Sunday, February 26, 2017

Llamado a Francisco: Adelante con el diaconado para las mujeres


Pie de foto de Il Mattino (edición Caserta), Feb-26-2017, pág. 9 (ver imágen).

«Adelante también con las mujeres diácono»

Llamado al Papa Francisco a seguir adelante con el diaconado a las mujeres. Llega de don Vinicio Albanesi, presidente de la comunidad de Capodarco recibida hoy en audiencia en el Aula Paulo VI. El sacerdote, en primera línea en la ayuda a los pobres y los que viven en necesidad social, ha regalado al Pontífice un libro dedicado al diaconado de la mujeres. «Según Yo —ha observado Albanesi— es posible. Quien vive en las periferias, sabe lo que son tantas religiosas, pero también laicas, personas que se dedican a la caridad que pueden recibir el diaconado, que no es sacerdocio sino ministerio. Para mí es posible». Se recuerda que el Papa Francisco, de regreso de Polonia, el pasado agosto ha creado una comisión de estudio sobre el diaconado de las mujeres.

El nombre exacto del libro regalado a Francisco durante la audiencia de ayer y escrito por don Albanesi es “El diaconado para las mujeres. ¿Es posible?” (“Il diaconato alle donne. E’ possibile?”), y efectivamente fue uno de los cuatro regalos, como lo confirma el sitio de internet de la propia comunidad de Fermo.

El Papa contra la Curia, aclamado por el pueblo


Esta es una versión en español de la columna de Sandro Magister originalmente publicada hoy en la revista L'Espresso. El título que le dan en español difiere del que le dan en la edición impresa, que es algo así como “El Papa contra la Curia, aclamado por el pueblo”, título al que nos hemos ceñido.

Un solo hombre al mando, ante el aplauso de la multitud

Sandro Magister

Popularidad y soledad son las dos caras del pontificado actual, contradictorias sólo en apariencia.

Una enésima prueba de la popularidad del Papa Francisco ha sido su visita, el 17 de febrero, a la universidad de Roma Tre, ante la exultación de docentes y estudiantes (ver foto), una espectacular revancha a la prohibición que impidió, en 2008, que Benedicto XVI entrara y hablara en la otra universidad de Roma, la más noble y antigua, la Sapienza [Sabiduría], por ser culpable de querer introducir a Dios y la fe en el templo inviolable de la diosa razón.

En la universidad Roma Tre Francisco ha hablado, y mucho, en un discurso improvisado, interrumpido por decenas de aplausos. Ha hablado de diálogo y de multiculturalidad, de migraciones y de paro juvenil, con todo lo que, según él, deriva de todo ello: "Dicen que las verdaderas estadísticas de los suicidios juveniles no las publican; se publica algo, pero las verdaderas no".

Pero en 45 minutos de discurso ni una sola vez ha pronunciado las palabras Dios, Jesús, Iglesia, fe, cristianismo.

Es la misma neutralidad que Francisco adopta cuando expone a los "movimientos populares" su visión política altermundalista y anti-globalización. Porque es en el pueblo –"una categoría mística", lo define– donde ve la génesis del rescate. Y es al pueblo, cristiano o no, al que el Papa apela cuando denuncia las fechorías de los mercados mundiales, de la economía que mata, de los poderes anónimos que se nutren de la guerra, como también de las anticuadas, esclerotizadas e inmisericordes instituciones eclesiásticas.

Pero su popularidad, de hecho, es la de un Papa que se aísla de las instituciones para poder criticarlas mejor, ante la aclamación del pueblo. No es casualidad que elogie el populismo latinoamericano, como ha hecho en una reciente entrevista a "El País"; él, que de joven fue peronista.

En el Vaticano se aloja en la Casa Santa Marta, que es un hotel, precisamente para alejarse lo más posible de esa curia que no ha amado nunca y que tiene muy pocas ganas de reformar estructuralmente.

Prefiere elegir personalmente a sus colaboradores más cercanos. Uno lo ha traído de la universidad católica de Buenos Aires: Víctor Manuel Fernández, su teólogo predilecto. Otro lo ha elegido de la "Civiltà Cattolica": el jesuita Antonio Spadaro. Por no decir de los monseñores Konrad Krajewski, Fabián Pedacchio Leaniz, Battista Ricca y Marcelo Sánchez Sorondo: el primero es su "limosnero" y el segundo su secretario personal.

Cada uno, sin embargo, se ocupa de una pequeña parte de la mole de actividad del Papa y ninguno de ellos conoce el conjunto de la misma. Jorge Mario Bergoglio siempre ha tenido su propia agenda personal, que sólo él compila y consulta.

Cuando funciona, la curia no obstaculiza a los Papas, los ayuda. Modera los poderes absolutos con un "check and balance" análogo al de las democracias modernas.

La congregación para la doctrina de la fe, en particular, debería garantizar que todos los actos del magisterios sean perfectos, previamente controlados palabra por palabra. Es cuanto sucedía entre Juan Pablo II y el entonces prefecto de la congregación, Joseph Ratzinger.

Pero con Francisco este equilibrio ha desaparecido.

Es cada vez más frecuente que el Papa actual no pronuncie los discursos escritos y prefiera improvisar. Y cuando tiene que escribir una encíclica o una exhortación también va por libre, con la ayuda de sus escritores fantasmas Fernández y Spadaro, montando a su gusto los materiales que le ponen a disposición.

Después envía el borrador, como establece la costumbre, a la congregación para la doctrina de la fe y ésta se lo reenvía con decenas, e incluso cientos, de anotaciones que él, sistemáticamente, ignora.

Sucedió así con "Evangelii gaudium", el documento programático del pontificado, y con "Amoris laetitia", la exhortación sobre el matrimonio y el divorcio que está dividiendo a la Iglesia a causa de las interpretaciones opuestas que ha suscitado.

Para descubrir, después, que párrafos enteros de "Amoris laetitia" habían sido copiados de artículos escritos diez o veinte años antes por Fernández, al que Francisco no le ha revocado mínimamente la confianza.

Más bien al contrario. Fernández es el crítico más feroz del cardenal Gerhard L. Müller, el ya superfluo prefecto de la congregación para la doctrina de la fe, al que le imputa la inaudita pretensión de querer "controlar" la teología del Papa.

“Se debe anunciar el Evangelio sin traicionarlo”: Card. Gerhard Müller


Se podría inferir que el card. Gerhard Müller, Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, está quemando sus últimos cartuchos, si es cierto que su salida está próxima, y las actuaciones que le veamos podrían ser las últimas en calidad de prefecto. Esta es nuestra traducción de una porción de una entrevista que le hace Paolo Rodari para La Repubblica, Feb-26-2017, pág 14.

¿Francisco tiene en la curia romana opositores?

“Todos los cardenales han estudiado teología, todo conocen la doctrina del papado y del episcopado. Somos sacerdotes competentes que conocen bien la misión del Papa, su importancia para todos. Vivimos una colegialidad afectiva y efectiva con Francisco. Desgraciadamente algunos medios de comunicación han señalado más la legítima diversidad de opinión y no la gran armonía. El Papa es el 266 sucesor de Pedro, y cada uno, incluido él mismo, tiene su propia historia. Esta individualidad es la forma en la que cada uno cumple su misión. Francisco tiene la particularidad de venir de un continente no europeo. Esta diferencia es preciosa para nosotros”.


Especialmente en la web no falta quien contrapone sus intervenciones sobre la doctrina con lo que dice el Papa...

“Son pequeñas facciones de derecha y de izquierda que pelean entre sí usándome a mí y al Papa. Son posiciones ideológicas que no comparto en nada. Por cierto, dentro de no mucho tiempo, se dará a conocer s un libro mío sobre el Papa y el Papado… Todos servimos a la obra del Papa. Trabajamos juntos para servir a su misión”.

¿Cree que sobre la comunión para los divorciados vueltos a casar Francisco pida un nuevo paso?

“Tenemos el mensaje de Jesús y la Biblia que dicen palabras claras sobre el fundamento del matrimonio en la voluntad salvífica de Dios. Las condiciones sociológicas cambian pero también hay que tener en cuenta que existen diferentes antropologías que no aceptan la nuestra, fundada en la Palabra de Dios. Se debe anunciar el Evangelio sin traicionarlo. Francisco quiere hacer sentir la cercanía del Buen Pastor al pueblo de Dios con la predicación y el testimonio de vida cristiana”.

Saturday, February 25, 2017

Victimas del fundador del Sodalicio de Vida Cristiana en Perú denuncian al Vaticano

Información de agencia AP, Feb-25-2017.

Las víctimas en Perú de un carismático líder católico latinoamericano convertido en depredador sexual han denunciado el manejo del caso por el Vaticano. Dicen que hubo una demora de seis años y una resolución que dista de hacer algo por sanarlos de su violencia sexual, psicológica y física.

"Es una vergüenza", dijo Pedro Salinas, quien denunció las prácticas perversas de la organización católica Sodalitium Christianae Vitae, con sede en Perú, y que fue víctima del abuso psicológico de Luis Fernando Figari.

Figari fundó la Compañía de Vida Cristiana (SCV por sus siglas en latín) en 1971 como una comunidad de legos con el fin de reclutar "soldados para Dios". Fue una de las organizaciones católicas conservadoras que surgieron en reacción al movimiento izquierdista de la Teología de la Liberación que ganó adeptos en toda Latinoamérica a partir de la década de 1960.

El grupo cuenta con unos 20.000 miembros en Sudamérica y Estados Unidos.

Figari era un intelectual carismático, pero a la vez "narcisista, paranoide, despreciativo, vulgar, vengativo, manipulador, racista, sexista, elitista y obsesionado por cuestiones sexuales y la orientación sexual de los miembros de SCV", de acuerdo con un informe del 10 de febrero realizado por encargo de la conducción de SCV.

El informe, realizado por dos estadounidenses y un especialista en abusos irlandés, halló que Figari sodomizaba a sus reclutas y les obligaba a acariciarlo y manosearse entre ellos. Le gustaba verlos "experimentar dolor, malestar y miedo" y los humillaba públicamente para acrecentar su control sobre ellos, según el informe.

Las víctimas presentaron sus quejas a la arquidiócesis de Lima en mayo de 2011. Esta dice que remitió inmediatamente el caso al Vaticano, pero ni la Iglesia local ni la Santa Sede tomaron medidas concretas antes de la aparición del libro de Salinas "Mitad monjes, mitad soldados" en 2015.

Ese año, el Vaticano designó un investigador y un "delegado" a la comunidad. Adicionalmente, el 30 de enero el Vaticano ordenó que Figari viviera apartado de la comunidad en Roma y cesara todo contacto con ella, a pesar del pedido de la SCV de expulsarlo sin más.

Las sanciones, dijo Salinas, equivalen a un "exilio dorado donde puede vivir cómodamente con todas sus necesidades satisfechas".

Como lego, Figari no estaba sujeto al castigo de ser apartado del sacerdote que se aplica a los curas abusivos.

En su decreto, la congregación del Vaticano para las órdenes religiosas alegó que la demora de seis años se debió a que la información recibida contenía lagunas y contradicciones.

El vocero vaticano Greg Burke dijo que las primeras denuncias eran anónimas, "lo que no es una cuestión menor, tratándose de acusaciones tan graves".

Pero la exintegrante de SCV Rocío Figueroa dijo que si las autoridades de la Iglesia peruana y la Santa Sede realmente hubiesen querido investigar y ayudar a las víctimas, podrían haberlo hecho.

Figueroa, quien trabajó en la oficina de laicos del Vaticano y escribió recientemente un trabajo académico sobre los traumas sufridos por las víctimas de SCV, dijo que el abuso no termina con el cese de la violencia.

"El abuso continúa cuando a los que deben responder con compasión, atención pastoral y justicia no les importa", dijo. En el caso de la SCV, "no respondieron".

El escándalo de la SCV es similar al de la orden religiosa Legionarios de Cristo, con sede en México, cuyo carismático fundador era un favorito del entonces papa Juan Pablo II. Resultó que era un pederasta reincidente que abusaba sexualmente de los seminaristas, tuvo tres hijos y creó una organización furtiva, similar a un culto, para ocultar su doble vida. El Vaticano lo sancionó en 2006 después que la documentación sobre sus abusos vegetó durante décadas en la misma congregación que recibió las denuncias sobre la SCV.

Otro caso similar es el de la comunidad chilena El Bosque, donde la jerarquía eclesiástica se negó durante décadas a creer a las víctimas de un sacerdote carismático, el padre Fernando Karadima, finalmente condenado por el Vaticano en 2011 a llevar una vida de penitencia y oración por sus delitos.

Card. Ravasi: “Las mujeres en el diaconado sería posible”

El card. Gianfranco Ravasi concedió una entrevista a la agencia alemana KNA, Feb-24-2017, en la que es preguntado sobre el diaconado femenino (vía Katholisch.de). Nuestra traducción de la pregunta pertinente.

Katholischen Nachrichten-Agentur: ¿Qué posibilidades ve para las mujeres en la Iglesia Católica?

Card. Ravasi:
Las mujeres en el diaconado sería posible, creo. Pero por supuesto tiene que ser discutido, la tradición histórica es muy compleja. En general, creo que fijarse constantemente en las mujeres sacerdotes es clerical. ¿Por qué no comenzar discutiendo otras funciones muy importantes para las mujeres en la iglesia? Por ejemplo, el liderazgo de una parroquia, desde un punto de vista estructural. O en el ámbito de la catequesis, el trabajo voluntario, las finanzas, la planificación arquitectónica, la configuración. ¿Por qué no se podría poner esto en manos de las mujeres? También podría haber una presencia femenina más fuerte entre los funcionarios del Vaticano, incluyendo a niveles más altos. El Papa también dijo esto. Por supuesto ello no sucede inmediatamente.

En el curso de esa misma entrevista se le pregunta al card. Ravasi sobre los carteles críticos de Francisco que aparecieron hace unas semanas en inmediaciones del Vaticano y, como no, el cardenal no duda en señalar a los “ultracatólicos”, “ultratradicionalistas”, cuyos sitios de intenet son muy pobres teológica e intelectualmente hablando, pero muy bien diseñados tecnicamente.

En nombre de la misericordia: Francisco reduce discretamente las sanciones a curas pederastas


Un reporte de Nicole Winfield, corresponsal en el Vaticano de agencia Associated Press, Feb-25-2017, viene a reconfirmar el doble standard del cual se ha hablado se vienen manejando los casos de sacerdotes pederastas en la Iglesia bajo el reinado de Francisco. La principal línea del discurso es la de la “tolerancia cero”, la cual divulgan los medios masivos de comunicación (y en la cual hemos dicho no creemos), pero muy silenciosamente y fuera del radar las cosas son diametralmente opuestas, los pederastas buscan amigos curiales para que aboguen por ellos basados en el propio discuros de Francisco sobre la misericordia. Curiosamente el reporte ejemplifica la afirmación con el caso de “Don Mercedes”, al cual nos referimos en una entrada anterior.

El reporte también da cuenta de aquellos tres oficiales que rigidamente Francisco ordenó al card. Müller despedir de la Congregación para la Doctrina de la Fe, “dos de cuales trabajaban para la sección disciplinar que maneja los casos de abusos”. ¿No es curiosa la coincidencia?

Esta es la versión en español del reporte de Associated Press, la cual es más corta que la original en inglés.

Papa reduce discretamente las sanciones a curas pederastas

El papa Francisco ha reducido discretamente las sanciones a un puñado de curas pederastas, aplicando su visión de una Iglesia misericordiosa a los autores de uno de los delitos más graves en el clero, algo que cuestionan las víctimas y los propios asesores pontificios.

Un caso en particular, sin embargo, debió ser reabierto: un sacerdote italiano que se había beneficiado con la clemencia del papa fue condenado posteriormente por una corte penal italiana por cometer delitos sexuales contra niños, algunos de los cuales tenían apenas 12 años. El padre Mauro Inzoli enfrenta un segundo juicio eclesiástico desde que aparecieron nuevas pruebas en su contra, según pudo saber The Associated Press.

El caso Inzoli no es el único en el cual Francisco, pasando por alto la recomendación de la Congregación para la Doctrina de la Fe, al reducir una sentencia que originalmente buscaba apartar al cura del sacerdocio, dijeron dos abogados canónicos y un funcionario de la Iglesia a la AP. En lugar de ello, fueron condenados a una vida de penitencia y oración y a la prohibición de ejercer públicamente su ministerio.

En algunos casos, los sacerdotes o sus amigos influyentes apelaron a las palabras del papa sobre la clemencia, dijo el funcionario, que habló bajo la condición de anonimato dada la confidencialidad de los procesos.

Dijo que al destacar la misericordia, el papa crea un ambiente favorable para tales iniciativas. Adicionalmente, añadió que pocas peticiones de clemencia fueron recibidas favorablemente por el papa Benedicto XVI, quien lanzó una dura represión durante su pontificado de 2005 a 2013 y apartó del sacerdocio a unos 800 curas que violaron y agredieron sexualmente a niños.

Al mismo tiempo, Francisco ordenó destituir a tres empleados de larga data de la congregación, dos de los cuales trabajaban para la división que maneja los casos de abusos sexuales, dijeron los abogados y el funcionario.

Uno es el jefe de la sección, quien será reemplazado antes de su partida el 31 de marzo. El vocero vaticano Greg Burke dijo que los demás serán reemplazados y que se tomará más personal para la oficina, algunos de cuyos casos vegetan desde hace años.

"La velocidad con que se manejan los casos es un asunto serio y el Santo Padre sigue alentando las mejoras en este aspecto", dijo Burke a la AP.

También rechazó los rumores de que la congregación ya no entenderá en los casos de abuso sexual y sostuvo que la sección reforzada manejará todos los casos que le sean presentados.

Burke dijo que el concepto de la misericordia de Francisco se aplica "incluso a los culpables de crímenes atroces". Dijo que los sacerdotes abusadores son suspendidos del ejercicio público de los oficios, pero no necesariamente regresados al estado laico.

"El Santo Padre comprende que para muchos sobrevivientes y víctimas es difícil encontrar una señal de misericordia", dijo Burke. "Pero él sabe que el mensaje de misericordia del Evangelio es en última instancia una poderosa fuente de sanación y de gracia".

San Juan Pablo II fue objeto de muchas críticas por no responder a la crisis de los curas pederastas, pero en 2002 dijo que "no hay lugar en el sacerdocio o la vida religiosa" para quien dañe a los jóvenes. Francisco ha proclamado reiteradamente que hay "tolerancia cero" para los sacerdotes abusivos y en diciembre escribió en un mensaje a los obispos del mundo que deben tomar "todas las medidas necesarias" para proteger a los menores.

Sin embargo, recientemente opinó que los abusadores sexuales padecen una "enfermedad", un término que usan los abogados defensores como factor mitigante para las sentencias canónicas.

La irlandesa Marie Collins, sobreviviente de abusos y miembro de la comisión asesora de Francisco sobre abusos sexuales, expresó su consternación ante la reducción de las sanciones y dijo que los abusadores no están tan enfermos como para no tener conciencia de sus actos.

"Los que abusan han tomado la decisión consciente de hacerlo", dijo Collins a la AP. "Incluso los pederastas, según dicen los especialistas, son responsables de sus acciones. Pueden resistir sus tendencias".


Friday, February 24, 2017

Francisco se reúne dos veces con obispos chilenos, Oficina de Prensa hace aclaraciones



Los obispos chilenos se encuentran en Roma para la acostumbrada visita Ad Limina. Inicialmente se informó de ello el Lunes el el boletín de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Feb-20-2017, hasta allí normal. Un poco larga la reunión, eso sí, tres horas.

Lo que ha resultado curioso fue que ayer se reunieron de nuevo, además con los jefes de los dicasterios, como lo reporta el propio sitio de internet de los obispos chilenos.



Al respecto la oficina de Prensa de la Santa Sede ha dado algunas explicaciones, diciendo que no es que la práctica se vaya a convertir en costumbre. Esta es una información pertinente en español de agencia ANSA.

(ANSA) - CIUDAD DEL VATICANO, 24 FEB - "El Papa como hemos visto está buscando nuevos modos de desarrollar las visitas 'ad limina', para que sean más eficaces y más útiles para todos", explicó hoy la Sala de Prensa del Vaticano.

Las explicaciones surgieron luego de que Francisco, que el lunes había recibido a los obispos de Chile por cerca de tres horas, se encontró con ellos de nuevo este jueves, junto a diversos cardenales, entre ellos el Secretario de Estado, Pietro Parolin, el Prefecto de la Congregación de la Doctrina de la Fe, Gerhard Muller y el Prefecto para el Clero, Beniamino Stella.

Lo que se aplicó en estos días con los obispos chilenos, explicaron los responsables de prensa del Vaticano, "no es un modelo ni un estándar", ni quiere decir que ocurrirá lo mismo con otros obispos en visita "ad limina".

La dirección de prensa recordó que con los obispos de Costa Rica no se produjo un segundo encuentro. Desde el inicio de su pontificado, Jorge Bergoglio dejó de dar discursos a los obispos y, en cambio, dedica las audiencias enteras a un profundo intercambio de informaciones y opiniones sobre la situación de las iglesias locales.

Card. Hummes 2017 ataca a card. Hummes 2007


“La Iglesia debe ser capaz de dar nuevas respuestas”, o frases parecidas son el velo con el que el card. Claudio Hummes encubre su frenética carrera hacia la ordenación de hombres casados, intentando que la cosa comience en la Amazonía con la tal “Iglesia con rostro amazónico”. Eso es hoy, porque el mismo cardenal Hummes hace exactamente diez años defendía —al menos en lo aparente— el celibato sacerdotal, como se puede constatar de la lectura del documento titulado “Reflexiones del Cardenal Claúdio Hummes con Motivo del XL Aniversario de la Carta Encíclica «Sacerdotalis Caelibatus» del Papa Pablo VI”, Feb-24-2007.

Allí podemos leer que el card. Hummes afirmaba cosas como:

El celibato es el ejemplo que Cristo mismo nos dejó. Él quiso ser célibe. Explica también la encíclica: "Cristo permaneció toda la vida en el estado de virginidad, que significa su dedicación total al servicio de Dios y de los hombres. Esta profunda conexión entre la virginidad y el sacerdocio en Cristo se refleja en los que tienen la suerte de participar de la dignidad y de la misión del mediador y sacerdote eterno, y esta participación será tanto más perfecta cuanto el sagrado ministro esté más libre de vínculos de carne y de sangre" (Sacerdotalis caelibatus, 21).

La existencia histórica de Jesucristo es el signo más evidente de que la castidad voluntariamente asumida por Dios es una vocación sólidamente fundada tanto en el plano cristiano como en el de la común racionalidad humana.

O como:

El celibato, antes de ser una disposición canónica, es un don de Dios a su Iglesia; es una cuestión vinculada a la entrega total al Señor. Aun distinguiendo entre la disciplina del celibato de los sacerdotes seculares y la experiencia religiosa de la consagración y de la profesión de los votos, no cabe duda de que no existe otra interpretación y justificación del celibato eclesiástico fuera de la entrega total al Señor, en una relación que sea exclusiva, también desde el punto de vista afectivo; esto supone una fuerte relación personal y comunitaria con Cristo, que transforma el corazón de sus discípulos.

O también:

La opción del celibato hecha por la Iglesia católica de rito latino se ha realizado, desde los tiempos apostólicos, precisamente en la línea de la relación del sacerdote con su Señor, teniendo como gran icono el "¿Me amas más que estos?" (Jn 21, 15), que Jesús resucitado dirige a Pedro.

Por tanto, las razones cristológicas, eclesiológicas y escatológicas del celibato, todas ellas arraigadas en la comunión especial con Cristo a la que está llamado el sacerdote, pueden tener diversas expresiones, según lo que afirma autorizadamente la encíclica Sacerdotalis caelibatus.

Y así durante todo el documento.

Aquí llegan a la mente esas expresiones de la Virgen en las apariciones de Akita, Japón, cuando afirmaba que llegaría un tiempo en que veríamos cardenales en contra de cardenales. Lo que no teníamos en cuenta es que un mismo cardenal podría atacarse a sí mismo.

Lefebvrianos a casa


Lefebvrianos a casa”, es el titular de un artículo de primera página de Il Foglio, Feb-24-2017, firmado por Matteo Matzuzzi. El artículo viene a ser una confirmación de algunas informaciones que previamente ya han publicado blogs y foros de los atodenominados “de la resitencia”, que son aquellos lefebvrianos que de unos cinco años a esta parte se vienen oponiendo al curso que la dirigencia de la FSSPX/SSPX viene dando a la Fraternidad, muy particularmente al obispo Fellay.

Entrando en el artículo, comienza Matzuzzi diciendo que “el acuerdo para la institución de la prelatura personal está casi próximo”. Como confirmación de la proximidad del hecho, Matzuzzi refiere el hecho de la “tratativa para la adquisición por parte de Êcone del complejo de Santa María Inmaculada en Esquilo, a poca distancia del Laterano”. Luego viene la confirmación de lo que los resistentes viene diciendo; “según sabe Il Foglio, surgirá un Centro de estudio y, en una segunda fase, con toda probabilidad se convertirá en la sede de la casa general lefebvriana”.

Luego pasa a decir que el Papa, por medio de Mons. Guido Pozzo, Secretario de la Pontificia Comisión «Ecclesia Dei», es quien viene acelerando todo.

Inmeditamente después confirma una otra información que dieron los resistentes, como es que “entre el 17 y el 20 de enero pasado, en Santa Marta habría estado Mons. Fellay (superior de la San Pío X), Mons. Alfonso de Galarreta y el asistente general Alain Nély. En las conversaciones estuvo también la Superiora de las hermanas de la Fraternidad. Don Nély es la persona encargada de perfecccionar la adquisición del complejo”.

Hasta allí lo nuevo, porque luego se hace un recuento de hechos conocidos.

Con lo que nos queda la duda de si en verdad Il Foglio está reconfirmado con otras fuentes lo que vienen diciendo los resistentes o sencillamente la fuente son estos pero no son capaces de admitirlo. Sea como fuere, se consigna y veremos.

Thursday, February 23, 2017

La guía para aplicar Amoris Lætitia en Brooklyn será el libro del card. Francesco Coccopalmerio


Leemos en la columna del obispo Nicholas DiMarzio de Brooklyn, New York, Estados Unidos, en la publicación de la diócesis The Tablet, Feb-22-2017.

En su Exhortación Apostólica post-sinodal, “Amoris Laetitia” (sobre el amor en la Familia), que he resumido durante varias semanas en esta columna, el Papa Francisco tal vez da causa para algunos que lo entienden mal. ¿Cuáles son sus intenciones? La clave de este documento es su discusión sobre un católico divorciado y vuelto a casar que desea participar en la vida de la Iglesia. El Papa Francisco se basa en las enseñanzas de sus predecesores, reconociendo la disolubilidad (sic) del matrimonio. Él también reconoce las características humanas que no pueden ser fácilmente juzgadas. El uso de la solución del “Fuero Interno” para los católicos divorciados y vueltos a casar, significa que no se puede probar en el fuero externo en el proceso del Tribunal que un matrimonio nunca existió para que la pareja, el uno o el otro o ambos, pueda ser readmitida a los sacramentos, de una manera que no cause escándalo en la comunidad de la Iglesia.

Recientemente, el cardenal Francesco Coccopalmerio, presidente del Pontificio Consejo para los Textos Legislativos, publicó un libro titulado “El Octavo Capítulo de la Exhortación Apostólica Post-Sinodal Amoris Laetitia”. El breve libro delínea los procedimientos canónicos y morales necesarios para llevar a cabo la solución interna. Estoy esperando ansiosamente para leer este libro y le he pedido a nuestro propio Mons. Cuong Pham que trabaja en este dicasterio en Roma que me envíe una copia del libro.

Hace algún tiempo escuché la conferencia de prensa que el cardenal Coccopalmerio dio sobre el libro y claramente recomienda que sea leído por los sacerdotes que puedan tener más experiencia en temas morales y canónicos. Esto puede ayudar a aquellos que no han podido demostrar definitivamente la invalidez de su matrimonio en el proceso del fuero externo. Creo que esto puede ser lo que hagamos en la diócesis.

¿No habíamos quedado en que el card. Coccopalmerio sólo escribió sus reflexiones y la Libreria Edcitorial Vaticana acoge estos comentarios con la intención de alimentar el debate?