Tuesday, September 09, 2008

Msr. Camille Perl: debemos evitar que con el Rito Antiguo ocurra lo mismo que con la reforma litúrgica de 1969




Entrevista de Bruno Volpe para Pontifex, Sep-09-2008, con el vicepresidente de la Pontificia Comisión «Eclessia Dei», Msr. Camille Perl. Echamos de menos que Volpe hubiera preguntado sobre el próximo documento interpretativo de Summorum Pontificum. Traducción al español del blog La Buhardilla de Jerónimo.

ROMA – Se acerca el importante Congreso que, desde el 16 de septiembre en Roma, analizará el Motu Proprio del Papa Benedicto XVI que, con sabiduría, ha liberado el Rito Romano antiguo. Debe ser dicho, también, que el domingo 14 de septiembre, día de la Exaltación de la Santa Cruz, se cumple un año de la entrada en vigor del Motu Proprio Summorum Pontificum. Del Congreso, que no está organizado por la Pontificia Comisión Ecclesia Dei, hemos hablado con Monseñor Camille Perl, Vicepresidente de dicha Comisión, encargada también de las relaciones con los seguidores de Mons. Lefebvre.

Bruno Volpe: Excelencia, ¿qué se propone el Congreso?

Monseñor Camille Perl: Aclaro, por amor a la verdad, que nosotros, de Ecclesia Dei, no somos los organizadores. Nos han invitado para decir lo nuestro y lo hacemos con interés, participación y placer.

Bruno Volpe: En síntesis, ¿cuáles son los objetivos?

Monseñor Camille Perl: La pregunta quizás debería ser dirigida a los organizadores. Pero creo que es una revisión y una reflexión después de un año de la entrada en vigor del Motu Proprio.

Bruno Volpe: ¿También sobre el modo de proponerlo a los fieles?

Monseñor Camille Perl: Ciertamente. He leído los temas de las exposiciones y todas me parecen estimulantes e interesantes. Obviamente debemos hacer un balance pero también pensar en el futuro.

Bruno Volpe: Hasta ahora, ¿cree que los resultados, después de la entrada en vigor del Motu Proprio, han sido satisfactorios?

Monseñor Camille Perl: Considero que es pronto para decirlo categóricamente, hay luces y sombras...

Bruno Volpe: ¿Qué luces y qué sombras?

Monseñor Camille Perl: La luz más grande ha sido la entrada en vigor del texto. Pero me parece equivocado y anti-histórico pretender que entre rápidamente en la conciencia de los fieles y de la gente. Es necesario tiempo, que sea metabolizado. La Iglesia, en su sabiduría, tiene tiempos largos, y como nunca, en este caso, son necesarios tiempos dilatados.

Bruno Volpe: Entre las causas de freno está también la escasa o, a menudo, nula preparación de muchos sacerdotes para celebrar según el Rito romano antiguo...

Monseñor Camille Perl: Es cierto. Pero le repito: el problema no se resuelve de hoy para mañana. Nosotros no somos el ejército que, en veinticuatro horas y con dos disparos de fusil, resuelve los problemas. También hemos recibido quejas de parte de grupos de fieles tradicionales a los cuales no les es permitido celebrar la Misa según el Rito antiguo. En fin, la obra está abierta...

Bruno Volpe: En resumen, evitar prisas y triunfalismos...

Monseñor Camille Perl: Así es. La prisa me parece siempre una mala consejera. En cuanto a los triunfalismos, menos aún. Es necesario seguir adelante con confianza y constancia. Creo que el Rito Romano antiguo tiene necesidad de tiempo para afianzarse. Después de todo, también sucedió así con la reforma litúrgica de 1969: llegó con demasiada prisa y no fue asimilada de la manera adecuada. Ahora debemos evitar que ocurra lo mismo con el Rito Romano antiguo.