Thursday, June 04, 2009

Juan Pablo II puede ser beatificado este año, dice ex vocero del Vaticano


Información de agencia EFE, Jun-04-2009 vía Radio Programas del Perú.

Jueves, 04 de Junio del 2009
Juan Pablo II puede ser beatificado este año, dice ex vocero del Vaticano


Joaquín Navarro Valls dijo que dos pasos claves para llevarle a los altares -el reconocimiento de las virtudes heroicas y un milagro- pueden alcanzarse este año.

Juan Pablo II puede ser beatificado en 2009, afirmó el ex portavoz vaticano Joaquín Navarro Valls, quien precisó que el proceso para llevarle a los altares no se detiene y que los dos "pasos claves" del mismo -el reconocimiento de las virtudes heroicas y un milagro- pueden alcanzarse este año.

En unas declaraciones que publica hoy el diario "
Il Sole 24 Ore", el que fuera portavoz del Papa Wojtyla durante 22 años dijo también que la correspondencia epistolar que Juan Pablo II mantuvo durante años con su amiga polaca Wanda Poltawska, ahora conocida y que deberá ser estudiada por la Congregación para la Causa de los Santos, no paralizará el proceso.

Según Navarro Valls, la comisión encargada del caso lo que tendrá es "un suplemento" de trabajo.

El español subrayó que los dos "pasos claves" del proceso en esta fase, como son el decreto sobre las virtudes heroicas reconocidas por los cardenales y obispos de la Congregación para la Causa de los Santos y la publicación del decreto que reconoce el milagro que le llevará a la beatificación, pueden aprobarse este año.

"A partir de ese momento, el Papa puede decidir la fecha de proclamación de la beatificación, aunque puede hacerlo en cualquier momento", afirmó el ex portavoz.

Sobre la amistad de Wanda Poltawska con el Papa, Navarro Valls dijo que la vio algunas veces en el Vaticano y en Castel Gandolfo, pero que nunca le dio la sensación de que tuviese una amistad superior a la de otros amigos de Wojtyla que también le visitaban.

La amistad entre ambos se remonta a 1950, cuando la mujer le contó los horrores del campo de concentración nazi donde estuvo recluida.

Dicha amistad fue afianzándose y en 1962 el por entonces obispo Wojtyla pidió al Padre Pío de Pieltrecina -famoso por sus milagros y al que Juan Pablo II proclamó santo en 2002- que intercediera para que Wanda Poltawska sanara del cáncer que padecía, lo que ocurrió de forma inexplicable poco después.

De ella se ha dicho que influyó sobre Juan Pablo II en el nombramiento de obispos polacos y sobre otras materias, lo que Navarro Valls excluyó "al mil por cien".