Tuesday, July 01, 2008

¡Bienvenidos Redentoristas Transalpinos!


¡Alguien debería seguir este ejemplo...! El P. Michael Mary, Vicario General de los Redentoristas Transalpinos hace saber en el blog de ese monasterio que su situación ahora está regularizada. Dice el P. Mary:

1 de Julio, 2008
Fiesta de la Preciosa Sangre

Mis queridos amigos,

Estoy feliz de informales que el pasado Junio 18, frente al Cardenal Castrillón y a los miembros de la Pontificia Comisión Ecclesia Dei en Roma, Yo humildemente pedí a la Santa Sede de mi parte y de parte del concejo del monasterio que nuestras suspensiones fueran levantadas.

En Junio 26 recibí la palabra de que la Santa Sede había concedido nuestra petición. Todas las censuras canónicas han sido levantadas.

Nuestra comunidad ahora realmente se alegra de la indiscutible y pacífica posesión de la Comunión con la Santa Sede porque nuestros sacerdotes estan ahora en buena reputación canónica.

Estamos muy agradecidos con nuestro Santo Padre Papa Benedicto XVI por publicar, el pasado Julio, el Motu Proprio Summorum Pontificum que nos llamó a venir a una indiscutible y pacífica comunión con El.

...

Comunicado de prensa de la FSSPX/SSPX “respecto al ultimatum del Cardenal Castrillón Hoyos”


Respecto al Ultimatum del Cardenal
Castrillón Hoyos


El 4 de Junio de 2008, por pedido del cardenal Darío Castrillón Hoyos, presidente de la Pontificia Comisión Ecclesia Dei, el superior general de la Fraternidad San Pìo X, Msr. Bernard Fellay, fue a Roma acompañado del segundo asistente general, el P. Alain-Marc Nély.

En el curso de la entrevista, le fue dado un memorandum en forma de ultimatum, exigiendo una respuesta pra el final del mes de Junio. El 23 de Junio, contrariamente a lo acostumbrado, el diario italiano Il Giornale reveló la existencia de este ultimatum y al día siguiente publicó su contenido en su edición electrónica. La información en los dias siguientes fue transmitida por toda la prense internacional. Así, a la urgencia del ultimatum se añadió una presión mediatica.

El documento del Cardenal Castrillón Hoyos formulaba cinco exigencias: aparte de una respuesta positiva pedida antes del fin de Junio, la Fraternidad San Pìo X, en la persona de su superior general, se debía comprometer (1) a «una respuesta proporcionada a la generosidad del Papa»; (2) a «evitar cualquier tipo de intervención pública que no respete la persona del Santo Padre y que pudiera ser negativa para la caridad Eclesial»; (3) a « evitar la pretensión de un magisterio superior al Santo Padre y de no poner a la Fraternidad en contraposición a la Iglesia»; (4) a «demostrar la voluntad de actuar con honestidad en su plena caridad eclesial y en el respeto de la autoridad del Vicario de Cristo».

Debemos remarcar que el carácter tan general, para no decir vago, de las exigencias formuladas contrasta singularmente con la urgencia de un ultimatum. Las condiciones parecen hechas para obtener un clima favorable a un diálogo ulterior, más bien que implicar algún compromiso preciso sobre puntos determinantes. La Fraternidad San Pío X desea que el diálogo se situe nivel doctrinal y tenga en cuenta por completo todas las cuestiones que, si son eludidas, pueden correr el riesgo de hacer cadúco un status canónico establecido por precipitación. Ella [la FSSPX/SSPX] piensa que el levantamiento previo de las excomuniones de 1988 favorecerían la serenidad de un tal diálogo.

La Fraternidad San Pío X no tiene la pretensión de ejercitar un magisterio superior al del Santom Padre, ni busca oponerse a la Iglesia. Siguiendo los pasos de su fundador, ella quiere transmitir lo que ha recibido, es decir «lo que siempre ha sido creido, en todos lados y por todos». Ella hace suya la profesión de fe que Msr. Marcel Lefebvre dirigió a Paulo VI, el 24 de Septiembre de 1975: «Jesucristo a confiado a Su Vicario el cargo de confirmar a sus hermanos en la fe y le ha pedido velar pra que cada obispo fielmente guarde el depósito de la fe, según las palabras de san Pablo a Tiomoteo».

Es en este sentido en que Msr. Fellay respondió al ultimatum en una carta al Papa Benedicto XVI, el Jueves 26 de Junio de 2008. El Cardenal Castrillón Hoyos simplemente ha acusado recibo de esta respuesta, el día siguiente.

Hasta que información más amplia este disponible, no haremos comentario.


P. Alain Lorans

Original en francés publicado por agencia DICI, Jul-01-2008:

Au sujet de l’ultimatum du cardinal
Castrillón Hoyos


Le 4 juin 2008, à la demande du cardinal Dario Castrillón Hoyos, président de la Commission pontificale Ecclesia Dei, le supérieur général de la Fraternité Saint-Pie X, Mgr Bernard Fellay, s’est rendu à Rome accompagné du 2nd assistant général, l’abbé Alain-Marc Nély.

Au cours de l’entretien, il lui a été remis un memorandum sous forme d’ultimatum, exigeant une réponse pour la fin du mois de juin. Le 23 juin, contrairement aux usages, le quotidien italien Il Giornale révélait l’existence de cet ultimatum et en livrait le contenu, le lendemain, dans son édition électronique. L’information était reprise les jours suivants par l’ensemble de la presse internationale. Ainsi, à l’urgence de l’ultimatum s’ajoutait une pression médiatique.

Le document du cardinal Castrillón Hoyos formulait cinq exigences : outre une réponse positive réclamée avant la fin juin, la Fraternité Saint-Pie X, en la personne de son supérieur général, devait s’engager (1) à « une réponse proportionnée à la générosité du pape » ; (2) à « éviter toute intervention publique qui ne respecte pas la personne du Saint Père et qui serait négative pour la charité ecclésiale » ; (3) à « éviter la prétention d’un magistère supérieur au Saint Père et à ne pas proposer la Fraternité en contraposition avec l’Eglise » ; (4) à « démontrer la volonté d’agir honnêtement en toute charité ecclésiale et dans le respect de l’autorité du Vicaire du Christ ».

On remarquera que le caractère très général, pour ne pas dire vague, des exigences formulées tranche singulièrement avec l’urgence d’un ultimatum. Ces conditions semblent viser à obtenir un climat favorable à un dialogue ultérieur, plutôt que des engagements précis sur des points déterminés. La Fraternité Saint-Pie X souhaite que ce dialogue se situe au niveau doctrinal et prenne en compte toutes les questions qui, si elles étaient éludées, feraient courir le risque de rendre caduc un statut canonique établi dans la précipitation. Elle pense que le retrait préalable des décrets d’excommunication de 1988 favoriserait la sérénité d’un tel dialogue.

La Fraternité Saint-Pie X n’a pas la prétention d’exercer un magistère supérieur à celui du Saint Père, ni ne cherche à s’opposer à l’Eglise. A la suite de son fondateur, elle entend transmettre ce qu’elle a reçu, c’est-à-dire « ce qui a été cru toujours, partout et par tous ». Elle fait sienne la profession de foi que Mgr Marcel Lefebvre adressait à Paul VI, le 24 septembre 1975 : « C’est à son Vicaire que Jésus-Christ a confié la charge de confirmer ses frères dans la foi et qu’Il demande de veiller à ce que chaque évêque garde fidèlement le dépôt, selon les paroles de saint Paul à Timothée ».

C’est en ce sens que Mgr Fellay a répondu à l’ultimatum dans une lettre au pape Benoît XVI, le jeudi 26 juin 2008. Le cardinal Castrillón Hoyos a simplement accusé réception de cette réponse, le lendemain.

Jusqu’à plus ample informé, il ne sera pas fait de commentaire.


Abbé Alain Lorans



Entrada anterior relacionada: La Fraternidad de San Pío X rechaza acuerdo precipitado con Roma.



Actualización Jul-02-2008: En el sitio de internet del distrito sudamericano de la FSSPX/SSPX, ha sido publicada lo que suponemos sea la traducción oficial al español del comunicado en cuestión.

La Fraternidad de San Pío X rechaza acuerdo precipitado con Roma


Primera información en español que llega por medio de la agencia EFE, Jul-01-2008 vía La Nación de Paraguay.

Ciudad del Vaticano.
EFE.

Los seguidores del fallecido tradicionalista francés Lefebvre justificaron el "no", según un comunicado difundido hoy por la agencia católica francesa I Media, en que no desean aceptar acuerdos "fruto de la precipitación" y porque las condiciones impuestas por el Vaticano "tienen un carácter vago".

El 4 de junio de este año, el cardenal colombiano Dario Castrillón Hoyos, presidente de la Comisión Pontificia "Ecclesia De", encargado de las relaciones con los "lefebvrianos", envió al superior general de esa Fraternidad, Bernard Fellay, uno de los obispos nombrados por Lefebvre y sobre los que pesa la excomunión, un documento para la vuelta al seno de la Iglesia Católica y le pedía una respuesta antes del 30 de junio, es decir ayer.

En el documento, según fuentes vaticanas, la Santa Sede les pedía, entre otras, que evitaran cualquier intervención pública en la que no se respetara la figura del Papa, que rechazaran mantener un magisterio superior al del Pontífice, que respetaran la autoridad del Vicario de Cristo y que dieran una respuesta, "proporcional a la generosidad" del Papa antes del 30 de junio.

Según los "lefebvrianos", el carácter "general, o más bien vago", de las exigencias chocan con la urgencia del ultimatum "y parecen más bien dirigidas a lograr un clima favorable a un diálogo posterior".

Los "lefebvrianos" abogaron para que ese diálogo se establezca a "nivel doctrinal" y subrayaron que "la retirada de los decretos de excomuniones de 1988 servirían para serenar ese diálogo".

Los cismáticos precisaron que no tienen interés en llevar a la práctica un magisterio superior al del Papa. La respuesta de los "lefebvrianos" supone un nuevo jarro de agua fría a los intentos del Vaticano de atraerles de nuevo al seno de la Iglesia de Roma, de la que se separó el arzobispo francés Marcel Lefebvre el 30 de junio de 1988, al ordenar cuatro obispos sin el permiso del Pontífice.

Automáticamente se produjo la excomunión, que pretenden ahora, 20 años después que le sea levantada a priori para afrontar los puntos doctrinales que les separan de Roma, entre ellos su oposición al reformismo del Concilio Vaticano y sobre todo al ecumenismo y a las relaciones con las otras religiones.

En estos tres años de papado, Benedicto XVI les ha tendido la mano varias veces, la primera sólo cuatro meses después de ser elegido Papa, cuando recibió a Bernard Fellay.

No fue la única. En 2004 el cardenal Castrillón Hoyos ofició en la basílica de Santa María La Mayor, de Roma, una misa tridentina, la primera vez tras la reforma litúrgica que un purpurado celebraba siguiendo el rito preconciliar de San Pío V.

La defensa a ultranza de este rito fue una de las razones que llevó al cisma al fallecido Marcel Lefebvre. El pasado año, el Papa liberalizó la celebración de las misas en latín, que estaban en desuso desde el Vaticano II, concilio cuya validez exige el Vaticano que acaten los cismáticos y que no es negociable.

La Fraternidad de San Pío X asegura que cuenta con cuatro obispos, 453 sacerdotes, 178 seminaristas, casi un centenar de religiosos, dos centenares de monjas y más de 200.000 fieles repartidos por todo el mundo, especialmente en Suiza, Francia, Argentina, EEUU y Alemania.

En el año 2002 los fieles brasileños seguidores de Lefebvre que viven en el estado brasileño de Río de Janeiro, en la región de Campos dos Goytacazes, volvieron a la comunión con Roma tras 20 años de separación.

Fueron los miembros de la Unión Sacerdotal San Juan María Vianney, liderada por el obispo Liciano Rangel y formada por 26 sacerdotes y unos 28.000 laicos.

Aunque Juan Pablo II expresó su satisfacción, el por entonces cardenal Joseph Ratzinger (actual Pontífice) afirmó que el camino para que todos volvieran al seno de la Iglesia era "largo", ya que se había producido "un fuerte endurecimiento" en ese movimiento, "que estaba encerrado en sí mismo".

Ver el comunicado de la FSSPX/SSPX (en francés), firmado por el P. Alain Lorans en agencia DICI.

Información en francés en agencia KIPA/APIC, Jul-01-2008. También en Cathobel, Jul-01-2008. Básicamente estas dos agencias reproducen la información originada por I.MEDIA.

En alemán, se puede también consultar la misma agencia KIPA/APIC, Jul-01-2008.

En italiano, L'Unione Sarda de Cerdeña, Italia, Jul-01-2008. Agencia ANSA, Jul-01-2008, vía el blog Il Paese dei Viceré.


Entrada posterior relacionada: Comunicado de prensa de la FSSPX/SSPX “respecto al ultimatum del Cardenal Castrillón Hoyos”.