Monday, January 15, 2018

Que el Vaticano condecore a una pro-abortista es una mera “práctica diplomática”, explica subdirectora de Oficina de Prensa del Vaticano


La Sra. Lilianne Ploumen (imágen), holandesa, anterior ministra de desarrollo, fue desde la semana pasada la manzana de la discordia por haberse informado que había sido condecorada por el Vaticano con la Orden Pontificia de San Gregorio Magno (ver aquí y aquí).

Marco Tosatti ha obtenido hoy una declaración al respecto de la subdirectora de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Paloma Garcia Ovejero, la cual procedemos a traducir.

El honor de la Orden Pontificia de San Gregorio Magno recibido por la Sra. Lilianne Ploumen, entonces Ministra de Desarrollo, en Junio de 2017, durante la visita de la Realeza Holandesa al Santo Padre, responde a la praxis diplomática del intercambio de honores entre Delegaciones con ocasión de las Visitas oficiales de los Jefes de Estado o de Gobierno en el Vaticano.

Por tanto, no es en lo más mínimo un placet a la política a favor del aborto y del control de la natalidad de las cuales se hace promotora la Sra. Ploumen.

Sunday, January 14, 2018

La intención del viaje de Francisco a Chile y Perú es crear atención sobre próximo sínodo sobre la Amazonía, card. Baldisseri


El secretario general del Sínodo de los obispos, card. Lorenzo Baldisseri, ha dado a conocer la verdadera intención del viaje que comienza mañana Francisco a Chile y Perú: Crear atención sobre el próximo sínodo sobre la Amazonía. Obvio hay más motivaciones, pero la principal es esa.

Información de agencia EFE, Ene-14-2018.

Ciudad del Vaticano, 14 ene (EFE).- El secretario general del Sínodo de los obispos, el cardenal italiano Lorenzo Baldisseri, explicó que el papa Francisco desea con el próximo viaje a Perú y Chile "realizar el primer paso para crear la atención" sobre el Sínodo para la Amazonia que se celebrará en 2019.

El máximo responsable de las asambleas de los obispos, en una entrevista a EFE, subrayó que con las reuniones que mantendrá con los pueblos indígenas en esta visita que comenzará mañana, se hace "evidente" la intención de Francisco.

Para Baldisseri la cita de los obispos de todo el mundo para octubre de 2019 "tendrá una resonancia importante no sólo para la población indígena que habita en el territorio sino para todo el medio ambiente".

En el viaje a Chile y Perú, al igual que en el próximo Sínodo, se abordará el "urgente y delicado asunto del cuidado de la Creación y de la ecología integral del que a menudo el papa hace mención", añadió el purpurado.

Conceptos que se encuentra en la encíclica de Francisco "Laudato Si" y que para Baldisseri será la base con la que tratar la temática.

Mientras Francisco se reúne con los pueblos originarios en Puerto Maldonado, puerta del Amazonas peruana, Baldisseri adelantó a EFE que también durante este viaje se ha programado una primera reunión entre la Red Ecelesial pan-amazónica (REPAM), que preside el cardenal brasileño Claudio Hummes, y la secretaria General del Sínodo.

"La reunión establecerá, entre otras cosas, el tema y el calendario de la preparación y el desarrollo del Sínodo" y también se podría prever un encuentro presinodal.

Baldisseri adelanto ya en otra ocasión que este pre-sinodo se podría celebrar no en Roma sino en Latinoamérica.

El purpurado avanzó los que serán algunos de los posibles temas que se abordarán en este Sínodo, entre ellos "los desafíos pastorales sobre la presencia y la actividad apostólica de la Iglesia en un vasto y difícil territorio como el amazónico".

También se pondrá el acento sobre la necesidad de una "mayor escucha, acompañamiento, e inculturización de las diferentes dimensiones de la vida del pueblo, con sus propias tradiciones y expresiones.

Se detendrán sobre la situación socio política y económica de la región y sobre todo La cuestión ecológica.

Baldisseri descarta que un Sínodo sobre la Amazonia sea un tema demasiado regional y pueda interesar poco al resto de la Iglesia, al considerar que las temáticas "pueden ser consideradas también para otras partes del planeta como África y Asía , por lo que será importante la implicación de todos los obispos del mundo".

Amoris Lætitia: Arquidiócesis portuguesa de Braga concede acceso a los sacramentos a divorciados vueltos a casar


La Agência Ecclesia, que es el órgano informativo oficial del episcopado portugués, informaba Ene-12-2018, que el próximo Miércoles, Ene-17-2018, está programada una conferencia de prensa por la arquidiócesis de Braga para presentar dos documentos atinentes a la implementación práctica en esa jurisdicción del capítulo VIII de Amoris Lætitia. Los documentos se llaman “Construir la Casa sobre la Roca” y “Documento Orientador de la Pastoral Familiar”. Traducimos ahora los pasajes neurales de la información de Agência Ecclesia, que anticipan el sentido de la interpretación que se dio “por unanimidad” respecto del acceso a los sacramentos para los divorciados vueltos a casar.

En noviembre del último año, la Arquidiócesis de Braga había anunciado la constitución de un grupo para el acompañamiento de los cristianos divorciados vueltos a casar, admitiendo la posibilidad de acceso a los sacramentos, “de acuerdo con un proceso de discernimiento individual”.

La resolución fue aprobada, “por unanimidad”, en el Consejo Presbiteral, donde fueron definidas las orientaciones para la renovación de la Pastoral Familiar.

El grupo que acompañará a los divorciados que viven en nueva unión estará compuesto por laicos y sacerdotes.

“Para además de informar y aconsejar sobre los procesos de declaración de nulidad del matrimonio, el equipo acompañará cada caso, para que tras un proceso de discernimiento personal sea reexaminado el acceso a los sacramentos y la posibilidad de venir a ser padrinos/madrinas”, adelantaba una nota publicada por la Arquidiócesis de Braga.

El Papa propone en su exhortación apostólica sobre la familia, ‘Amoris Laetitia’, publicada en 2016, un camino de “discernimiento” para los católicos divorciados que se volvieron a casar civilmente, subrayando que no existe una solución única para estas situaciones.

El objetivo de la resolución asumida por la Arquidiócesis de Braga pasa por integrar a las personas en la comunidad cristiana tras un “verdadero proceso de discernimiento”, que conducirá a “una conversión, un trabajo serio de la conciencia”.

“Hay que evitar dar a entender que se trata de una “autorización” general para acceder a los sacramentos. De hecho, se trata de un proceso de discernimiento personal, en el fuero interno, acompañado por un pastor con encuentros regulares, que ayuda a distinguir adecuadamente cada caso singular a la luz de la enseñanza de la Iglesia”, puede leerse en el documento titulado ‘Construir la Casa sobre la Roca’.

Prof. Rocco Buttiglione, sobre cardenales de la Dubia: “Hay que tomarlos en serio, pues hicieron preguntas serias”


Transcribimos algunos pasajes —principalmente los relacionados con el actual debate sobre Amoris Lætitia— de una entrevista concedida por el Prof. Rocco Buttiglione al periódico chileno El Mercurio, Ene-14-2018.

-A su juicio, ¿por qué el Papa Francisco ha sido tan discutido desde la misma Iglesia?

"Se debe a que es un Papa latinoamericano. Es eso. Es la expresión de una cultura importante que hasta ayer era una subordinada y que se hace y pide ser cultura de una Iglesia matriz, de una Iglesia que reflexiona a partir de su propia experiencia histórica sobre el acontecimiento de Cristo en la historia del hombre. Para los europeos esto es, naturalmente, difícil de entender. Tampoco fue fácil entender al Papa polaco... pero el Papa polaco al menos era europeo".

[...]

-Los llamados "correctores'' del Papa han tomado una posición bien especial porque no debaten sino que condenan.

"No todos, pero algunos son así. Y escriben en latín, como si la lengua pudiera dar más fuerza a sus argumentos. Yo creo que hay que tomarlos en serio, pues hicieron preguntas serias. Yo intenté darles respuestas serias y espero poder mantener la discusión en un nivel de hermandad cristiana. No es fácil. Creo que la posición del Papa es clarísima, pero si alguien quiere que se explique más hay que intentar explicar más".

-El debate ha sido intenso y ha sido necesario defender al Papa Francisco como recta continuidad de Juan Pablo II y de Benedicto XVI.

"En cada paso se ve la continuidad entre Juan Pablo y Francisco. Pero con diferencias, y así debe ser. Además, un gran maestro no quiere ser repetido, quiere ser continuado. Yo fui amigo de Juan Pablo II y no puedo aceptar que se instrumentalice a Juan Pablo II contra el Papa Francisco. Yo me pregunté qué diría San Juan Pablo II si viviera hoy. Él diría: 'Seguid al Papa'. Los adversarios, no todos, pero gran parte de los adversarios del Papa Francisco, fueron también los adversarios de Juan Pablo II, de Benedicto XVI, de Paulo VI y del Concilio. Tienen el modelo de una Iglesia que tiene que regresar a la alianza del trono y del altar. La doctrina del Papa Francisco es una doctrina perfectamente tradicional de la Iglesia: en el pecado hay que considerar un lado objetivo, de materia grave, y un lado subjetivo, de falta de advertencia y deliberado consenso. Tenemos hoy a mucha gente que es bautizada, pero que tiene una evangelización superficial".

[...]

-Una de las ideas de la exhortación apostólica "Amoris Laetitia" del Papa Francisco es que, como usted ya dijo, en el pecado hay factores objetivos y factores subjetivos. ¿Puede esto poner en riesgo la labor pastoral?

"El catolicismo es realista. El subjetivismo es una herejía, pero también lo es el objetivismo. Porque la realidad está hecha de sujetos y de objetos, y hay que evaluar ambos. Hay riesgo, claro, pero es el riesgo de la vida. Hay que tomar responsabilidades y jugarse. El cura no puede ser un funcionario que administre sacramentos sino que debe jugarse por un camino en la esperanza de salvar un alma. Este elemento de riesgo falta en el catolicismo y es fundamental. Francisco lo tiene. ¿Conoce la parábola de los talentos? La lectura tradicional es que debes estudiar y trabajar para aprovechar los talentos que Dios te ha dado. Nunca me convenció. Yo me acuerdo que una vez Juan Pablo II la explicó de manera diferente. ¿Qué le pasa al primer siervo si pierde todo? ¿Si juega todo y pierde? Yo pienso que el Amo lo habría perdonado. Frente a eso, el pecado del siervo que guarda todo es que no tiene confianza en la misericordia y no acepta el riesgo de la vida".

-La compasión, entonces, que parece estarse disolviendo en nuestro mundo. Todo lo que escribe el Papa Francisco tiene que ver con la compasión.

"Sí, y tiene que ver con el riesgo, fundamentalmente. Si usted lee 'Centesimus Annus' de Juan Pablo II verá que es la primera encíclica que entiende la idea del ineliminable factor de riesgo. ¿En 'Amoris Laetitia', cuál es el trasfondo...? Es la Magdalena: hay que tomar el riesgo de amar. Si uno ama puede cometer errores, pero si no ama, el error es mucho peor. Y los errores son errores, no cabe duda. Pero hay que tomar el riesgo de errar esperando en la misericordia. Hay una teología moral católica que piensa que el sentido de la vida es no cometer pecados. Eso significa no vivir. Podemos vivir intentando no cometer pecados, pero aceptando el riesgo de amar y de vivir. Si no, seremos como un empresario que no hace nada y no pierde nada y no gana nada".

-¿Incluso a costa de la condenación?

"Claro. Y es así. En la literatura polaca hay un poema llamado 'Los antepasados', donde hay una chica que no puede ir al Paraíso pues está ligada a la tierra porque siempre rechazó amar, no aceptó el acto de amar, no quiso amar. Esta idea está en Wojtyla, pero antes en Dante: en el Antiinfierno de Dante, donde están los que no tomaron el riesgo de la vida".

[...]

Saturday, January 13, 2018

Más sobre las conferencias de prensa en los vuelos papales


En la entrada inmediatamente anterior mencionamos someramente lo relatado por la corresponsal de CNN en el Vaticano sobre cómo en el vuelo de regreso a Roma de de Myanmar y Bangladesh, Francisco sólo aceptó preguntas relacionadas con el viaje. Nos viene muy bien un pasaje de una entrevista concedida a la sección en inglés de agencia Zenit por Deborah Castellano Lubov, otra corresponsal en el Vaticano, y que ha publicado un libro sobre Francisco —uno de tantos— titulado “El Otro Francisco”. Justamente ese el motivo por la que la entrevistan en Zenit. Este es el pasaje que nos interesa para el caso de las conferencias de prensa papales en sus vuelos y por qué intentó —al menos en esa ocasión— vetar preguntas.

Volviendo al tema de la relación entre Francisco y los medios de comunicación en general, ¿qué aprendió?

El juicio del Arzobispo Gänswein me parece importante: los medios de comunicación nunca estuvieron tan bien dispuestos con el Papa Benedicto como lo están hoy con el Papa Francisco. Incluso si Francisco —me enteré por el ex director de la Oficina de Prensa del Vaticano, el padre Lombardi—, el Papa Francisco no siempre aprecia las preguntas de los periodistas durante los viajes aéreos. En cambio, a menudo está bastante decepcionado, porque no las encuentra interesantes, o porque los periodistas preguntan cualquier cosa que pasa por su mente en lugar de centrarse en los contenidos o los episodios más significativos de cada viaje.

¿Será esa una de las razones por las que Francisco no baja a los periodistas de “coprófilos fomentadores de la coprofagia” (fuente: La Stampa)?

Corresponsal de COPE en el Vaticano relata cómo es un vuelo papal (de ida)


Muy ilustrativo el relato de cómo es un vuelo papal (de ida), hecho por Eva Fernández, corresponsal de COPE en el Vaticano. No piensen encontrar en él todos los detalles, como aquel discreto veto impuesto a los periodistas en el vuelo de regreso a Roma de Myanmar y Bangladesh, relatado por la corresponsal de CNN en Crux, el cuál consistió en aceptar sólo preguntas sobre el viaje, en teoria para eludir preguntas relacionadas con temas coyunturales en ese entonces como la echada del card. Gerhard Müller o temas relacionados con el banco Vaticano.

Como esas ruedas de prensa ocurren en los vuelos de regreso y no en los de ida, a lo mejor la corresponsal de COPE lo contará en “otra entrega”, como deja entrever al final de su artículo.

¿Qué se hace cuando se viaja 16 horas en el mismo avión del Papa?

Eva Fernández

No siempre se tiene la oportunidad de escribir una crónica desde el cielo, mientras el avión que traslada a Francisco hasta Chile, como primera escala, recorre 12.500 kilómetros a lo largo de 16 horas. El día de partida en un vuelo papal comienza muy temprano. Si el despegue, como en el próximo viaje es a las 08.00 de la mañana, toca pasar revista hacia las 04:00 en el Aeropuerto romano de Fiumiccino. Es mucho lo que hay que preparar para cada viaje y lo normal es que muy pocos puedan conciliar el sueño.

Junto a los periodistas, al Papa siempre le acompaña un pequeño séquito en el que nunca falta el secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolin y algunos miembros de la Curia cuyo trabajo está relacionado con los países que visita el Pontífice, a los que hay que añadir los miembros de la Guardia Suiza que forman parte de la seguridad personal del Papa.
No siempre es fácil poder formar parte del vuelo papal. Son muchos los periodistas y medios de todo el mundo que solicitan viajar en el que familiarmente denominamos “Pastor One” y no es posible conseguir plazas para todos. La Santa Sede tiene la última palabra, pero en ningún caso quedan excluidos los periodistas menos afines. Influye, sobre todo, la capacidad que tiene el medio de hacer llegar la información al mayor número de personas. Los medios para los que trabajan los periodistas y técnicos son los que asumen los costos del pasaje. Y siempre se reservan unas plazas para que puedan subirse en el avión los medios de los países a los que el Papa realiza el viaje.

Sala de Prensa volante

Los periodistas siempre son los primeros en subir al avión. Es el momento del “sálvese quien pueda” y de poner en marcha una auténtica coreografía técnica, en la que cables, cámaras, trípodes y grabadoras deben instalarse con la mayor celeridad posible para que todo esté a punto antes del despegue, incluidas las pruebas de sonido. No se sabe muy bien cómo, pero en pocos minutos todo está en su sitio. La parte trasera del avión queda convertida en una Sala de Prensa internacional en la que poder trabajar durante el vuelo.

En cuanto el Papa Francisco sube al avión el despegue es inmediato. Los primeros en recibirle y saludarle a bordo son los miembros de la tripulación. Casi todos solicitan con mucho tiempo poder formar parte del vuelo y es muy frecuente ver en sus ojos la emoción que sienten tras haber podido charlar con el Papa unos breves minutos.

Aunque no existan normas escritas, el protocolo exige vestir de oscuro, los hombres siempre con traje y corbata, aunque se lleve un percing en la oreja que delate que no es la ropa habitual que se utiliza y aunque se viaje al calor tropical, como ocurre en Chile y Perú.

¡Atención, que llega el Papa!

En cuanto el avión alcanza la velocidad de crucero, todas las cabezas de los periodistas están pendientes de las famosas cortinillas que separan las distintas partes del avión. En cualquier momento aparecerá el Papa Francisco, acompañado por el Director de la Oficina del Prensa del Vaticano, Greg Burka y el colombiano Monseñor Mauricio Rueda, responsable de organizar los viajes del Papa desde el 2016. En muchas ocasiones Francisco hasta ha pedido disculpas a los periodistas por el calor que se va a pasar en esos países y por el esfuerzo de los profesionales a la hora de seguirle en agendas tan apretadas. Lo que resulta realmente impresionante es cómo a los 81 años el Papa Francisco puede seguir un ritmo que agotaría a dos personas de 40.

Por muchos vuelos que se realicen, no resulta fácil explicar la sensación que se tiene al estrechar la mano de una Papa, recibir su sonrisa, poder ver de cerca sus ojos verdes y -con suerte- intercambiar unas breves palabras con la misma confianza que emplearías con tu padre. Existen una serie de normas no escritas, llenas de sentido común, cumplidas por todos, como la de no aprovechar un descuido del Papa para ponerle delante un micrófono o una grabadora, ponerle en una situación comprometida o pedirle alguna declaración exclusiva (si lo incumples, puede que sea la última vez que tu medio se sube a ese avión). Es el momento de entregarle cartas personales o algún pequeño regalo simbólico, enseñarle la fotografía de la familia, darle el dibujo que le han hecho los hijos, mostrarle algún libro escrito sobre él, y sobre todo es la mejor ocasión para quedarse muy sorprendido cuando el propio Papa pregunta por aquel familiar que está mal de salud y por el que el periodista le pidió que rezara en otro viaje. La memoria del Papa Francisco es prodigiosa.

Aunque todos los que viajamos en el vuelo estamos acreditados ante la Santa Sede, en este recorrido le acompaña siempre algún miembro de su seguridad personal, siempre pendiente de que algún palo-selfi no termine en el ojo de Francisco. No olvidemos que los Papas son de las personas más amenazadas y por lo tanto más custodiadas del mundo.

¿Cómo pasa el tiempo el Papa durante el vuelo?

En la parte delantera del avión se sienta el Papa y quienes le acompañan. En muchas ocasiones durante el despegue, (sin las cortinillas corridas), los que vamos detrás levantamos las cabezas para distinguir nítidamente el solideo blanco del Papa en el primer asiento, que contrasta visiblemente con el rojo de los cardenales. Frente a él suele colocarse un cuadro de la Virgen y el Papa aprovecha las horas para rezar y para trabajar en sus discursos, que en el caso de Chile y Perú serán 21. El tipo de servicio y atención que se tiene con el Papa Francisco durante el vuelo es el mismo que se aplica al resto del pasaje. Nadie viaja en clase Bussiness y los privilegios y el menú son los mismos que los de cualquier vuelo transatlántico largo como el que hoy se inicia.

Como es tradición, el Papa Francisco envía un telegrama al jefe del Gobierno de cada país por el que se viaja, empezando siempre, lógicamente por Italia

Y una vez aterrizados, comienza la aventura. Lo que ocurre en el vuelo de regreso lo dejamos para otra entrega.

Friday, January 12, 2018

Licuefacción extra de sangre de San Genaro

Información de agencia ANSA, Ene-12-2018. Traducción de Secretum Meum Mihi.

(ANSA) - NÁPOLES, 12 DE ENERO - San Genaro dice que sí de nuevo. La sangre se disolvió hoy frente a un grupo de sacerdotes de Liguria, acompañados por el ex presidente del CEI [Conferencia Episcopal Italiana] y actual presidente de los obispos europeos, Angelo Bagnasco, [que están] en Nápoles esta semana para seguir los ejercicios espirituales.

El anuncio de la repetición del prodigio (que tuvo lugar fuera de las tres fechas tradicionales: domingo anterior al primer domingo de mayo, septiembre y diciembre) fue dado por el propio cardenal Bagnasco durante la misa celebrada posteriormente en la capilla de Santa Restituta, en presencia de los canónigos de la catedral y un pequeño grupo de fieles napolitanos.

Los sacerdotes de la diócesis de Génova, acompañados por el cardenal Bagnasco, se reunieron temprano en la mañana en la Capilla del Tesoro de San Genaro para la celebración de las laudes. Luego se abrió la caja fuerte donde se guarda el estuche con las dos ampollas que contienen la sangre del patrón de Nápoles. Poco después fue la licuefacción.

Apoyo al papa Francisco cae en Latinoamérica e Iglesia católica pierde fieles


Información de agencia EFE, Ene-12-2018

La imagen del papa Francisco se ha deteriorado en América Latina, donde el catolicismo ha perdido adherentes frente al auge de la religión evangélica y un acelerado proceso de secularización, según un sondeo de Latinobarómetro presentado hoy en Santiago.

El estudio muestra la evolución de la religión en 18 países latinoamericanos entre 1995 y 2017, y llega pocos días antes de la visita que el pontífice realizará a Chile y Perú del 15 al 21 de enero.

"Lo más importante es la fuerte caída del catolicismo y el fuerte aumento de los que declaran no tener ninguna religión, que son agnósticos o ateos", afirmó la directora de Latinobarómetro, Marta Lagos.

Según el sondeo, los latinoamericanos evalúan al papa Francisco con un 6,8, una nota inferior al 7,2 que recibió en 2013, cuando asumió el cargo.

El 6,8 promedio de la región contiene diferencias por países. Los que le dan una mejor evaluación al pontífice son Paraguay (8,3), Brasil (8) y Ecuador y Colombia (7,5), mientras que en el otro extremo aparecen Uruguay (5,9) y Chile (5,3).

Al filtrar las respuestas según la religión que profesan los encuestados, los católicos le dan una nota de 7,7 a Jorge Mario Bergoglio, los evangélicos un 5,1 y los ateos o agnósticos un 5,3.

Los resultados del Latinobarómetro ponen de relieve la caída generalizada de la confianza en la Iglesia y la pérdida de fieles de la religión católica.

El 65 % de los encuestados en los 18 países de América Latina dice confiar en la Iglesia. Las naciones donde tiene más crédito son Honduras (78 %), Paraguay (77 %) y Guatemala (76 %), mientras que en Chile solamente el 36 % de los ciudadanos tiene confianza en la institución.

Según Marta Lagos, el punto de quiebre en el caso chileno es la condena por abusos sexuales contra el influyente sacerdote Fernando Karadima que el Vaticano dictó en 2011.

Antes que se destapara ese escándalo, la confianza de los chilenos en la Iglesia católica bordeaba el 60 %, pero en 2011 descendió abruptamente al 38 %.

La cantidad de latinoamericanos que se declaran católicos ha caído de manera paulatina durante las dos últimas décadas. Si en 1995 los católicos representaban el 80 %, este porcentaje bajó al 59 % en 2017, según el sondeo.

Los países donde hay más personas que se declaran católicas son Paraguay (89 %), México (80 %), Ecuador (77 %), Perú (74 %), Colombia (73 %) y Bolivia (73 %).

En el otro extremo, hay siete naciones donde la religión católica ya representa a menos de la mitad de la población: República Dominicana (48 %), Chile (45 %), Guatemala (43 %), Nicaragua (40 %), El Salvador (39 %), Uruguay (38 %) y Honduras (37 %).

En países como Honduras y Guatemala, el brusco descenso de católicos está directamente relacionado con el auge de la religión evangélica, que se ha convertido en el credo mayoritario.

En Chile y Uruguay, en cambio, se explica por el alza de la población que no profesa ninguna religión, que es atea o agnóstica. En Uruguay este grupo representa el 41 % de sus ciudadanos y en Chile el 38 %, según la encuesta.

"A esta velocidad, de aquí a diez años la cantidad de países de América Latina que tendrán la religión católica dominante va a ser una minoría", señaló Lagos.

La directora de Latinobarómetro cree que el desencanto general con la religión católica en América Latina se debe al descenso de la pobreza y la aparición de una clase media más individualista que se aleja de las instituciones.

Lagos subrayó que la elección de Francisco en 2013 tuvo un "efecto positivo" en el catolicismo y posee el carisma necesario para recuperar una parte de la fe perdida.

En su opinión, las visitas que ha realizado a la región y el próximo viaje a Chile y Perú reflejan la preocupación del pontífice por restituir la influencia que la Iglesia ha perdido durante los últimos años.

La encuesta del Latinobarómetro incluyó entrevistas personales a 1.200 personas de países sudamericanos y México, y 1.000 en Centroamérica, con un margen de error de entre 2,8 y 3 %.

Thursday, January 11, 2018

Carta del Papa revela preocupaciones sobre obispo chileno

Información de agencia Associated Press, Ene-11-2018.

Carta del Papa revela preocupaciones sobre obispo chileno

Por EVA VERGARA y NICOLE WINFIELD

SANTIAGO DE CHILE (AP) — El Vaticano estaba preocupado por los daños colaterales que provocaría el caso del mayor cura pederasta de Chile e intentó poner en marcha un plan: pedir la renuncia y darles un año sabático a tres obispos chilenos acusados de haber encubierto los abusos de ese sacerdote.

The Associated Press obtuvo una carta confidencial del papa Francisco, fechada el 31 de enero de 2015, la cual revela parte de un plan del Vaticano sobre cómo lidiar con los obispos chilenos señalados de proteger los crímenes del cura Fernando Karadima.

La carta también muestra las preocupaciones de los obispos por la designación que Francisco hizo de uno de esos tres obispos, Juan Barros, como responsable de la diócesis de Osorno, en el sur de Chile. El nombramiento provocó una importante división entre fieles y clérigos, e incluso llevó en su momento a cientos de católicos y curas a protestar contra el nuevo obispo de la zona.

Algunos esperan que esas protestas lleguen la próxima semana a Santiago de Chile, a donde el papa Francisco llegará el lunes en su primera visita como pontífice a ese país sudamericano.

En la carta dirigida al Comité Permanente de la Conferencia Episcopal de Chile, Francisco reveló que sabía de la controversia generada alrededor de Barros y que el nuncio apostólico en ese país intentó encontrar una manera de contener el daño antes de que el caso saltara a la luz pública en 2015.

“Muchas gracias por manifestar abiertamente la inquietud que en estos momentos tienen respecto al nombramiento de Mons. Juan Barros Madrid”, escribió Francisco. “Comprendo lo que me dicen y soy consciente de que la situación de la Iglesia de Chile es difícil debido a todas las pruebas que han tenido que soportar”.

Francisco informó a los miembros del comité que el nuncio Ivo Scapolo —representante del Vaticano en Chile— había planeado pedir el año anterior la renuncia a Barros, quien se desempeñaba entonces como capellán en el ejército. Scapolo también “lo exhorta a tomar un periodo sabático (un año, por ejemplo) antes de asumir otra responsabilidad pastoral como Obispo diocesano”, añadió el papa en la carta.

El pontífice agregó que el nuncio tenía pensada una estrategia similar para otros dos obispos, también formados por Karadima. Sin embargo, dijo que todo se frustró cuando Scapolo habló sobre el plan con Barros.

“Como ustedes podrán comprender, este comentario del Sr. Nuncio complicó y bloqueó todo eventual camino ulterior en el sentido de ofrecer un año sabático”, escribió el papa.

Al final, el 10 de enero de 2015, Francisco nombró a Barros obispo de la ciudad de Osorno, a unos 930 kilómetros al sur de la capital chilena.

Karadima estuvo por décadas al frente de la iglesia El Bosque, en el elegante barrio de Providencia en Santiago de Chile, y la convirtió en un semillero de más de 50 sacerdotes, además de formar a cinco obispos: Andrés Arteaga, Felipe Bacarezza, Horacio Valenzuela, Tomislav Koljatic y Juan Barros.

La iglesia católica chilena ignoró por años las quejas de acólitos de que Karadima había abusado sexualmente de ellos, y sólo inició algunas acciones después de que las víctimas hicieron públicos sus casos en 2010.

La Congregación para la Doctrina de la Fe del Vaticano condenó a Karadima en febrero de 2011 a “una vida de oración y penitencia”, y le prohibió contactarse con los feligreses de su parroquia. Ahora vive aislado en la casa de un grupo de religiosas.

En medio del escándalo y una serie de denuncias de más abusos sexuales de otros religiosos, Karadima fue procesado judicialmente en Chile, aunque su caso fue sobreseído porque habían pasado muchos años de los hechos, no por falta de pruebas, según dijo en su momento la jueza Jessica González.

El vocero del Vaticano, Greg Burke, declinó comentar sobre la carta del papa, y al ser interrogado el jueves sobre algunas protestas planeadas por algunos fieles de Osorno, el portavoz dijo que eran libres de manifestarse y que el Vaticano respetaba su derecho a hacerlo.

Burke dijo que hasta ahora no está prevista ninguna reunión con el grupo de Osorno: a pesar de que formalmente pidieron encontrarse con el papa, el Vaticano dijo que ya había un programa que no podían cambiar.

La AP también consultó sobre la misiva al presidente de la Conferencia Episcopal y a los miembros de su Comité Permanente, pero nadie había respondido.

Barros negó a la AP saber de la carta y aseguró, como siempre lo ha hecho, que nunca supo de ningún crimen cometido por Karadima. “Jamás tuve conocimiento ni imaginé nunca de aquellos graves abusos que este sacerdote cometía con sus víctimas”, dijo.

“No he aprobado ni participado en esos hechos gravemente deshonestos y jamás he sido sancionado por un tribunal al respecto”, añadió.

Algunas de las víctimas de Karadima afirman que Barros, Koljatic y Valenzuela presenciaron los abusos y nada hicieron.

El periodista Juan Carlos Cruz, una las víctimas, dijo a la AP que Barros y otros obispos vieron cómo era abusado por Karadima. Aseguró que incluso dos de ellos se besaban con el cura “y se apoyaban la cabeza en el hombro y se toqueteaban y esto por 37 años; sin embargo, hoy se les ha olvidado”.

Francisco defendió en su momento públicamente a Barros e incluso llegó a decir que los habitantes de Osorno sufrían por “tontos” y que se dejaban manipular por “zurdos”, en una aparente alusión a la izquierda política local.

El papa llega el lunes a Chile, como parte de una gira que también lo llevará a Perú.

Apenas el miércoles, una organización estadounidense presentó una lista de 78 religiosos católicos chilenos que han sido acusados y/o condenados por abusar sexualmente de menores de edad. El nombre de Karadima está incluido ahí.

Comunicado sobre nombramiento de Comisario Apostólico para el Sodalicio de Vida Cristiana

No fue tan inmediata la reacción como se pensaría y, en esencia, aparte de decir que van a colaborar, no dicen absolutamente nada que esté fuera de lugar, casi que copian punto por punto lo que ya el Vaticano había dado a conocer informando del comisariamiento. Dicho de otra manera, el comunicado que ha emitido ayer el Sodalicio de Vida Cristiana es casi que una proforma. Consignamos su texto seguidamente.

Comunicado sobre nombramiento de Comisario Apostólico para el Sodalicio

Lima 10/01/2018, (Noticias del Sodalicio – Perú). En referencia al nombramiento de un Comisario Apostólico para el Sodalicio comunicamos lo siguiente:

1. Este miércoles 10 de enero hemos recibido la noticia del nombramiento que la Santa Sede ha hecho de Mons. Noel Antonio Londoño Buitrago, C.Ss.R., Obispo de Jericó en el departamento de Antioquia (Colombia) como Comisario Apostólico de nuestra Sociedad.

2. Como Comisario Apostólico, Mons. Londoño podrá intervenir directamente en el gobierno de nuestra Sociedad, también en las cuestiones económicas y los demás asuntos de la marcha habitual del Sodalicio.

3. El Cardenal Joseph Tobin seguirá ejerciendo la función de Delegado ad nutum de la Congregación. Como hemos hecho hasta ahora con el Cardenal Joseph Tobin desde su nombramiento como Delegado para Sodalicio en mayo de 2016, colaboraremos en todo con Mons. Londoño para que pueda ejercer sus funciones según lo dispuesto por la Santa Sede.

4. Agradecemos al Papa Francisco y a la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y las Sociedades de Vida Apostólica que sigan con preocupación la vida de nuestra comunidad y reiteramos nuestra disposición para acoger todo lo que disponga para la mejor marcha de nuestra Sociedad. Reafirmamos una vez más nuestra absoluta obediencia al Santo Padre y a la Santa Madre Iglesia.

5. Se puede acceder al comunicado de la Santa Sede en el siguiente enlace:
https://press.vatican.va/content/salastampa/es/bollettino/pubblico/2018/01/10/com.html

Lima, 10 de enero de 2018