Saturday, October 18, 2008

FSSP: Misa Pontifical en Roma


John Sonnen del blog Orbis Catholicvs ha puesto el primer video (por ahora) con algunas imagenes de la Misa Pontifical celebrada por el Card. Darío Castrillón Hoyos, con ocasión de los veinte años de la FSSP, en la iglesia de la Ss. Trinità dei Pellegrini de Roma, Oct-18-2008; es decir la recientemente creada parroquia personal en razón del Rito.



Cambios en la Curia Romana.


Artículo de Andrea Bevilacqua en Ittalia Oggi, Oct-17-2008, vía Papa Ratzinger Blog.

Se preanuncian importantes movimientos, en las próximas semanas, al interno de la curia romana. El Sinodo de los obispos en curso en estos días en el Vaticano, de hecho, ha traido a Roma a diversos prelados y así ha sido fácil, para el Pontifice y sus mas estrechos colaboradores, hacer intercambios de opinión con respecto a los próximos ajustes a efectuar en el organigrama del gobierno de la Iglesia.

El principal ajuste se refiere a la Congregación para el Culto Divino. Aquí habrá un doble cambio en el vertice: a un mismo tiempo cambiaran tanto el prefecto, el cardenal nigeriano Francis Arinze, así como el secretario, el cingalés Malcolm Ranjith. A Arinze lo sucederá el cardenal español Antonio Cañizares Llovera, arzobispo de Toledo. Mientras que para la sucesión de Ranjith el juego está abierto. Hay quien habla con insistencia de la llegada del liturgista salesiano Manlio Sodi. Pero la cosa es difícil que suceda, vistos las polémicas posiciones que en el pasado Sodi ha tenido frente al motu proprio papal Summorum Pontificum con el cual ha sido liberalizado el antiguo rito revisado en 1962 por Juan XXIII.

También en la Curia romana se habla ahora con insistencia cada vez mayor de tres importantes cambios en la secretaría de Estado, o sea en aquel órgano de mando que tiene el mayor poder hoy al interior de la Santa Sede. Se trata del probable inminente adios de monseñor Sardi, monseñor Caccia y monseñor Viganò. Sardi, hace años profesor de teología moral en el seminario de la diócesis de Acqui Terme, es quien redacta los borradores de los discursos del Pontífice. Monseñor Viganò permanece como cabeza de la oficina del personal de la Santa Sede: vigila desde aquí todos las asunciones. Mientras Caccia es asesor de asuntos generales, en esencia «viceministro». Son tres nominaciones de segunda fila pero, los encargos que cubren, son de gran importancia. Tanto que a pesar del secretario de Estado, Tarcisio Bertone, tenía ya tiempo ganas de hacerlo en la práctica, ahora tiene todavía problemas encontrando dignos sucesores a los tres y, sobretodo, encontrando los nuevos encargos que no suenen para ellos como un despido.

De la curia romana a las diocesis italianas. Habiendo superado la dificultad de Floerncia —en el puesto del cardenal Ennio Antonelli el Papa ha nombrado arzobispo a monseñor Giuseppe Betori— quedando abiertos los nudos de Milán y Turín. Milán es la diócesis en la cual se podría tener en breve el nombre del sucesor del cardenal Dionigi Tettamanzi. A los seguidores de Tettamanzi y del precedente arzobispo, el cardenal Martini, no les disgustaría la llegada de un milanés, pero en mayores partes se habla también de la posibilidad del nombre de monseñor Rino Fisichella. Este es estimado en el mundo del asociacionismo milanés y la nominación, a pesar de la ruptura respecto de Martini y Tettamanzi, sería de gran prestigio.

En cuanto a Turín, queda ahora un poco más de un año para el adios a Poletto. También aquí el juego está entre aquellos que quieren continuidad respecto a la presente gestión y aquellos que, al contrario, quieren renovación. Si hay continuidad, será la más probable nominación la del obispo de Ivrea, Arrigo Miglio. Si al contrario, todo es posible.

Leído en el sitio de Amnistía Internacional


Lo vemos pero no lo creemos. En el sitio de internet de Amnistía Internacional hay un comunicado de prensa (Oct-09-2008) a favor de los Católicos de Vietnam.

AMNISTÍA INTERNACIONAL
DECLARACIÓN PÚBLICA


Índice AI: ASA 41/005/2008
9 de octubre de 2008

Vietnam: Temor y discriminación crecientes

El gobierno vietnamita debe poner fin a sus actos de intimidación y agresión contra católicos y garantizar la protección contra la violencia de grupos patrocinados por el Estado, ha manifestado hoy, 9 de octubre de 2008, Amnistía Internacional.

Esta creciente persecución se produce tras haber reprimido las autoridades protestas pacíficas masivas de católicos en Hanoi al final de septiembre de 2008. En agosto y septiembre, los católicos organizaron concentraciones de millares de personas para mostrar su apoyo a las reclamaciones de la iglesia en una disputa sobre tierras.

En un documento informativo que ha publicado hoy basándose en nuevos datos, Amnistía Internacional ilustra cómo los católicos sufren cada vez más intimidaciones y agresiones físicas y verbales desde la represión. El documento está basado en entrevistas mantenidas en el país con grupos confesionales, periodistas y feligreses.

«Profieren insultos contra nuestras madres y nuestros padres y dicen cosas como “matar al arzobispo” y “matar a los curas” –dijo a Amnistía Internacional una joven católica-. El domingo pasado por la noche, cuando volví de la iglesia, había quizá 400 o 500 personas, muchas con camisa azul, que coreaban consignas y sostenían pancartas.»

A medida que se intensifica en los medios de comunicación controlados por el Estado la campaña contra los manifestantes católicos, numerosos contramanifestantes y grupos patrocinados por el Estado se congregan delante de la archidiócesis y de la parroquia de Thai Ha de Hanoi y hostigan e intimidan a los dirigentes eclesiásticos y los feligreses. Al menos una iglesia católica de las afueras de Hanoi ha sido atacada por bandas que arrojaron piedras.

Las autoridades están utilizando también el derecho penal para reprimir la libre expresión de las opiniones. En los últimos días se ha detenido y acusado formalmente a cuatro manifestantes y se ha citado en comisarías de policía a numerosos feligreses para interrogarlos. Además, Amnistía Internacional cree que los altos cargos eclesiásticos corren riesgo de detención.

Información complementaria

Los católicos comenzaron a manifestarse en diciembre de 2007 por una larga disputa sobre la propiedad de dos terrenos de Hanoi. Los terrenos pertenecieron a la Iglesia Católica hasta la década de 1950, cuando el Estado los confiscó. Las negociaciones entre la iglesia y el gobierno se estancaron en febrero de 2008, y en agosto y septiembre millares de personas, algunas procedentes de otras partes del país, se sumaron a la protesta pacífica. Al final de septiembre, las autoridades habían acordonado la zonas en disputa y puesto fin a las vigilias masivas.