Tuesday, March 17, 2009

Wiliamsongate. La imprudencia fue de Lombardi, afirma Card. Castrillón


Habíamos anteriormente anticipado (aquí) que el secretario de prensa de la Presidencia de Colombia estaba próximo a publicar un libro entrevista con el Card. Darío Castrillón, mismo que se llama De frente y sin miedo, diálogos con el Cardenal Darío Castrillón.

Pues bien, ha llegado la fecha en que se lanza oficialmente el libro, y en dicho marco el Card. Castrillón ha concedido hoy una entrevista al diario colombiano de mayor circulación, El Tiempo. En ella se le pregunta acerca del williamsongate, y sin reparo el Card. Castrillón afirma que si hubo alguna imprudencia, fue por parte del Director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, P. Federico Lombardi, en una entrevista concedida en Feb-05-2009 al diario francés La Croix. En la misma entrevista a El Tiempo, el Card. Castrillón afirma que “Si alguien tenía que saber eso es el cardenal que se encarga de la vida de los obispos, el cardenal Re”. Como se recordará del Card. Re también se reportó en su momento (en el periódico Italia Oggi) que había hecho comentarios desobligantes sobre el Card. Castrillón.

EL TIEMPO: ¿Cuál fue su papel en la mediación con los lefebvrianos a quienes se les levantó la excomunión?

Card. Darío Castrillón: Tenía que hacer los diálogos, pero no significa que era yo solo el que estaba dialogando con (Bernard) Fellay (jefe de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X de los lefebvrianos). Tuve siempre en torno a mí todo el grupo necesario dentro de la Santa Sede para cada uno de los pasos. Cuando hablábamos de las excomuniones no fue un diálogo de Castrillón con Fellay..., no, no, no. Yo no negocié con nadie. Fue la Comisión de Cardenales, incluido Ratzinger (el Papa Benedicto XVI), porque de esto comenzamos a hablar cuando él no era Papa. No hubo ni un solo acto que no se hiciera colegiadamente.

EL TIEMPO: ¿Cómo se enteraron de las palabras de Williamson en las que niega el Holocausto?

Card. Darío Castrillón: Cuando hubo una reacción grande del mundo hebreo y de obispos de las áreas más sensibles (Alemania, Suiza y Austria), oficialmente nos enteramos. Llegó una comunicación el 5 de febrero a nuestras manos. Pero a los lefebvrianos no los excomulgaron por motivos de doctrina, sino porque habían sido ordenados sin permiso.

EL TIEMPO: ¿Hubo un 'jalón de orejas' cuando el portavoz del Papa, Federico Lombardi, dijo que usted tenía que saber lo que había dicho Williamson?

Card. Darío Castrillón: El no dijo exactamente eso y si lo dijo es un absurdo, una idiotez, porque no se trataba de estudiar la vida de estos obispos. Lo único que había que saber es que fue ordenado por (Marcel) Lefebvre sin permiso.

EL TIEMPO: ¿Para levantar la excomunión no hacía falta que Williamson se retractara?

Card. Darío Castrillón: Nadie le iba a pedir retractación porque el Santo Padre ni nosotros sabíamos lo que había dicho.

EL TIEMPO: Si lo hubieran sabido, ¿hubieran pedido su retractación antes de levantar la excomunión?

Card. Darío Castrillón: Yo pienso que no, porque es un problema histórico no moral. Por prudencia el Santo Padre hubiera podido decir que esperaran un momento. Me parece que hubo una imprudencia del portavoz de la Santa Sede en la declaración que le dio a 'La Croix', porque no tiene por qué entrar en juicios sobre personas ni decir que un cardenal tiene que saber algo que no tiene por qué saber. Si alguien tenía que saber eso es el cardenal que se encarga de la vida de los obispos, el cardenal Re.

EL TIEMPO: ¿Es consciente de lo que el portavoz dijo?

Card. Darío Castrillón: Francamente no me ha interesado. Él me escribió una carta pidiéndome excusas. Hemos sido muy buenos amigos.