Thursday, November 27, 2008

Visita del Card. Castrillón a Toulon, Francia


Por invitación del obispo de la diócesis de Fréjus-Toulon, Monseñor Dominique Rey, el presidente de la Pontificia Comisión «Ecclesia Dei», Card. Darío Castrillón Hoyos, celebrará una Misa Pontifical el Domingo Dic-07-2008 en la parroquia personal Saint-François de Paule, creada en 2005 por Monseñor Rey.

El Domingo Dic-07-2008, a las 10:00 AM (hora local), y en presencia de Monseñor Dominique Rey, el Card. Castrillón celebrará la Misa Pontifical. Seguidamente, se iniciará la procesión de la Inmaculada Concepción por las calles de Toulon. Al final de la procesión tendrá lugar una almuerzo parroquial.

Fuente: Parroquia Saint-François de Paule de Toulon.

¿Confirmado el Card. Cañizares para el Culto Divino?


Francisco José Fernández de la Cigoña, en su blog La Cigüeña De La Torre, Nov-27-2008, afirma que el Card. Giovanni Battista Re, Prefecto de la Congregación para los Obispos, ha confirmado que el Card. Antonio Cañizares es el nuevo Prefecto de la Congregación Para el Culto Divino y Disciplina de los Sacramentos.

Documento Vaticano sobre bioética en Diciembre



Según la agencia noticiosa I.MEDIA, Nov-26-2008, un importante documento se publicará en las próximas semanas.

Se trata de un documento doctrinal sobre la bioética y particularmente sobre los temas de la procreación, los embriones y de la tutela de la dignidad de la vida. Ese documento retomará los temas de la Instrucción Donum Vitae (Feb-22-1987), sobre el respeto de la vida humana naciente y la dignidad de la procreación. El documento es una respuesta frente al desarrollo científico en el ámbito de la procreación, abordando las nuevas cuestiones éticas y sus consecuencias prácticas en cuanto a la enseñanza moral y las opciones políticas.

El documento afrontará temas de bioética, como el congelamiento de los embriones humanos, diágnostico antes de la implantación, la investigación sobre celulas embrionarias, la clonación humana y los recientes embriones híbridos homo-animales.

En el documento el Vaticano reafirmaría que los seres humanos, en estado embrional, no pueden ser abandonados, seleccionados, muertos (matados) o utilizados como simple material biológico, sino que el embrión se debe tratar como una persona.