Tuesday, August 14, 2018

Philip Wilson, exarzobispo de Adelaida, a cumplir doce meses de arresto domiciliario


Información de agencia Associated Press, Ago-14-2018.

NEWCASTLE, Australia (AP) — El sacerdote católico de mayor rango condenado por el encubrimiento de abusos sexuales a menores en Australia cumplirá su sentencia de un año bajo arresto domiciliario en lugar de en prisión, ordenó un tribunal el martes.

Philip Wilson, exarzobispo de Adelaida, permanecerá detenido en la casa de su hermana durante al menos seis meses antes de poder pedir la libertad condicional, dijo el juez de Newcastle Robert Stone. Estará bajo una estricta supervisión que incluye un dispositivo de rastreo que alertará a las autoridades si abandona la vivienda.

Wilson, de 67 años, negó las acusaciones en su contra y se había negado a abandonar su cargo hasta que no se resolviese su apelación. Pero el papa Francisco anunció su renuncia el mes pasado luego de que se intensificaron los llamados para su despido, incluyendo del primer ministro de Australia.

El pasado mayo, Stone declaró culpable a Wilson por no reportar a la policía los repetidos abusos cometidos por el cura pedófilo James Fletcher a dos monaguillos en la región de Hunter Valley, en el norte de Sydney, durante la década de 1970. Wilson era un sacerdote auxiliar en esa época. Fletcher falleció por un derrame cerebral en 2006 cuando cumplía condena por los abusos.

Wilson, vestido con el traje negro de sacerdote, no mostró emoción alguna cuando se anunció la decisión.

Su abogado, Ian Temby, dijo al tribunal que el religioso tiene previsto recurrir la condena pero no solicitará la libertad bajo fianza.

A su salida de la corte, mientras se dirigía al auto que lo esperaba, Wilson fue confrontado por una de las víctimas de Fletcher, Peter Gogarty, quien le preguntó repetidamente si se disculparía, pero no le respondió.

"Estoy sobrepasado por esto”, dijo Gogarty más tarde a reporteros. "Sigo aquí, sigo sufriendo (...) y ni una sola palabra para pedir perdón”.

Gogarty dijo que la detención de Wilson era indulgente y la calificó como unas vacaciones.

El juez señaló que Wilson no había mostrado remordimiento ni contrición por haber ocultado los abusos y que su motivo principal había sido proteger a la Iglesia. Stone aceptó que es improbable que el exarzobispo reincida, pero señaló que debía cumplir un periodo de detención para disuadir a otros.

El obispo Greg O'Kelly, que está al frente de la archidiócesis de Adelaida hasta que se nombre a un nuevo titular, dijo en un comunicado que tenía a Wilson "en sus oraciones mientras inicia formalmente esta etapa de su vida, al tiempo que recuerda a las víctimas y sobrevivientes de abuso en la Iglesia”.

Sunday, August 12, 2018

El Papa a los teólogos: Váyanse a una isla


Esta es una versión en español de la columna de Sandro Magister publicada originalmente en italiano en la revista L'Espresso, Ago-12-2018 (con algunas adaptaciones para ceñirnos más fielmente al original).

EL PAPA A LOS TEOLOGOS: VÁYANSE A UNA ISLA

Francisco gana nuevos caminos en la relación con cristianos no católicos. Y desafía la distinción de los estudiosos

SANDRO MAGISTER


También en el terreno político el papa Francisco gana caminos nuevos.

Antes de él, ningún Papa habría puesto un protestante a la cabeza de "L'Osservatore Romano". Él lo hizo, nombrando director de la edición argentina del diario oficial de la Santa Sede al presbiteriano Marcelo Figueroa, viejo amigo suyo.

Ningún Papa había llegado jamás a compartir un encuentro con el Patriarca ortodoxo de Moscú. Él lo logró, con una cita en el aeropuerto de La Habana.

En el diálogo con los cristianos no católicos, Jorge Mario Bergoglio no omite justamente a nadie. Muestra un rostro amigo también a los interlocutores más difíciles, como esas corrientes evangélicas y pentecostales que hacen estragos entre los católicos de su América latina, arrastrando a millones de su parte.

Su amigo Figueroa, de cepa calvinista, firmó en el último número de "La Civiltà Cattolica" un ataque frontal contra la llamada "teología de la prosperidad", profesada por una corriente pentecostal nacida en Estados Unidos y extendida en el sur del continente, según la cual la pobreza es culpable y la verdadera fe hace vivir ricos, sanos y felices.

Pero uno de los líderes de esta teología, el pastor tejano Kenneth Copeland, ha sido recibido como huésped del Papa en el Vaticano. Y a otros líderes evangélicos Francisco les dijo una vez, conversando en forma espontánea: "Dios está con nosotros allí donde vamos. No porque soy católico ni porque soy luterano, ni porque soy ortodoxo", porque si fuese así estaríamos, agregó, en "un manicomio teológico".

En el boletín vaticano que transcribe sus conversaciones está escrito en este punto, entre paréntesis: "risas". Y otras "risas", junto a "aplausos", aparecen después de esta otra frase suya: "Los teólogos hacen su trabajo. Pero no esperemos que se pongan de acuerdo".

Francisco lo ha dicho decenas de veces. Las monumentales divergencias de fe que dividen al mundo cristiano deben ser dejadas de lado. El suyo es un ecumenismo del hacer, a favor de la paz entre los pueblos.

Por la unidad de fe, por el contrario, para él ya es suficiente el ser bautizado, y sobre el resto "pongamos a todos los teólogos a discutir en una isla desierta". Bergoglio repite con frecuencia esta frase y la atribuye al patriarca ecuménico de Constantinopla, Atenágoras, el del memorable abrazo con Pablo VI en Jerusalén en 1964. No hay evidencia que ese patriarca la haya pronunciado alguna vez, pero ahora ha ingresado en forma estable en la narrativa del actual Papa.

Pero este ecumenismo del hacer también tiene sus dolores, con repercusiones dramáticas fuera y dentro de la Iglesia Católica.

Para los católicos, por ejemplo, la Comunión en la Misa es algo completamente distinto respecto a cómo la ven los protestantes. Pero Francisco, al responder hace tres años a una luterana que le preguntó si podía recibir la comunión junto al marido católico: le dijo antes que sí, después que no, después que no sé, y por último hagan como quieran.

El resultado es que en Alemania, donde los matrimonios interconfesionales son numerosos, la mayoría de los obispos permite dar la comunión a ambos cónyuges. Con siete obispos alemanes, entre ellos un cardenal, pero que han apelado a la Congregación para la Doctrina de la Fe, la cual bloqueó todo, exigiendo que antes se deberá llegar a un acuerdo, sobre una materia tan sensible, no sólo en la Iglesia Católica en su totalidad, sino también entre las otras confesiones cristianas. Que es como decir jamás, siendo los ortodoxos inamoviblemente contrarios a cualquier tipo de “intercomunión”, juzgada por ellos como una abominación.

Ucrania es otra de estas materias explosivas. Allí los ortodoxos están sometidos desde hace siglos al patriarcado de Moscú. Pero ahora quieren establecerse por su cuenta, con los connacionales greco-católicos que les dan su fuerza y con el apoyo de Bartolomé, el patriarca de Constantinopla.

En Moscú naturalmente no quieren ceder, y en el ínterin el presidente ruso Vladimir Putin anexó Crimea y agredió militarmente a Ucrania. ¿Y Francisco? Se ha alineado de lleno con Moscú, reprendiendo públicamente a los greco-católicos e intimándolos a "no inmiscuirse". El ecumenismo de Francisco está hecho también de este modo.

Saturday, August 11, 2018

La dictadura según Francisco


Esta es una columna aparecida en la revista argentina Noticias, Ago-11-2018, págs 110 y 112.

LOS GESTOS DEL PAPA
La dictadura según Francisco

Critica a los gobiernos neoliberales que persiguen a líderes de las causas populares.

POR CLAUDIO FANTINI*


Recibe a gremialistas, activistas y políticos a los que pide que no publiquen fotos con él en las redes, pero a veces olvida pedirles que tampoco comenten lo hablado. Por eso algunos visitantes, al salir del Vaticano, cuentan que el Papa dijo tal o cual cosa. La suma de descripciones evidencia la adhesión de Francisco a una versión ideológica de este momento político en Latinoamérica.

Más que adherir, el Papa empieza a ser el abanderado de la versión según la cual, en América Latina, hay "dictaduras" neoliberales que persiguen a los líderes que defienden causas populares y los convierten en presos políticos.

Aparentemente Bergoglio pasó, de creer, a difundir la idea de que los procesos por corrupción son impulsados por Washington para alinear la región con "el modelo económico que requiere la represión de las masas" y la prisión de quienes gobernaron oponiéndose al "capitalismo deshumano", como lo llamó el propio pontífice.

En la mirada de Francisco, la prisión de Lula da Silva responde a las mismas causas por las que Cristina Kirchner está acosada por procesos judiciales. En rigor, en el mismo estante de Lula, el Papa coloca a Es-teche y a Milagro Sala, además de otros ex presidentes como el ecuatoriano Rafael Correa. La corrupción, según esta versión de los hechos, es la excusa para perseguir dirigentes y líderes que resisten las políticas económicas impuestas por EE.UU. a través de dictaduras.

Con Gabriel Mariotto como guía, sindicalistas que adhieren al kirchnerismo recorrieron los pasillos vaticanos hasta los aposentos donde escucharon a Francisco decir que el gobierno de Macri es comparable al régimen de la "revolución libertadora" y a la última dictadura militar.

Cuando el ex titular de la CIA John Brennan usó la palabra "traición" para referirse a la relación de Trump con Putin, hubo expertos norteamericanos que explicaron que semejante palabra puede ser usada livianamente por un periodista, un intelectual o un político, pero si la usa un ex director de la CIA, tiene que estar absolutamente convencido de lo que habla.

Lo mismo se supone que vale para la palabra "dictadura". Que la banalicen dirigentes marginales o extremistas es una cosa, y otra muy distinta es que la use un Papa.

Poco después que un grupo de obispos la estampan en un documento contra la legalización el aborto, el mismísimo Papa comparó al gobierno argentino con los golpistas que fusilaron a los derrotados del '55, y con la dictadura genocida iniciada en 1976.

A Francisco no se le chispoteó ese término desmesurado. En el razonamiento que fue adquiriendo desde que llegó al trono de Pedro, la palabra dictadura vale tanto para quien habilita un debate sobre el aborto como para quien "impone" un "capitalismo deshumano" y usa de "excusa" la corrupción para encarcelar dirigentes que "defienden a los pue-blos" contra los designios del imperialismo. Amén.

Además del absurdo de comparar un gobierno actual con el régimen más exterminador y cruel de la Argentina, ésta versión del momento latinoamericano choca contra realidades evidentes. La institución que no usó la palabra "dictadura" para referirse a las dictaduras militares, la usa para gobiernos con legitimidad institucional. El Papa también hace flotar el término sobre situaciones como las de Brasil y Ecuador, pero no lo usa para regímenes como el de Nicolás Maduro, que se erige sobre cientos de cadáveres y prisiones atestadas de estudiantes.

Con más de trescientos civiles muertos por los disparos de policías, militares y paramilitares, el régimen nicaragüense no ha merecido la calificación que Francisco usa para gobiernos como el argentino. Su nuncio apostólico en Managua fue brutalmente golpeado por bandas orteguistas, igual que otros altos miembros de la heroica iglesia de ese país centroamericano: pero Ortega no está en el cuadrante ideológico que usa Francisco para hablar de dictadores.

Hay otro punto que hace naufragar el argumento papal de la corrupción como pretexto para encarcelar líderes de causas populares. La mayoría de los gobernantes latinoamericanos que sufrieron destitución, procesamientos y prisión, no son izquierdistas sino de derecha.

Perú es la muestra más clara: Fujimori, el autócrata que sentó las bases de la economía liberal, pasó largos arios en prisión. Tiene un pie en la cárcel Alejandro Toledo, el presidente que consolidó el modelo liberal peruano. También estuvo entre rejas Ollanta Humala, caudillo nacionalista que al llegar al poder mantuvo la economía abrazada al mercado.

Kuczynski no está en la cárcel pero, igual que Dilma y que Lugo, fue derribado. Y se trata del liberal que consolidó el modelo como ministro de Toledo, y se disponía a profundizarlo como presidente.

Hay más ejemplos. El general con-servador guatemalteco Otto Pérez Molina y su neoliberal vicepresidenta Roxana Baldetti, fueron destituidos y encarcelados por corrupción. El empresario panameño Ricardo Martinelli gobernó con el manual del centro-derechista y, tras dejar el poder, fue procesado por usar los servicios de inteligencia contra opositores. Se fue a Estados Unidos pero un tribunal norteamericano resolvió extraditado a Panamá, donde lo condenaron a 21 años de prisión.

No hubo rosarios del Papa para estos gobernantes encarcelados. Por cierto, la lista es más larga y, si se incluyen funcionarios de menor rango, se vuelve interminable. Pero con lo señalado sobra para desnudar el lado falaz de la teoría de ciertos perseguidos políticos. También es falaz poner el caso Lula en el mismo estante del caso Néstor y Cristina. Una cosa es financiación ilegal de la política y otra muy distinta es enriquecimiento ilícito personal a escalas siderales.

Más allá de los desajustes entre la realidad y la teoría del Papa sobre neoliberalismo dictatorial y cárcel, está el peligro de banalizar la palabra dictadura. Y más peligrosa aún es la consecuencia de esa banalización.

Desde Tomás de Aquino en adelante, muchas corrientes dentro de la iglesia justifican la rebelión contra la tiranía. Es precisamente lo que quieren algunos de los ex gobernantes latinoamericanos acusados de corrupción: estallidos sociales.

No sólo lo quieren, sino que mueven estructuras de base buscando provocarlos. Y a los argumentos que usan como si fueran fósforos, están sumando los razonamientos pontificios.

* PROFESOR y mentor de Ciencia Política, Universidad Empresarial Siglo 21.

“Francisco aparece no sólo respaldando a un exmandatario condenado por corrupción sino que avalando los cuestionamientos a las decisiones autónomas del sistema judicial de un tercer país”, editorial de La Tercera


Hacemos notar que no es una simple columna de opinión publicada en el periódico más leído en Chile, se trata de la posición editorial de dicho periódico, La Tercera, publicada en su edición de Ago-11-2018, pág. 11 (foto), en la que tocan el evidente apoyo que muestra Francisco por el emproblemado político y exmandatario brasileño Lula Da Silva, al cual lo están promocionando de nuevo como candidato presidencial con la bendición de Francisco, cosa que no parece importarle mucho al Pontífice, quien el los últimos días ha protagonizado varios hechos que hacen pensar que evidentemente son para dar apoyo político al Sr. Lula Da Silva.

El Papa, Lula y la reunión en Santa Marta

El 2 de agosto pasado el Papa Francisco recibió en la residencia de Santa Marta al ex canciller de Brasil Celso Amorim, el ex jefe de gabinete del fallecido presidente argentino Néstor Kirchner, Alberto Fernández, y el ex senador chileno Carlos Ominami. La cita fue solicitada, según sostienen quienes participaron en ella, expresamente para plantear la situación del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva y lo que califican de “politización de la justicia”. El exmandatario brasileño se encuentra cumpliendo una condena de 12 años y un mes de cárcel por corrupción pasiva y lavado de dinero y la sentencia no sólo fue ratificada en segunda instancia, sino que incluso el Supremo Tribunal Federal rechazó un recurso de habeas corpus que resolvió que el exmandatario debía comenzar a cumplir su pena.

Nadie puede cuestionar el legítimo derecho del Papa en su calidad de líder religioso de entregar apoyo espiritual a quien estime conveniente o incluso a quien ha sido condenado por algún delito. Pero el Pontífice tampoco puede obviar su calidad de jefe de Estado y los efectos políticos de sus actos. Si bien en este caso no hubo una declaración oficial del Vaticano ni se informó de un apoyo explícito del Papa al expresidente, es evidente que la reunión en sí misma y la rapidez con que fue concedida -se solicitó solo “días antes”, según uno de los asistentes- entregan una señal preocupante, porque Francisco aparece no sólo respaldando a un exmandatario condenado por corrupción sino que avalando los cuestionamientos a las decisiones autónomas del sistema judicial de un tercer país.

Lo anterior es aún más grave si como se asegura, el Papa hizo referencia durante la cita a un mensaje que entregó en mayo pasado y en el que criticaba lo que considera la “politización de la justicia”. “En la vida civil, en la vida política, cuando se quiere hacer un golpe de estado los medios comienzan a hablar mal de la gente, de los dirigentes y (…) los ensucian. Después entra la justicia, los condena y, al final, se da el golpe de estado” dijo en esa ocasión el Papa. Unas palabras que inevitablemente adquieren una dimensión distinta a la luz de la cita en Santa Marta. El encuentro entrega, además, una señal preocupante y contradictoria frente a la corrupción, un delito por el cual fue condenado Lula y que el Papa calificó en su reciente viaje a Perú como un “un virus social” que corrompe la democracia y cuyo combate “exige el compromiso de todos”.

“Existe un régimen anticristiano que también en Europa limíta la libertad de profesar la Fe”, la denuncia del Card. Angelo Bagnasco


La catedral de Génova, Italia, está dedicada a San Lorenzo Mártir, y en su solemnidad el Card. Angelo Bagnasco, arzobispo de Génova y anterior presidente de la Conferencia Episcopal Italiana, ha pronunciado en su homilía estás concisas palabras respecto de esa solapada persecución al Cristianismo que campea en el planeta (nuestra traducción).

Queridos amigos, su ejemplo [el de San Lorenzo] nos recuerda que la persecución es parte de la fe cristiana: “Si me persiguieron a mí, os perseguirán también a vosotros”(Jn 15,20). No deberíamos sorprendernos por esto, así como tampoco debemos ceder al optimismo ingenuo según el cual solo hay respeto y benevolencia a nuestro alrededor. ¡Eso no es así! Incluso si no se habla, existe un régimen discriminatorio anticristiano. Y esto sucede incluso en nuestra Europa, el útero del Evangelio y la cuna de la civilización. A través de normas refinadas, se limita la libertad de profesar la fe públicamente, y siempre cada vez más se la empuja a la esfera privada. Con el pretexto de que no molestar las diferentes sensibilidades religiosas o culturales, se quiere crear un modo de vivir uniformado por lo bajo, eliminando tradiciones legítimas y respetuosas de todos, o cambiando nombres, lugares, símbolos. Es claro que —de esta manera— se pretende diluir la fisonomía de la fe con el fin de apagarla en la conciencia colectiva y en la personal, reduciéndola de una tradición a un vago recuerdo.

Alegacioners de mala conducta sexual en seminario investigadas por el card. Seán Patrick O’Malley

El card. Seán Patrick O’Malley, no solamente es el arzobispo de Boston, sino uno de los miembros del C-9 ó grupo de cardenales que ayuda a Francisco en las reformas de la Curia y Presidente de la Pontificia Comisión para la Tutela de Menores. Pues a nivel doméstico le ha surgido una carga de profundidad en relación a unas denuncias de mala conducta sexual en el seminario de San Juan denunciadas por dos antiguos seminaristas, ante lo cual se vio obligado a emitir ayer una declaración.

En este artículo en español de un medio no propiamente conservador, Vida Nueva, se sumariza la situación./p>

El cardenal O’Malley sale al paso de las acusaciones sobre el seminario de Boston

• Dos antiguos seminaristas han destapado en las redes sociales supuestos abusos y formas de intimidación
• El cambio de rector y la puesta en marcha de una investigación, entre las medidas aprobadas por el arzobispo


11/08/2018
MATEO GONZÁLEZ ALONSO


Con cierta frecuencia se están repitiendo las sospechas sobre algunos de los obispos y cardenales más cercanos al papa Francisco. Este semana, el cardenal Sean Patrick O’Malley, arzobispo de Boston y uno de los miembros del C-9 que asesora a Bergoglio en la reforma de la Curia Romana, ha tenido que salir al paso de las acusaciones que dos antiguos seminaristas de la diócesis estadounidenses vertieron en diferentes redes sociales –incluida la página de Facebook oficial de la archidiócesis–.

Una investigación, entre las medidas inmediatas

En sus mensajes, estos dos exseminaristas denuncian que “presenciaron y experimentaron actividades que son directamente contrarias a la moral y a los requisitos formativos de un sacerdocio católico”, según se especifica en un comunicado a la diócesis que se ha hecho público ayer.

Aunque el prelado asegura que aún no se han podido “verificar ni refutar estas acusaciones”, pero ha anunciado una serie de medidas para el Seminario de San Juan. El cardenal capuchino se muestra “comprometido para abordar inmediatamente para estos asuntos serios”.

Tras estas acusaciones, el rector del seminario James P. Moroney comenzará un año sabático mientras la diócesis impulsa “una consulta totalmente independiente con respecto a estos asuntos”. A este cambio se suman el nombramiento de un rector interino y la puesta en marcha de una investigación en la que formarán parte el obispo auxiliar de Mark O’Connell y un grupo de laicos que tendrá la función de afrontar cualquier “tema de acoso sexual en el seminario u otras formas de intimidación o discriminación” y analizar los procesos formativos de estos candidatos al sacerdocio.

“Estoy decidido a que todos nuestros seminarios cumplan con un alto nivel de confianza y proporcionen la formación necesaria para que los sacerdotes vivan una vocación exigente de servicio a nuestra sociedad contemporánea”, concluye el cardenal.

Friday, August 10, 2018

El conservador Bergoglio en Argentina vs. el progresista Francisco en Europa


Este es un artículo de Libero, Ago-10-2018, pág. 10 (en la foto, click para ampliar). En realidad es un análisis, para nosotros más bien una columna de opinión, aunque en el periódico no lo cataloguen como tal. Traducción de Secretum Meum Mihi.

Las dos caras de Bergoglio
El Papa es comunista con nosotros y conservador en casa

En Argentina no pasa la legalización del aborto por la decidida oposición de la Iglesia. La cual en Europa piensa más en los migrantes

GIANLUCA VENEZIANI


Se podría llamar al extraño caso del Dr. Bergoglio y el Sr. Francesco, y entonces creer, si no en un desdoblamiento de personalidad, al menos un desdoblamiento de la doctrina. Pero más probablemente se podría reducir esta dicotomía a una diferente orientación de las jerarquías eclesiásticas locales: o sea en un clero sudamericano que desempolva un estado de ánimo conservador y en una Curia romana ahora casi afirmada desde hace tiempo, y de forma unilateral, en posiciones progresistas.

Ciertamente asume un valor simbólico enorme, no solo político, sino también religioso, la victoria en Argentina del frente antiabortista con respecto a la ley sobre la interrupción voluntaria del embarazo. Ayer en Buenos Aires el Senado rechazó por 38 votos en contra y 31 a favor de la propuesta, ya aprobada por la Cámara, la legalización del aborto antes de la semana 14 (en Argentina, en el momento, sólo se puede tener un aborto después de una violación o si existe un peligro para la vida de la madre). El triunfo de los pro-vida, en el país de Francisco, se puede leer como una afirmación de la Iglesia católica local, que se gastó concretamente con sus vértices para conjurar el peligro de una vía libre para la interrupción del embarazo. Y esto es un síntoma de un manejo rigorista en términos de la doctrina que atraviesa el mundo latinoamericano, el mismo donde en los años 70 habían surgido las tendencias marxistas de la Teología de la Liberación. Es como si, cómplice o no Bergoglio, el cristianismo de los orígenes hubiera sido redescubierto en las periferias del mundo, y el corazón del mensaje evangélico se hubiera relocalizado, encontrando otro centro, en los confines...

EL OTRO BERGOGLIO

Este movimiento de recuperación de la Tradición choca con la otra alma de la Iglesia bergogliana, que en Europa ha manifestado muchas veces una actitud cercana a los reformadores de «de izquierda». El énfasis exclusivo en algunos aspectos del mensaje cristiano —la atención a los últimos, a los pobres, a los desheredados— al aplanamiento del Verbo desde una dimensión vertical a una orientación horizontal, y la deriva filantrópico-social del Evangelio —para la cual se convierte en prioritario hablar de migrantes y desempleados en lugar de la salvación de las almas— marca este enfoque de la Iglesia romana a las posiciones de aquellos que quieren reducirían la institución eclesiástica a una gran agencia humanitaria. Incluso cuando Bergoglio aclara las cuestiones éticas —ver las palabras sobre el aborto selectivo, comparado con «lo que hacían los nazis»— el valor otorgado por los medios de comunicación y la Curia a estas afirmaciones pasa a segundo plano respecto a la línea tercermundista, sindicalista y pauperista suya.

CAIDA DE POPULARIDAD

Hecha esta aclaración, se podría, sin embargo, comprender la convivencia del Bergoglio tradicionalista en Argentina y el Francesco reformador en Europa no ya como la esquizofrenia geográfica. Pero en todo caso como la presencia simultánea de dos aspectos existentes en el pontificado de Paulo VI: por un lado, las aperturas progresistas sobre cuestiones económicas y sociales, por el otro el rigor conservador sobre cuestiones éticas. Bergoglio se mueve con dos piernas: la izquierda sobresale en avanzada, la derecha permanece firme en las posiciones adquiridas. Es solo que en Sudamérica prefieren el perfil derecho, por nosotros fotografiado solo desde la izquierda.

Por supuesto, en ambos casos, el Papa corre el riesgo de sufrir una caída de popularidad. Las posiciones buenistas sobre la acogida están alienando el consenso del núcleo duro de los fieles y de los laicos cansados de la inmigración. La línea intransigente sobre el aborto, por el contrario, lo podría enemistar con la mayor parte de vanguardia de la sociedad, incluyendo el mundo de las feministas y los llamados «pañuelos verdes» en Argentina, que ayer salieron a las calles para protestar contra la falta de aprobación de la ley del aborto. En el primer caso, el Papa debería darse cuenta de que su populismo buenista ahora ha sido desmentido por el populismo realista de quienes nos gobiernan. En el segundo, podría consolarse pensando que nadie ha tenido éxito alguna vez en ser profeta en su tierra.

Thursday, August 09, 2018

La Pampa, Argentina: Obispo abusa de poder intentando prohibir que fieles comulguen de rodillas

Aún en aquellos países donde esta Congregación ha aprobado la legislación local que establece el permanecer de pie como la postura para recibir la Sagrada Comunión, de acuerdo con las adaptaciones permitidas a las Conferencias Episcopales por la Institución Generalis Missalis Romani n. 160, § 2, lo ha hecho con la condición de que a los comulgantes que escojan arrodillarse no les será negada la Sagrada Comunión.

[...]

Los sacerdotes deben entender que la Congregación considerará cualquier queja futura de esta naturaleza con mucha seriedad, y si ellas se verifican, actuará disciplinariamente en consonancia con la gravedad del abuso pastoral.

Congregación para el Culto Divino y Disciplina de los Sacramentos
Carta sobre el derecho que tienen los fieles de recibir la Sagada Comunión de rodillas,
como también sobre la ilícita actitud de los sacerdotes que se la niegan.
Prot. Nº 1322/02/L
Jul-01-2002

«Los fieles comulgan de rodillas o de pie, según lo establezca la Conferencia de Obispos», con la confirmación de la Sede Apostólica. «Cuando comulgan de pie, se recomienda hacer, antes de recibir el Sacramento, la debida reverencia, que deben establecer las mismas normas».

Congregación para el Culto Divino y Disciplina de los Sacramentos
Instrucción Redemptionis Sacramentum, N° 90
Mar-25-2004


A este paisano de Francisco lo robaron en el seminario porque no le enseñaron que ningún obispo sobre la faz de la tierra tiene el poder para hacer lo que él de facto pretende implantar en su diócesis de forma arbitraria y abusiva: Impedir que los fieles comulguen de rodillas.

Adelante la Fe publica una carta con un video de uno de los fieles afectados por las arbitrariedades del obispo de La Pampa, Argentina, Mons. Raul Martín, quien con argumentos...ehh... equivocados, para no llamarlos falaces, intenta imponer su gusto y preferencia personal sobre un asunto para el cual no tiene poder ni potestad.

Esto lo que publica Adelante la Fe, Ago-08-2018.




Obispo niega la comunión de rodillas en Argentina

08/08/18

por Cartas de los lectores


Quisiera adjuntar un video y una carta que hemos escrito a raíz de las persecuciones que hace tiempo hemos estado sufriendo en Santa Rosa, La Pampa, Argentina. A manos de mons. Raúl Martín Obispo de La Pampa, donde anteriormente residió Mons. Poli. La persecución abierta y sanguinaria ha llevado a desterrar y castigar a todo sacerdote que siendo fieles a la Iglesia y su Magisterio nos han formado y preocupado por nuestras almas. El Latín los violenta, de la misa por rito extraordinario ni pensarlo, pero lo que más atacan y duele es que no nos dejen comulgar de rodillas. Tanto hombres, mujeres, ancianos como niños se los persigue y pone en ridículo por esto. El video que adjuntamos pasó este fin de semana cuando al haber finalizado la misa mons. se digno a “retar” a los monaguillos por querer comulgar de rodillas. También tenemos videos de mons negando la primera comunión a niños por que no quería que comulguen de rodillas.

S. E. R. Mons. Raul Martín, Obispo de la diócesis de La Pampa, Argentina en una Misa de visita a la Parroquia Ntra Sra de la Medalla Milagrosa.

Contexto: en la Parroquia Ntra Sra de la Medalla Milagrosa, desde su consagración hasta la actualidad, se conservo ininterrumpidamente la comunión de rodillas. El último Párroco fue desterrado a un pueblo por persistir en la misma postura. Con el último párroco, el Obispo ha visitado repetidamente esta parroquia, no por el celo pastoral que mueve la salvación de las almas, sino por un capricho (no sabemos si propio o impuesto) de que los fieles no comulguen de rodillas. Le negó la comunión a niños que tomaban su confirmación el mismo día. A los scouts los trato de rebeldes. Al coro reprimió para que no canten latín. En esta última visita, 05 de agosto como se ve en el video, trata públicamente a los monaguillos de desobedientes, aunque entre ellos haya niños. Tiene miedo de que lo filmen porque sabe que lo que dice no va con la enseñanza de la Iglesia.

F.C.

***

Su Excelencia:

Como fiel de esa parroquia veo la persecución que le infringe a esta comunidad. ¿Con la “enseñanza nueva de la Iglesia”, que Ud dice, se niega totalmente la doctrina anterior de la Iglesia? 2000 años de historia de magisterio serían negadas con esa supuesta “nueva enseñanza”, que es puramente suya porque ningún documento de la Iglesia (ni de la CEA) niega a los fieles ninguna forma de comulgar. Y Ud NO TIENE DERECHO, POR MÁS OBISPO QUE SEA, DE PROHIBIR ALGO QUE NO SOLO ESTÁ PERMITIDO SINO QUE TIENE UNA TRADICIÓN DE SIGLOS. Ni el derecho canónico ni ningún libro del magisterio lo avala. Es Ud un pastor felón, traidor a las enseñanzas de Jesucristo y de su Iglesia (que no nació ni en el 60 ni en el 2013 sino con Ntro Señor Jesucristo, y la siguieron todos los sucesores de San Pedro y todos los santos).

Es Ud un tirano que se aprovecha de la ignorancia de unos y ningunea la formación de otros, llamando a la tradición ideología, tildandonos de rebeldes por tomar una forma de comulgar.

Repito, el obispo no tiene autoridad de negar una forma de comulgar. Es como que prohíba rezar los misterios dolorosos por una cuestion ideológica.

La comunión se hace de la FE y no de caprichos de un pastor pusilánime, blando y felón como Ud. Mentiroso, porque dice que escucha a su pueblo, y es el mismo pueblo que le pide la comunión de rodillas.

Podemos ver cómo el pueblo fiel increpa a su pastor, cansados ya de que haya curas con mujeres, pedofilos y homosexuales en la diócesis y esos sigan sin problema su ministerio y a nosotros, simples laicos, nos niega nuestro derecho a comulgar como queremos, como pide la Iglesia.

Y como solemos recomendar en casos parecidos: ¡Quéjese!

Congregación para el Culto Divino y Disciplina de los Sacramentos

Prefecto: Card. Robert Sarah
Secretario: S.E. Mons. Arthur Roche
Palazzo delle Congregazioni - Piazza Pio XII, 10 - 00193 ROMA
Email: cultdiv@ccdds.va
Tel. (06) 69884416 – (06) 69884005 (06) 69884326
Fax. (06) 69883499

Senado argentino rechaza legalización del aborto


En la madrugada de hoy de Argentina el senado rechazó la legalización del aborto. Como en los sacros palacios nos han vendido la especie de que sobre el asunto los que se pronuncian son los episcopados locales, procedemos a reproducir la declaración que al respecto ha emitido la Conferencia Episcopal Argentina.

Declaración de la Comisión Ejecutiva: Vale Toda Vida

En estas horas, el Senado ha votado el rechazo al proyecto de despenalización del aborto. Como Iglesia hemos participado del debate procurando un diálogo iluminador sin considerar enemigos a quienes pensaran distinto.

Como sociedad argentina nos toca ahora asumir y trabajar las nuevas divisiones surgidas entre nosotros a partir de este proyecto, a través de un renovado ejercicio del diálogo.

Queremos agradecer a tantos hombres y mujeres, a los Senadores y organismos e instituciones que se han pronunciado en defensa de la vida. Agradecemos especialmente el testimonio de los pobres, que siempre nos enseñan a recibir la vida como viene y a saber cuidarla porque es un don de Dios.

El diálogo ecuménico e interreligioso ha crecido en este tiempo aunando esfuerzos para proteger la vida desde la concepción hasta la muerte natural.

Se trata ahora de prolongar estos meses de debate y propuestas en la concreción del compromiso social necesario para estar cercanos a toda vida vulnerable. Nos encontramos ante grandes desafíos pastorales para anunciar con más claridad el valor de la vida: la educación sexual responsable, el acompañamiento a los hogares maternales surgidos especialmente en nuestros barrios más humildes para acompañar a mujeres embarazadas en situaciones de vulnerabilidad y la atención a personas que han pasado por el drama del aborto.

Renovamos nuestra esperanza de que #ValeTodaVida, proclamada con entusiasmo y convicción el 8 de julio pasado a los pies de Nuestra Señora de Luján: Que nuestra Madre nos ayude y enseñe a respetar la vida, cuidarla, defenderla y servirla.

Buenos Aires, 9 de agosto de 2018

Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal Argentina
Presidente: Monseñor Oscar Ojea, Obispo de San Isidro

Vice-Presidente 1°: Monseñor Mario Poli, Arzobispo de Buenos Aires y Primado de la Argentina

Vice-Presidente 2°: Monseñor Marcelo Colombo, Arzobispo electo de Mendoza

Secretario General: Monseñor Carlos Malfa, Obispo de Chascomús

Wednesday, August 08, 2018

#fakenews (again) Benedicto muere


Todo comenzó con un trino de una cuenta de Twitter supuestamente atribuida al Card. Rubén Salazar, arzobispo de Bogotá, Colombia.

URGENTE. Se recibe desde Roma la noticia de la muerte del Papa Emérito, Su Santidad Benedicto XVI.

Seguido de otro trino al respecto.

El Cardenal Pietro Parolin me confirma ahora por teléfono la noticia del fallecimiento de Su Santidad Benedicto XVI. Nota oficial del Vaticano se va publicar en los proximos minutos.

El propio card. Rubén Salazar fue contactado por una cadena de radio y obviamente desmintió.

En esa misma cuenta de Twitter se supo después quién había sido el chistoso.

Cuenta falsa creada por el periodista italiano Tommasso Debenedetti.

La Arquidiócesis de Bogotá emitió el siguiente comunicado (click para ampliar).



La tal cuenta de Twitter ya fue desactivada. Debenedetti ya había usado el mismo método para matar a Mario Vargas Llosa, Gabriel García Márquez, Fidel Castro, J.K. Rowling y Pedro Almodóvar, entre otros; y en el pasado había hecho falsas entrevistas al Dalái Lama.


Entradas Relacionadas: #fakenews Benedicto muere. Francisco lo visita.