litúrgica y quisieran una anulación completa de la reforma, a la que seguiría una restauración de la liturgia a la situación de 1962, si no antes. Otros, por el contrario, tienden casi a hacer una canonización de la reforma del modo en que se ha llevado a cabo y de los resultados, y se muestran a veces incluso agresivos cuando alguno lanza la hipótesis, ciertamente no de anularla, sino sólo de revisarla y corregirla.

Ambas posturas, en mi opinión, están equivocadas. Y estas perspectivas impiden también valorar de modo correcto algunas importantes decisiones que el Santo Padre ha tomado. Con todo existe una tercera vía, que es la correcta, y que consiste en favorecer el desarrollo homogéneo de la tradición litúrgica de la Iglesia.

-Según un reciente sondeo, dos practicantes sobre tres irían a la Misa tridentina al menos una vez al mes si la tuvieran en la parroquia, pero parece que varios obispos y párrocos no tienen simpatía por este rito. ¿Es verdad? ¿Que piensa sobre ello?

Gagliardi:
He leído sobre este sondeo reciente, llevado a cabo por Doxa, una conocida sociedad que trabaja en el sector. Los resultados deberían por tanto, en líneas de máxima, corresponder a la situación real, en cuanto que eso sea posible a un sondeo.

Desde la publicación del Motu proprio Summorum Pontificum, ya hace más de dos años, muchas veces los periódicos, las revistas y los sitios web han sacado noticias de declaraciones y/o decisiones de miembros del clero, que parecen ir en una dirección distinta de la augurada por el documento pontificio.- En este sentido, se puede decir que una parte, que no sabría cuantificar, de obispos y sacerdotes parece no estar entusiasmada con la idea de ver una nueva difusión de la celebración de la Misa según el uso más antiguo. Los motivos de esta postura pueden ser distintos y está claro que aquí no podemos hacer un análisis profundo y puntualizado.

Mi opinión personal es que, si el Santo Padre ha decidido favorecer, a través de su decisión, a quienes desean celebrar o participar en la forma más antigua del rito romano, quienes no aman especialmente esta forma – y por tanto no desean valerse personalmente de la facultad concedida – no deberían poner obstáculos a la realización de una normativa que, habiendo emanado de la Suprema Autoridad, tiene valor para toda la Iglesia. Ciertamente, puede haber casos particulares, en los que los amantes del rito de San Pío V tengan pretensiones excesivas.

Estos casos deben valorarse singularmente por parte de los obispos, que siguen siendo, en sus diócesis, los responsables principales de la vida litúrgica (y hay que recordar que compete a los mismos obispos vigilar no sólo sobre estos casos, sino también sobre la observancia estricta de las normas fijadas en los libros litúrgicos postconciliares). Me parece, con todo, que los casos de excesos por parte de los que aprecian el rito más antiguo, de dos años a esta parte, sean menos frecuentes que las declaraciones y acciones para desanimar a la celebración de ese rito. Brevemente, diría que es esencial que nadie anteponga su autoridad particular o su visión personal a las decisiones del Santo Padre, que es el centro de unidad visible de la Iglesia.

-Muchos fieles lamentan un empobrecimiento de la actual praxis celebrativa. ¿Qué cosas aconseja hacer para renovar y hacer más bella e intensa la liturgia?

Gagliardi:
Hay muchas, que expongo en mi libro y por tanto para responder a su pregunta no debería hacer otra cosa que recomendar su lectura. Con todo, puedo decir al menos que en la base de las muchas cosas que hacer o que renovar – tanto a nivel más general como a nivel detallado – creo que hay una verdad teológico-litúrgica en torno a la cual gira todo lo demás: el protagonista de la sagrada liturgia no es el individuo ni la comunidad – que sin embargo tienen un papel relevante – sino el Dios trinitario y su Cristo. Todo está aquí.

Esto es verdaderamente esencial. Cada gesto, cada disposición, cada actitud del cuerpo y del espíritu, cada objeto utilizado en la liturgia debe ser una manifestación de este hecho: no celebramos nosotros mismos o nuestra comunidad. Nuestro culto está dirigido a Dios Padre, a través de Jesucristo, en el Espíritu Santo. Este culto en espíritu y verdad nos santifica y nos abre a la vida eterna.