Sunday, January 20, 2019

Vaticano sabía de conducta inapropiada de obispo argentino Gustavo Zanchetta desde 2015


Nos despertamos hoy con un nuevo desarrollo en el caso del obispo argentino Gustavo Zanchetta. El periódico El Tribuno, que fue el que dio inicio a la historia, junto con la agencia Associated Press, han hecho una investigación conjunta.

Primero presentamos la información que presenta la agencia Associated Press (inglés, español) la cual, como solemos anotar, tiene un alcance más global.

Vaticano sabía de conducta inapropiada de obispo argentino

Por ALMUDENA CALATRAVA, NATACHA PISARENKO y NICOLE WINFIELD

ORÁN, Argentina (AP) —
El Vaticano recibió informes en 2015 y 2017 de que un obispo argentino cercano al papa Francisco se tomó fotografías desnudo en actitudes “obscenas” y que presuntamente tuvo conductas sexuales inapropiadas con seminaristas, dijo a The Associated Press uno de los sacerdotes que reportó la situación, lo cual contradice afirmaciones de la Santa Sede de que se enteró recientemente.

Los informes ante el Vaticano, sin embargo, no impidieron que el obispo Gustavo Zanchetta, de 54 años, recibiera poco después un importante cargo de asesor en la Santa Sede, la cual lo justificó con el argumento de que las denuncias en contra del religioso se presentaron a fines del año pasado.

El papa Francisco aceptó el 1 de agosto de 2017 la renuncia de Zanchetta como obispo de Orán, que la había presentado el 29 de julio, luego de que tres sacerdotes de esa Diócesis de la provincia de Salta, en el norte de Argentina, elevaran dos informes al Vaticano en 2015 y en 2017 con imágenes y referencias a conductas sexuales inapropiadas en las que habría incurrido el religioso con tres integrantes del seminario, todos mayores de edad.

No obstante, poco después de su renuncia, el papa promovió a Zanchetta a la posición número 2 en la oficina de administración financiera de la Santa Sede, lo cual ha generado nuevas dudas sobre si el Pontífice mira hacia otro lado ante la mala conducta de sus amigos y aliados. El caso podría convertirse en otro problema para Francisco, quien esta semana viaja a Panamá y ha convocado a un encuentro en febrero con obispos del mundo para abordar cómo enfrentar los casos de abuso sexual dentro de la iglesia católica.

El sacerdote Juan José Manzano, uno de los tres que hicieron llegar información sobre Zanchetta, dijo a AP que en un primer informe en 2015 se remitieron fotos que se tomó el mismo obispo mientras estaba desnudo “en actitudes obscenas o fuera de lugar”, aunque evitó describirlas. Consideró que fue una “primera alerta” que hicieron llegar a la santa sede a través de “obispos amigos”.

En 2017, “la cosa estaba mucho más grave (con Zanchetta), no sólo porque hubiera habido alguna cuestión de abuso sexual... lo que había era un ‘in crescendo’ de medidas que conducían la diócesis al abismo”. En ese entonces se elevó la información a la nunciatura en Buenos Aires.

Manzano, exvicario general de la diócesis de Orán cuando se elevaron los informes, hizo esas declaraciones en una entrevista concedida a AP en la parroquia de San Cayetano, que ahora dirige en esa humilde ciudad situada a 1.650 kilómetros al noroeste de Buenos Aires, y en un correo electrónico posterior.

El comportamiento de Zanchetta se fue agravando por presuntas actitudes de abuso de poder y abuso sexual, lo cual desembocó en su renuncia en julio de 2017. No obstante, en diciembre de ese año el Papa lo nombró asesor de la oficina que administra las vastas propiedades inmobiliarias y financieras del Vaticano.

En un comunicado enviado a la AP a principios de enero, el portavoz de la Santa Sede Alessandro Gisotti subrayó que las acusaciones contra el obispo surgieron en los últimos meses, casi un año después de que el papa Francisco creó la nueva posición para él.

En el momento de renunciar, Zanchetta sólo le había pedido a Francisco que lo dejara salir de la diócesis de Orán porque tenía relaciones difíciles con sus sacerdotes, dijo Gisotti. “En el momento de su renuncia, hubo acusaciones contra él de autoritarismo, pero no hubo acusaciones de abuso sexual contra él”, afirmó.

Y agregó que en espera de la investigación preliminar sobre las denuncias de abuso sexual en curso en Argentina, Zanchetta se abstendrá de trabajar en el Vaticano.

Sin embargo, el sacerdote Manzano asegura que el mismo papa Francisco supo del cuestionable comportamiento del obispo desde 2015.

El papa hizo llamar a Zanchetta y este se justificó diciendo que le habían manipulado el móvil y que la intención era dañar al pontífice, indicó Manzano en su mail enviado a la AP. Luego de ese encuentro con Francisco, el obispo volvió a Argentina “mejorado”.

Pero pasados unos meses, Zanchetta “se ponía agresivo si se lo confrontaba...manipulaba datos, personas, influencias para lograr sus propósitos”. A ello se sumó -según dijo- que el rector del seminario advirtió “acosos” y “conductas inadecuadas” con seminaristas, algunos de los cuales abandonaron el seminario.

Cada uno de los tres sacerdotes elevó información con lo más destacado sobre el comportamiento del prelado en mayo o junio de 2017. Manzano informó sobre el “desgobierno” del obispo y otro sacerdote, que era mano derecha de Zanchetta, de los presuntos abusos.

Manzano dijo desconocer los detalles, pero descartó que hubiera habido actos sexuales. No quiso decir por qué está seguro.

La información sobre el comportamiento del obispo llegó al secretario de la Nunciatura en Buenos Aires, Vincenzo Turturro, que la “vehiculizó fabulosamente”, explicó el párroco.

Francisco volvió a llamar a Zanchetta y el prelado luego renunció. El exobispo se dirigió a la provincia de Corrientes, donde estuvo algunos días antes de viajar a España para iniciar un tratamiento, según Manzano.

Seguidamente se asentaron “los testimonios de los chicos” y cuando asumió Luis Scozzina como nuevo obispo de Orán en 2018, se completó y elevó una “formal denuncia” que ha dado pie a una investigación canónica preliminar, indicó Manzano.

El párroco, sin embargo, defendió al papa. “Jamás hubo intención de ocultar nada. Jamás hubo intención del Santo Padre de defenderlo de nada”, afirmó el párroco, quien consideró a Zanchetta como un “sociópata” y “enfermo” del que fueron “víctima” el pontífice y el clero salteño.

Zanchetta “se confesaba” con Jorge Bergoglio, el nombre de pila del papa, cuando el hoy pontífice era cardenal de Argentina. “Era muy amigo, era como hijo espiritual”, dijo también sobre la relación entre ambos.

Para Manzano, no hay nada cuestionable sobre la actitud del Vaticano respecto a Zanchetta y los tiempos en que se formalizaron las denuncias en su contra. Argumentó además que trasladar al renunciante obispo a Roma era una suerte de castigo porque se lo confinó a una “oficina de mala muerte”, alejado de sus fieles.

Tampoco le pareció criticable que el papa lo designara obispo de Orán en 2013, pese a que por aquel entonces era blanco de críticas por abuso de poder en la diócesis de Quilmes, en la provincia de Buenos Aires, donde se desempeñó como vicario episcopal de Asuntos Económicos.

Zanchetta desapareció de la vista pública hasta el 19 de diciembre de 2017, cuando la Santa Sede anunció que había sido nombrado asesor en el Vaticano. El nombramiento llamó la atención y Gisotti dijo que Francisco lo nombró porque tenía capacidad administrativa. Las acusaciones en su contra fueron presentadas internamente en los últimos meses, insistió el portavoz.

El exobispo no ha respondido públicamente a las acusaciones en su contra; el Vaticano no proporcionó información cuando se le preguntó, aparte de decir que el prelado no está trabajando.

El periódico provincial de Salta, El Tribuno, destapó el asunto cuando informó semanas atrás que tres sacerdotes habían dado a conocer los presuntos abusos de poder y sexual cometidos por Zanchetta, además de irregularidades financieras.

La madre de un integrante del seminario que pidió anonimato por pedido de su hijo, dijo a la AP que éste le reconoció que Zanchetta abusó de algunos de sus compañeros. “’Lamentablemente sí’, me dijo cuando yo le pregunté sobre eso”, señaló la mujer.

Una catequista que tampoco quiso identificarse por temor a represalias dijo en tanto que las autoridades eclesiásticas de Orán han “bajado línea” (órdenes) para que no se hable de lo ocurrido a los seminaristas.

La diócesis de Orán emitió un comunicado donde señala que los cambios internos fueron para responder a las necesidades pastorales y agregó que “sabiendo de la gravedad de todo tipo de situación de abuso”, el obispo Scozzina “está a disposición de quien desee presentar una denuncia para iniciar los procedimientos correspondientes y propios del ámbito de la justicia canónica, como así recuerda el derecho que asiste a toda víctima de abuso de ir a la justicia ordinaria”.

Scozzina dijo a la AP “que hasta que no termine este proceso de investigación en manos de la congregación de obispos (en la santa sede)” quiere guardar “silencio” y ser “prudente”. Señaló que está disponible para “recibir a aquellos” que tengan “algo para presentar”. “No creo que las condenas mediáticas ayuden a la justicia. ...en el fondo están las personas, las víctimas, los victimarios, que cada uno tiene su derecho”.

La fiscalía salteña está verificando si alguno de los seminaristas radicó denuncia o tiene intenciones de hacerlo.

Vecinos de esa localidad manifestaron su malestar por lo ocurrido.

“Tengo un dolor tremendo, porque uno como cristiano cómo podemos permitir estas cosas se tapen”, dijo Héctor Jiménez, un jubilado. Para la docente Gianina del Valle Chein, el Vaticano tendría que tratar a Zanchetta “como cualquier ciudadano que hizo algo...no ocultarlo, llevarlo a otro lugar y que siga con lo mismo”.

A los pies de la catedral, donde todos los días se celebra misa, se puede ver la imagen de Zanchetta rezando en una placa pegada a un muro, junto con las de sus antecesores en el cargo.

El papa ha convocado a un encuentro del 21 al 24 de febrero para que los obispos “comprendan claramente lo que deben hacer para prevenir y combatir el problema mundial del abuso sexual de menores”.

Francisco tiene una trayectoria cuestionable en materia del manejo de casos de abuso sexual tras haber defendido a un obispo chileno acusado de encubrir a un notorio depredador. También ha sido criticado, entre otras cosas, por cerrar los ojos ante las faltas sexuales con adultos cometidas por el ex cardenal estadounidense Theodor McCarrick.

___

En esta nota colaboró la periodista del diario El Tribuno, Silvia Noviasky, en Salta.


Ahora la nota que presenta El Tribuno, Ene-20-2019.

"El papa Francisco fue una víctima más de Zanchetta"

20 DE ENERO 2019

Uno de los tres sacerdotes que denunció al polémico exobispo dio detalles de las acusaciones. Aseguran que este caso pone en duda la credibilidad del Papa en su lucha contra los abusos.

Silvia Noviasky


Uno de los tres sacerdotes que denunciaron por diferentes tipos de abuso al exobispo de Orán, Gustavo Zanchetta, confirmó que hubo acusaciones de abuso sexual, luego de las cuales al referente eclesiástico del norte de la provincia le "inventaron" un cargo en Roma. El cura dejó expuesta la cercanía del Papa con el exobispo, quien era como su "hijo espiritual" y consideró que Francisco fue "una víctima más". Si bien opinó que la Iglesia actuó como debía, expuso detalles que se contradicen con la versión del Vaticano.

El Tribuno obtuvo el testimonio del religioso Juan José Manzano en un trabajo conjunto con la agencia internacional de noticias Associated Press.

Manzano aseguró que desde el 2015 se presentaron ante la Nunciatura diferentes elementos que daban cuenta de desmanejos económicos, abuso de poder y abusos sexuales. Indicó que, entre los documentos, había fotografías y cartas de seminaristas que habrían sido abusados, pruebas que desembocaron en la salida de Zanchetta del obispado.

Alessandro Gisotti, vocero del Vaticano, había asegurado que la renuncia de Zanchetta se había debido a "acusaciones contra él de autoritarismo", pero que "no hubo acusaciones de abuso sexual" y que las denuncias se conocieron luego de que fuera designado en Roma.

Zanchetta abandonó el Obispado de Orán a mediados del 2017, aduciendo problemas de salud. Unos meses después se fue a Roma, designado como asesor en la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica, organismo que maneja más de 5 mil propiedades del Vaticano.

Luego de que este medio destapara los motivos por los que Zanchetta abandonó Orán, el Vaticano informó que el exobispo había sido separado de su cargo y que estaba bajo investigación. En una conferencia de prensa, también adujeron que las denuncias de abuso sexual se habían conocido durante "el otoño" europeo", es decir, desde septiembre del año pasado.

Zanchetta fue denunciado por tres sacerdotes que durante su gestión ocuparon cargos importantes. Dos de ellos eran vicarios generales y el tercero, vicario episcopal y rector del seminario. Hoy, ninguno de los tres ostenta un alto cargo. Fueron asignados a parroquias barriales e, incluso, a otros pueblos.

Juan José Manzano fue vicario general de la diócesis de Orán mientras Zanchetta fue obispo. Oriundo de Orán, conoce en profundidad la comunidad. Entre otros cambios que se introdujeron con la llegada del nuevo obispo, Luis Scozzina, se lo asignó como párroco de la iglesia del barrio Patrón Costas. Sentado en una de las bancas de su nueva parroquia, contó cómo fue la denuncia a su entonces superior.

En su relato evidenció que los organismos administrativos de la Iglesia, desde 2015 supieron de las acusaciones que el mismo clero realizó contra Zanchetta. Elevaron informes ante la nunciatura en dos oportunidades: en 2015 y 2017. "En 2015 empezamos a elevar informes, remitimos un soporte digital con fotos selfies del anterior obispo en actitudes obscenas o fuera de lugar. Eso nos preocupó y nos despertó el alerta, también otras inconductas de abuso de poder, como el control de Gendarmería en el que se enojó muchísimo. Nos pareció inapropiado y peligroso", contó Manzano.

Si bien Manzano aseguró que no tiene conocimiento de lo que le llegó al Papa en aquel momento, aseguró que quien recibió esas primeras denuncias, Vincenzo Turturro, secretario de la nunciatura, actuó "fabulosamente" porque el Papa "mandó a llamar" a Zanchetta.

"Él se justifica diciendo que le habían hackeado el celular, que había gente que sabiendo de su cercanía quería dañar la imagen del Papa y volvió muy mejorado", relató Manzano. "Le habrá dicho a Francisco: mire padre yo le prometo que esto se arregla, qué se yo", agregó el religioso.

Luego de un tiempo, los vicarios vieron nuevas actitudes llamativas de Zanchetta "como pedir que algún seminarista lo acompañe cuando visitaba las parroquias con prohibición de avisarle al rector; tratar de estar muy presente en el seminario, cayendo a cada rato y en cualquier hora; promoviendo un estilo mundano de jóvenes". "El rector del seminario comenzó a investigar y advirtió acosos y conductas inadecuadas", indicó Manzano que si bien evitó hablar de abusos porque no le constan, aseveró que el rector le "contó de abusos sexuales y que habían sucedido cosas que le parecían graves".

Según el exvicario, en mayo - junio de 2017 la nunciatura les pidió informes, que cada uno de los sacerdotes elaboró. Ese segundo informe fue más "sustancioso, más importante, con pruebas, con testimonios más contundentes con cuestiones de algunos chicos que por ahí cuentan algo", según aseguró Manzano.

Ante esta segunda acusación, el religioso indicó que Zanchetta regresó a Roma para hablar con el Papa. "Él le dice: sí padre estoy enfermo y necesito tratamiento, yo presento la renuncia. El Papa dice: te vamos a dar tratamiento y me parece que no podés gobernar nada. Vino y renunció", describió. Luego, según señaló, Zanchetta fue a España para un tratamiento que "no se podía hacer acá".

En la misma línea con otras fuentes que consideraron que los sacerdotes que acusaron a Zanchetta lograron que la situación no "pase a mayores", Manzano manifestó: "Hemos tratado de evitar el mayor daño. Yo insisto, tenés el jefe que está enfermísimo y tenés que cuidar a los chicos. Al que le tocó esa tarea hizo un laburo fabuloso de estar cerca, de evitar cualquier cosa y de permanentemente pedir auxilio a los superiores y se actuó, gracias a Dios. Cuesta, no suponés que un obispo te va a venir así".

Manzano defendió el traslado de Zanchetta al Vaticano. Señaló que es el lugar desde donde el Papa “lo puede controlar” y que “lo tiene al lado de su casa de Santa Marta”.

Además, el cura confirmó que el cargo de asesor en la inmobiliaria del Vaticano fue creado para Zanchetta. “Le inventó un cargo de asesor que nunca existió. Lo retira plenamente del contacto con la gente y lo pone a laburar en una oficina de mala muerte mientras sigue el tratamiento psicológico”, dijo.

El testimonio pone en crisis la credibilidad del Papa en su lucha contra los abusos. Pero Manzano aseguró que Francisco fue una “víctima más”. “Creo que hasta el Santo Padre es víctima de este tipo. Es un sociópata, manipulador. Al que fue su padre espiritual... él se confesaba con su Santidad cuando era cardenal. Eran muy amigos”, detalló.

El sacerdote además aseguró que el Papa fue “verseado” por Zanchetta cuando estaba en Quilmes, para conseguir ser obispo. “Estas denuncias que dicen que hay en Quilmes, te aseguro que no le llegan nada al Santo Padre. Cuando necesitábamos obispo, Zanchetta aprovechó que había estado en Orán. Entonces el Santo Padre dijo: ¿a quién puedo poner que lo conozca, que lo quiera? Y vaya a saber qué le dijo”.

Saturday, January 19, 2019

¡Liquidada «Ecclesia Dei», prepárese Universæ Ecclesiæ!

A la persona a la que le dedicaremos atención, por desgracia hay que prestarle atención. Se trata del teólogo Andrea Grillo, quien fue el primero en sugerir la abolición de la Comisión «Ecclesia Dei» en una entrevista con RAI por allá en 2017. Su sueño logró llegar a Francisco y es así como hoy se le ha dado el puntillazo final a dicha comisión.

Pero, como hay apetitos que no se sacian con nada, el siguiente objetivo en el ánimo de esta casta progresista incrustada en el vértice eclesial es el “abrogar” lo contenido en la “Instrucción sobre la aplicación de la carta apostólica motu proprio data «Summorum Pontificum» de Su Santidad Benedicto XVI”. Si señores, así como lo acaban de leer, “abrogar”. Y lo ha manifestado abiertamente hoy el Sr. Grillo al congratularse de su desaparición, sobre el cadaver todavía tibio de la Comisión «Ecclesia Dei». Escribe el personaje, Ene-19-2019 (nuestra traducción, énfasis añadido).

Dicho en una palabra: una Comisión, que nació para responder y remediar una aflicción, se había convertido en cambio en una fuente de aflicción. En la historia de los 31 años de vida (1988-2019), los eventos de la Comisión habían tomado progresivamente aspectos completamente paradójicos. Nacida para remediar la fractura con el mundo de lefebvriano, se había convertido progresivamente en un sector de la Curia Romana en el que se construía una “identidad paralela” del catolicismo tradicionalista y con el pretexto de un imaginario “acuerdo con lefebvrianos”, se pretendía mover continuamente hacia ellos la barra de la identidad católica, sobre todo con un progresivo vaciamiento de la comprensión y de la eficacia del Concilio Vaticano II. Pero sobre todo desde 2007, con el Motu proprio “Summorum Pontificum”, la Comisión había conocido su mayor éxito, garantizado por haber centralizado en sí misma el “control universal” sobre el uso del “rito romano en forma extraordinaria”. Cuando después, dos años más tarde, la Instrucción “Universae Ecclesiae” había establecido en detalle el demasiado amplio margen de maniobra atribuido a la Comisión, era fácil imaginar que esta disposición abriría el camino a un proceso imparable de concesiones cada vez más amplias, hechas no por el Iglesia de Roma, sino por los tradicionalistas de la Curia romana, que habían obtenido una peligrosa y demasiado amplia autonomía. Será útil recordar solo un punto de esta locura tradicionalista instalada en la Curia Romana. De hecho, “Universae Ecclesiae” definió la entidad suficiente para determinar un “grupo” con derecho a solicitar una celebración en “rito antiguo”. Y lo estableció en el número de “tres solicitantes”, incluso si pertenecían a diferentes diócesis. Así, tres sujetos pertenecientes a tres diócesis diferentes podrían “abrir” tres grupos “válidamente constituidos” en tres diócesis. Pero las mentiras, como se sabe, hacen que la nariz se alargue y se acorten las piernas. Ahora, de acuerdo con el motu proprio que entra en vigencia hoy, todas las competencias de Ecclesia Dei se trasladan a una Sección de la Congregación para la Doctrina de la Fe. Sería lógico que, sobre todo, la Instrucción “Universae Ecclesiae”, siendo destinada a una Comisión que ya no existe, fuese abrogada. Para recuperar un poco de sentido común y honestidad en un mundo donde la ficción ha alcanzado, durante demasiado tiempo, niveles de guardia. De todos modos, este pasaje inaugura una nueva fase en la relación con los Lefebvrianos, pero sobre todo en la aplicación del Motu Proprio “Summorum Pontificum”, que está en la raíz de esta gran puesta en escena, que finalmente llegó hoy al telón final. Pero quizás sea solo el telón del primer acto de la comedia.

Y eso que no nos han contado a quién se van a sujetar ahora las que se llamaban comunidades Ecclesia Dei, ¿a la Congregación de Religiosos? El card. Braz de Aviz suponemos estaría gustoso de prácticar uno de sus deportes favoritos: El comisariamiento de todo lo que medio huela a conservador, para no decir tradi.

Comisariado Coro de la Capilla Sixtina


¿Recuerdan esta información sobre el Coro de la Capilla Sixtina?, pues el asunto ha evolucionado hoy, Francisco lo ha comisariado, el coro ahora está bajo el mando de Mons. Guido Marini y, como las oportunidades las pintan calvas, ha sido la ocasión propicia para encontrarle un lugar al cesante secretario de la suprimida Comisión «Eclessia Dei», Mons. Guido Pozzo, quien ahora es Superintendente de la economía del Coro.

La medida ha sido tomada mediante la publicación de una Carta apostólica en forma de “Motu proprio” acerca de la Capilla Musical Pontificia, con fecha Ene-17-2019, por ahora solamente en italiano.

Este es un artículo en español al respecto de Vatican News, Ene-19-2019.

La Capilla Musical Pontificia formará parte de las Celebraciones Litúrgicas

Carta Apostólica del Papa Francisco en forma de Motu proprio sobre la Capilla Musical Pontificia, a partir de ahora estará incluida en la Oficina de las Celebraciones Litúrgicas del Sumo Pontífice.

Renato Martinez – Ciudad del Vaticano


El Papa Francisco a través de una Carta Apostólica en forma de Motu proprio publicado este sábado, 19 de enero, dispone que, “la Capilla Musical Pontificia sea incluida en la Oficina de las Celebraciones Litúrgicas del Sumo Pontífice, como lugar específico de servicio a las funciones litúrgicas papales y, al mismo tiempo, para salvaguardar y promover el prestigioso patrimonio artístico y musical producido a lo largo de los siglos por la propia Capilla para las liturgias solemnes de los Pontífices”.

La Capilla en la historia de Roma y del Orbe Católico

En la Carta Apostólica, el Santo Padre recuerda que, desde su antigua fundación y a lo largo de los siglos, la Capilla Musical Pontificia ha brillado en la historia de Roma y del Orbe Católico como un alto lugar de expresión artística y litúrgica al servicio de las solemnes celebraciones de los Pontífices, inicialmente dentro de la espléndida capilla de la que tomó su nombre, luego en el contexto de la Basílica de San Pedro, o donde los Papas consideraron necesaria su obra.

Asimismo, el Papa Francisco resalta el vínculo directo de la Capilla con las grandes celebraciones de los Papas, donde encontró su anclaje institucional primero en el llamado “Mayordomato” de Su Santidad, y luego y hasta ahora en la Prefectura de la Casa Pontificia, gozando de una administración autónoma, aunque sujeta a limitaciones de orientación acordadas con los diversos Responsables de las celebraciones papales.

Sacrosanctum Concilium: un ministerio litúrgico

Además, el Santo Padre explica en su Carta Apostólica que ha tomado esta decisión teniendo en cuenta los dictámenes del Concilio sobre la Sagrada Liturgia, en particular los nn. 28-29 de la Sacrosanctum Concilium que, con vistas a la dignidad de la celebración litúrgica, asignan a las scholae cantorum “un verdadero ministerio litúrgico” para que sea ejercido “con esa sincera piedad y ese buen orden que corresponde a un ministerio tan grande y que el pueblo de Dios exige justamente de ellos”.

Mons. Guido Marini, Responsable de la Capilla

Por lo tanto, el Papa Francisco ha nombrado como Responsable de la Capilla Musical Pontificia a Mons. Guido Marini, Maestro de las Celebraciones Litúrgicas Pontificias, “confiándole la tarea de guiar todas las actividades litúrgicas, pastorales, espirituales, artísticas y educativas de la Capilla, haciendo cada vez más perceptible en ella y en cada uno de sus componentes el fin primordial de la música sacra, que ‘es la gloria de Dios y la santificación de los fieles’ (SC 112)”. Asimismo, el Papa asigna a Mons. Marini, la tarea de redactar un Estatuto propio de la Capilla en cuestión, actualizando también el Reglamento de la Capilla, aprobado por Pablo VI, el 8 de agosto de 1969, y las disposiciones subsiguientes adoptadas el 20 de junio de 1970, que deben vincularse al actual Reglamento de la Oficina de las Celebraciones Litúrgicas del Sumo Pontífice.

Mons. Guido Pozzo, Superintendente de Economía

Finalmente, el Santo Padre ha nombrado teniendo en el corazón el fecundo camino eclesial de la Capilla, a Mons. Guido Pozzo, Superintendente de Economía de la Capilla Musical Pontificia. A quien encomienda, la tarea del cuidado específico de la administración económica de la Capilla, que se llevará a cabo bajo la dirección del Maestro de las Celebraciones y Responsable de la Capilla Musical Pontificia.

Oficial: Suprimida la Pontificia Comisión «Ecclesia Dei»


Tal como se había anticicipado (aquí y aquí), se ha oficializado hoy la supresión de la Pontificia Comisión «Ecclesia Dei», mediante la “Carta apostólica en forma de “Motu proprio” acerca de la Comisión Pontificia «Ecclesia Dei», con fecha Ene-17-2019 (por ahora solamente en italiano).

Este es un artículo al respecto de Vatican News en español, Ene-19-2019.

Motu proprio. El Papa suprime la Pontificia Comisión Ecclesia Dei

Carta Apostólica del Papa Francisco en forma de Motu proprio sobre la Pontifica Comisión Ecclesia Dei: Las tareas de la Comisión creada por Juan Pablo II pasan a la Congregación para la Doctrina de la Fe.

Renato Martinez – Ciudad del Vaticano


El Papa Francisco a través de una Carta Apostólica en forma Motu proprio publicado este sábado, 19 de enero, establece que a partir de ahora, se suprime la Pontificia Comisión Ecclesia Dei, instituida el 2 de julio de 1988, “con la finalidad de colaborar con los Obispos y Dicasterios de la Curia Romana, facilitando la plena comunión eclesial de sacerdotes, seminaristas, comunidades o religiosos y religiosas, ligados a la Fraternidad fundada por Mons. Marcel Lefebvre, que deseaban permanecer unidos al Sucesor de Pedro en la Iglesia Católica, conservando sus propias tradiciones espirituales y litúrgicas”.

Han cambiado las condiciones de su institución

En la Carta Apostólica, el Pontífice explica que ha tomado esta decisión porque, han cambiado las condiciones que llevaron al Papa Juan Pablo II a la institución de la Comisión Pontificia Ecclesia Dei. Asimismo, el Santo Padre constata que, los Institutos y Comunidades Religiosas que habitualmente celebran en su forma extraordinaria han encontrado hoy su propia estabilidad de número y de vida. Además, el Papa señala que las finalidades y cuestiones tratadas por esta Comisión son principalmente de naturaleza doctrinal; y deseando que estos objetivos se hagan cada vez más evidentes a la conciencia de las comunidades eclesiales.

Bajo la Congregación para la Doctrina de la Fe

Por ello, el Papa Francisco ha decidido suprimir la Pontificia Comisión Ecclesia Dei, y transferir integralmente las tareas asignadas a esta Comisión a la Congregación para la Doctrina de la Fe, dentro de la cual se creará una Sección especial para continuar el trabajo de vigilancia, promoción y protección llevado a cabo hasta ahora por la suprimida Comisión Pontificia Ecclesia Dei. Del mismo modo, el presupuesto de la Comisión Pontificia, de ahora en adelante, forma parte de la contabilidad ordinaria de dicha Congregación Vaticana.

Summorum Pontificum: autoridad en nombre de la Santa Sede

Desde hace más de treinta años, precisa el Santo Padre, la Comisión Pontificia Ecclesia Dei, instituida el 2 de julio de 1988, llevó a cabo con sincera solicitud y encomiable preocupación la finalidad por la que fue instituida. De esta manera, pudo ejercer su autoridad y competencia en nombre de la Santa Sede sobre las sociedades y asociaciones mencionadas. Posteriormente, en virtud del Motu proprio Summorum Pontificum, del 7 de julio de 2007, la Comisión Pontificia extendió la autoridad de la Santa Sede a aquellos Institutos y Comunidades Religiosas que se habían adherido a la forma extraordinaria del Rito Romano y habían asumido las tradiciones anteriores de la vida religiosa, supervisando la observancia y aplicación de las disposiciones establecidas.

Ecclesiae unitatem: carácter doctrinal

Dos años más tarde, mi Venerable Predecesor Benedicto XVI, señala el Pontífice – con el Motu proprio Ecclesiae unitatem, del 2 de julio de 2009, reorganizó la estructura de la Pontificia Comisión, para hacerla más adecuada a la nueva situación creada por la remisión de la excomunión de los cuatro Obispos consagrados sin mandato pontificio. Y, además, considerando que, después de este acto de gracia, las cuestiones tratadas por la misma Comisión Pontificia eran de carácter fundamentalmente doctrinal, la vinculó más orgánicamente a la Congregación para la Doctrina de la Fe, manteniendo sus objetivos iniciales, pero modificando su estructura.

Como ya Uds. saben, desde que Andrea Tornielli es el director editorial del Dicasterio para las Comunicaciones, suelen aparecer comentarios firmados por él que trazan justamente la línea editorial de tal o cual pronunciamiento de Francisco. Esta no es la excepción, un comentario suyo sobre esta medida ha sido publicado también por Vatican News: “Editorial: Ecclesia Dei, la excepcionalidad termina”.


Actualización Ene-19-2019 (18:00 UTC): Una traducción al español de este Motu Proprio puede ser leída en Adelante La Fe.

Friday, January 18, 2019

“Nada sobre nosotros sin nosotros”, columna de George Weigel respecto del Sínodo sobre la Amazonía


Seguidamente presentamos la traducción de Secretum Meum Mihi de una una columna de opinión de George Weigel para First Things, Ene-16-2019.

Lo interesante de esta columna, es que habla de la agenda no tan conocida del venidero Sínodo para la Amazonía, a realizarse en Roma en Octubre de 2019, mismo al cual hemos dedicado varias entradas en este blog. El Sr. Weigel —con quien no necesariamente estamos de acuerdo al 100%, ni es necesario estarlo— goza de gran atención en medios seculares y constantemente es requerido por estos como invitado y/o entrevistado. Es por ello fácilmente inferible que opiniones como las que traduciremos puedan alcanzar más amplias audiencias, como son las que consultan esos medios, incluidos católicos promedio, a los cuales estas reuniones sinodales no les dice nada ni se sienten directamente interpelados por lo que de allí pueda salir. Dicho en breve, si columnas como esta fueran publicadas en medios masivos, servirían de campanazo de alerta para un amplio espectro de católicos rasos, que no propugnan por indagar a fondo sobre lo que ocurre en la Iglesia.

NADA SOBRE NOSOTROS SIN NOSOTROS

Por George Weigel
1. 16. 19

El eslogan "Nada sobre nosotros sin nosotros" fue utilizado por Solidaridad en la década de 1980 en Polonia, tomando prestado un lema real de la comunidad polaco-lituana de mediados del segundo milenio. Entonces se expresaba en latín: Nihil de nobis sine nobis. Más tarde, apareció en polaco en las pancartas de los polacos del siglo XIX que luchaban contra la partición de su país por Rusia, Prusia y Austria: Nic o Nas bez Nas. Hoy es a menudo utilizado por los activistas con discapacidad que reafirmando su pedido de ser completamente participantes en la sociedad.

“Nada sobre nosotros sin nosotros” también se aplica a la Asamblea Especial del Sínodo de los Obispos para la Región Pan amazónica, que se reunirá en Roma en Octubre.

Ese Sínodo incluirá siete conferencias episcopales de nueve países latinoamericanos que considerarán su situación pastoral bajo el tema “Amazonía: nuevos caminos para la Iglesia y para una ecología integral”. Como suele ser el caso en estas reuniones, los obispos del Sínodo trabajarán con los materiales redactados en Roma. Los primeros indicadores del documento preparatorio del Sínodo sugieren que el Sínodo Amazónico será más largo en ambientalismo que en teología. La atención internacional de los medios sin duda se centrará en la discusión del Sínodo sobre el cambio climático y su relación con la deforestación de la Amazonía.

La historia sinodal reciente sugiere, sin embargo, que habrá más en marcha en el Sínodo Amazónico que lo su anunciado tema sugiere.

Los Sínodos de 2014 y 2015 fueron llamados a considerar la crisis del matrimonio y la familia en todo el mundo. Sin embargo, se convirtieron en la ocasión para que poderosos eclesiásticos intenten deconstruir la teología moral católica y la disciplina sacramental, de acuerdo con las teologías y prácticas pastorales probadas y fracasadas de los años setenta.

El Sínodo de 2018, convocado para discutir el ministerio juvenil y el discernimiento vocacional, comenzó con un esfuerzo de La secretaría general del Sínodo para consagrar el lenguaje de plasticidad sexual del mundo (y el cojo entendimientos de la felicidad que sustenta ese lenguaje) en un documento oficial de la Iglesia. Cuando eso fracasó, el Sínodo de 2018 se convirtió en la ocasión para que la secretaría general del Sínodo promoviera una noción mal hecha de “sinodalidad” que afectó a más de unos pocos obispos presentes como una prescripción por la opción local, elija-su-propia-doctrina del catolicismo sobre el modelo de la (implosionante) comunión Anglicana.

Parece probable que este patrón continúe en el Sínodo Amazónico. Allí, la agenda más profunda será la ordenación de hombres casados maduros —viri probati— al sacerdocio. Los proponentes argumentarán que esto cambio dramático en la larga tradición de la Iglesia de un sacerdocio celibatario (que, contrariamente a la mucha desinformación, está antedatada a la temprana Edad Media por cientos de años) es necesaria porque la Amazonía es un área Católica privada de la Eucaristía por falta de sacerdotes. Se espera que las contrademandas, que La Amazonía es un territorio de misión que requiere una evangelización total, y que la falta de sacerdotes en la Amazonía refleja divisiones raciales y de clase en el Catolicismo latinoamericano que desalientan a los sacerdotes de pedigree europeo de trabajar con pueblos indígenas, obtengan una audiencia seria.

Los proponentes de la ordenación de viri probati en la Amazonía, incluido el cardenal brasileño retirado Claudio Hummes, OFM, han insistido en que cualquier concesión de este tipo no tendría implicaciones para la Iglesia universal. Eso no puede ser, sin embargo. En caso de que el Sínodo Amazónico solicite al Papa que otorgue una dispensa de la disciplina del celibato para esa región, y si la otorga, será solo cuestión de tiempo antes de que los obispos conferencias en otros lugares —Alemania, Suiza, Bélgica y Austria vienen inmediatamente a la mente— hagan peticiones similares, citando apremiantes necesidades pastorales. ¿Sobre qué base se negarían esas solicitudes?

En una entrevista de fin de año con Vatican News, el secretario general del Sínodo, el cardenal Lorenzo Baldisseri, insistió en que el Sínodo de la Amazonía no solo discutiría temas ambientales, sino que también se enfrentaría a “temas eclesiales”, y lo haría de una manera que la Amazonía pueda ser “un modelo para el mundo entero”.

Podemos estar agradecidos con cardenal por su franqueza, aunque involuntariamente, dejando que el gato del celibato salga de la bolsa sinodal. Cualquier decisión de ordenar viri probati en la Amazonía tendrá inevitablemente mayores consecuencias para toda la Iglesia. Una decisión de esta magnitud no puede ser tomada por un segmento no representativo del Iglesia y luego se convertirlo en un “modelo” para cualquiera otro.

Es por eso que el principio de “Nada sobre nosotros sin nosotros” debe aplicarse aquí. Cualquier otra cosa que “sinodalidad” pueda significar, seguramente debe significar que las decisiones que afectan a todos deberían involucrar una consulta tan amplia y una reflexión tan global como sea posible. Los obispos que estén de acuerdo deberían hacer saber sus preocupaciones ahora, no después de que el sínodo amazónico se reuna.

George Weigel es miembro distinguido principal del Centro de ética y políticas públicas de Washington, D.C., donde ocupa la Cátedra William E. Simon de Estudios Católicos.

Thursday, January 17, 2019

Fiesta de San Antonio Abad en el Vaticano



Información de Vatican News, Ene-17-2019.

Fiesta de San Antonio Abad

Hoy se celebra la memoria de San Antonio Abad. Y en la Via della Conciliazione, se celebra en esta ocasión la doceava edición de la “Jornada del Criador”, organizada en la Plaza de San Pedro por la Asociación de los Criadores Italianos, Aia, celebrando la fiesta de este santo, su Patrono.

La Jornada comenzó con una misa a las once, en el Altar Mayor de la Cátedra de la Basílica de San Pedro, presidida por el Cardenal Angelo Comastri, Vicario del Papa para la Ciudad del Vaticano, y como es tradición concluyó la ceremonia con la bendición de los criadores y los animales, en su mayoría caballos de pura raza, en la Plaza Pío XII, al lado de las columnas de la Plaza de San Pedro.



Cardenal Wuerl se disculpó con sacerdotes y con víctima por falsas declaraciones. Víctima no cree que hubiera olvidado su denuncia de 2004 sobre McCarrick


Artículo de The Washington Post, Ene-17-2019. Traducción de Secretum Meum Mihi.

El cardenal Wuerl se disculpa por falsas declaraciones

Por MICHELLE BOORSTEIN


El asediado líder Católico de DC, Donald Wuerl, bajo fuego en los últimos días por declaraciones falsas sobre lo que sabía sobre la presunta conducta sexual indebida de su predecesor, Theodore McCarrick, se disculpó el Martes por la noche, diciendo que olvidó que sabía sobre las acusaciones y que “nunca fue la intención de proporcionar información falsa”.

Wuerl se disculpó por la noche con el ex sacerdote Robert Ciolek y luego envió una carta a los sacerdotes de la archidiócesis, donde Wuerl es administrador en funciones. El Papa Francisco recibió el retiro de Wuerl como arzobispo antes de lo esperado el otoño pasado, ya que el cardenal estaba siendo golpeado por las críticas sobre su manejo de los casos de abuso cuando era obispo de Pittsburgh, y también por las sospechas de que no estaba siendo completamente honesto acerca de lo que sabía del escándalo de McCarrick.

En la carta, Wuerl dijo que olvidó que en 2004 le informaron sobre la queja de Ciolek contra McCarrick. Wuerl en 2004 luego llevó la queja al Vaticano.

El ex sacerdote, en testimonio entonces ante la Junta de Revisión de la Diócesis de Pittsburgh, dijo que McCarrick presionó a los seminaristas para que duerman en camas dobles con él, solicitó y le dio frotamiento no deseado al subordinado y causó un trauma a Ciolek porque sabía que Ciolek había sido maltratado por el clero cuando era adolescente

Cuando Ciolek salió en público por primera vez la semana pasada con evidencia de que Wuerl no había sido sincero desde que estalló el escándalo el verano pasado, la oficina de Wuerl emitió un comunicado en el que decía que solo había tratado de proteger la confidencialidad de Ciolek. Luego, en una carta del Sábado a los sacerdotes de la arquidiócesis, Wuerl repitió su afirmación de que estaba protegiendo la confidencialidad y dijo que había negado el conocimiento solo en relación con las denuncias de que McCarrick había abusado de niños.

En la carta del Martes por la noche, Wuerl repitió versiones de esas defensas, pero dijo que no importaba.

“No obstante, es importante para mí aceptar la responsabilidad personal y disculparme por este lapso de memoria. Nunca hubo la intención de proporcionar información falsa”, decía la carta.

Notó que se había disculpado con Ciolek, cuyas solicitudes para reunirse con Wuerl fueron rechazadas durante varias semanas anteriormente. Ciolek había pedido reunirse en repetidas ocasiones, pero se le dijo que no después de negociar con el abogado de la arquidiócesis, quien había sugerido límites en la conversación, como no “entrevistar” a Wuerl, no grabar ni tomar notas, dijo Ciolek a The Washington Post. Esto fue en los días previos a que Ciolek saliera en público con el hecho de que Wuerl lo sabía en 2004.

“Quería disculparme por cualquier dolor adicional que mi fallo también hubiera podido traer al sobreviviente”, escribió.

El Miercoles Ciolek dijo que se había pasado la mayor parte de la noche pensando que lo que dijo fue una conversación de 45 minutos con Wuerl. Quería atender la llamada, dijo, porque todavía estaba “abrigando la esperanza” de que Wuerl ofrecería una admisión franca y una disculpa que ayudara a curar a Ciolek y a restablecer la desconfianza de algunos católicos.

“Al final, carece de verdad y sustancia. No creo por un momento que se le haya olvidado. No”, dijo. Wuerl expresó lo que Ciolek llamó sincero perdón y arrepentimiento por los clérigos que lo abusaron y acosaron. “Pero, en esencia, no añade nada. Se ha mostrado que es mejor expresando el dolor por las acciones de los demás. Pero sigue siendo incapaz o no dispuesto a reconocer la verdad de sus propias acciones”.

El abogado casado, que llegó a un acuerdo en 2005 con varias diócesis de New Jersey por abuso y acoso que dice sufrió por [parte de] tres clérigos cuando era adolescente y luego en el seminario. Uno de ellos supuestamente fue McCarrick .

La reacción de la comunidad católica de D.C., cansada después de seis meses de escándalo presuntamente por su actual y último arzobispos, no era fácil de predecir.

A lo largo de los años, Wuerl fue visto como un líder eficiente y moderado, aunque burocrático, de la sana y diversa arquidiócesis, hasta el verano pasado, cuando McCarrick fue suspendido luego de que supuestamente acosara a un monaguillo y surgieron dudas sobre los rumores generalizados de que McCarrick había acosado sexualmente a los seminaristas durante años. Wuerl también fue pintado en un informe por un gran jurado de Pensilvania como no totalmente confiable en su manejo del abuso sexual. El informe indagó a cientos de clérigos.

Una investigación de The Washington Post sobre el informe del gran jurado encontró que, si bien Wuerl se ganó la reputación de ser un temprano defensor para remover a los sacerdotes pedófilos de las parroquias, a veces permitía que clérigos acusados continuaran como sacerdotes en papeles menos visibles sin alertar a las autoridades o a otros funcionarios.

La disculpa de Wuerl llega en un momento clave. Se espera que el Vaticano concluya las cosas relacionadas con los escándalos de D.C. antes de una primera reunión mundial el próximo mes sobre el abuso sexual por parte del clero y cómo responsabilizar más a los obispos y cardenales. Las acusaciones de que McCarrick abusó a varios niños y acosó a muchos seminaristas están siendo escuchadas por un juicio administrativo en el Vaticano, y algunos abogados de la iglesia creen que él se podría ver despojado de su estado como sacerdote. Es posible que Francisco decida una penalización, si la hubiera, para McCarrick. El sucesor de Wuerl también está por ser nombrado.

Si bien las negaciones de Wuerl se han centrado en su afirmación de que Ciolek solicitó confidencialidad, los documentos de la época desafían el marco del cardenal.

En 2004, la oficina de Wuerl le pidió permiso a Ciolek para llevar su queja sobre McCarrick al Vaticano. Ciolek les contestó que estaría de acuerdo con eso, pero que por favor no mencionara su nombre, si fuera posible. De cualquier manera, Ciolek escribió al aprobar la solicitud específica, de que estaba de acuerdo con su experiencia fuera contada a funcionarios de la iglesia.

Las diócesis de Pittsburgh y D.C. en la última semana han dicho que esto demuestra que Wuerl no pudo avanzar más. Pero la solicitud de Ciolek en 2004 de que su nombre se mantuviera fuera de ello fue específica a la solicitud hecha por Pittsburgh. Funcionarios de la iglesia nunca más le pidieron permiso para hablar públicamente sobre sus acusaciones, ni siquiera de manera general, sin su nombre. Wuerl emitió varias negaciones acerca de haber escuchado siquiera rumores sobre McCarrick, incluso después de que Ciolek saliera en público en Julio acerca de su experiencia.

“¿Estaba Usted al tanto de los rumores de que el cardenal McCarrick estaba teniendo relaciones con otros sacerdotes?”, Preguntó la CBS a Wuerl en Agosto. “No, no”, dijo.

Esta es la carta a los sacerdotes del Card. Wuerl de Ene-15-2019, mencionada en el anterior artículo. Traducción de Secretum Meum Mihi.

15 de Enero de 2019

Querido hermano sacerdote,

Por medio de cartas a ustedes, he tratado de mantenerlos informados de los problemas que involucran al Arzobispo McCarrick y ser transparente comenzando con mi declaración de que estaba “sorprendido y entristecido” cuando, el 20 de Junio de 2018, la Arquidiócesis de Nueva York hizo público que se había hecho una denuncia de abuso sexual de un menor contra el entonces cardenal McCarrick y había sido investigada y encontrada creíble y respaldada por la Junta de Revisión de la Arquidiócesis de New York. Antes de este comunicado público, no se había hecho denuncias de conducta impropia por parte del Arzobispo McCarrick a la Arquidiócesis de Washington.

Cuando la denuncia se hizo pública, respondí a preguntas sobre si estaba al tanto de denuncias o rumores de abuso sexual de menores por parte de Arzobispo McCarrick. Indiqué que no lo estaba. En respuesta a similares preguntas, indiqué que tampoco tenía conocimiento de rumores o alegaciones de actividades impropias y sexuales del arzobispo McCarrick con seminaristas o sacerdotes.

Sin embargo, y esto lo traigo de nuevo a su atención, en 2004 en el curso de una investigación sobre la acusación de abuso sexual que involucraba a un sacerdote de la Diócesis de Pittsburgh que servía en la facultad del Seminario Mount Saint Mary en la Arquidiócesis de Baltimore y a un seminarista adulto durante un período prolongado, sí recibí un reporte de la Junta de Revisión Diocesana de Pittsburgh con una detallada cuenta de actividad sexual abusiva que involucraba al miembro de la facultad. En la conclusión de este reporte, el sobreviviente también indicó que había observado y experimentado con el entonces obispo McCarrick lo que describió como “conducta inapropiada”.

En respuesta a la acusación, el sacerdote de Pittsburgh fue retirado de inmediato del ministerio y, al mismo tiempo, se proporcionó el informe completo a la Nunciatura Apostólica. Como les he indicado en el pasado, creo que había actuado responsablemente y sin escuchar nada más del asunto que a solicitud del sobreviviente involucrado se mantendría confidencial, no lo evité nuevamente. Así, 14 años más tarde, cuando me preguntaron si tenía algún conocimiento previo de las acusaciones en contra del Arzobispo McCarrick, dije que no. Sólo después me acordé de la acusación de 14 años de antigüedad de la conducta inapropiada que, en ese momento, había olvidado.

No obstante, es importante para mí aceptar la responsabilidad personal y disculparme por este lapso de la memoria. Nunca hubo la intención de proporcionar información falsa. De hecho, desde hace todos esos años el sacerdote en cuestión fue inmediatamente eliminado del ministerio y el informe fue enviado a la Nunciatura.

Recientemente, también me he enterado de la angustia que todo este asunto ha causado al sobreviviente que primero sacó a la luz el cargo contra el sacerdote miembro de la facultad de Pittsburgh.

Me he disculpado con este sobreviviente por el dolor y el sufrimiento que él ha soportado en esa larga relación abusiva con el sacerdote y también por cualquier dolor o vergüenza que también él soportó a lo largo de los años por las acciones del entonces obispo McCarrick.

Sobre todo, sin embargo, quería disculparme por cualquier dolor adicional que mi fallo pudiera haber traído al sobreviviente. Mi esperanza es que ahora que todo este asunto es público y que la Santa Sede está adjudicando a los alegatos contra el arzobispo McCarrick, mis disculpas puedan ser de alguna ayuda.

Ya he hablado con el sobreviviente involucrado expresando mis disculpas en la esperanza de que en ellas pueda encontrar algún consuelo.

Con todos los buenos deseos personales, permanezco

Fielmente en Cristo,

[firma autógrafa]
Cardenal Donald Wuerl

Wednesday, January 16, 2019

Reacción del “P. Jim” ante hostia consagrada que cayó al suelo

Fuente: Nick Switzer, vía Facebook, Ene-05-2019. Traducción de Secretum Meum Mihi.

Nick Switzer

5 de enero a las 7:12 pm •

En Misa esta noche alguien dejó caer la Eucaristía al suelo y esta fue la reacción del el Padre Jim. Después de que todos recibieron la Comunión se arrodilló en una rodilla, recogió la hostia y la consumió. Luego limpió el suelo con la mano, se lamió la mano y volvió a hacerlo. Mientras el monaguillo iba a buscar un paño y agua, el P. Jim se quedó en ese lugar sobre una rodilla, casi como si estuviera adorando el lugar donde cayó la Eucaristía, como si fuera tierra santa. El monaguillo le dio el paño y el agua y el Padre Jim limpió el lugar completamente y tan reverentemente. Fue tan hermoso. La señora delante de mí estaba llorando. Yo casi lloro. El organista tocaba mientras esto sucedía. Fue tan inspirador. La Eucaristía no es solo pan, es Jesucristo, Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad. Y es sacerdotes como el Padre Jim, quien trata la Eucaristía por quién es realmente la Eucaristía, eso muestra a su rebaño lo increíble de un regalo que tenemos en la Iglesia Católica. Gracias Padre Jim.

Un total de 245 millones de cristianos son perseguidos en el mundo y 4.305 fueron asesinados en 2018, según informe



Información de Europa Press, Ene-16-2019.

MADRID, 16 (EUROPA PRESS) - El número de cristianos perseguidos en el mundo ha aumentado hasta los 245 millones en el mundo --uno de cada nueve--, un 14 por ciento más que el año anterior, y 4.305 fueron asesinados a causa de su fe en 2018, un 40 por ciento más, según la Lista Mundial de Persecución, elaborada anualmente por la organización evangélica Puertas Abiertas.

Así, los cristianos que sufren alta o muy alta persecución pasaron de 215 a 245 millones. "La persecución va en aumento en el mundo", ha explicado el director de Puertas Abiertas España, Ted Blake, este miércoles 16 de enero durante la presentación del informe en Madrid. El estudio ha sido realizado en base a encuestas a expertos internos y externos de la organización.

En concreto, el informe revela que un total de 73 países del mundo alcanzaron en 2018 niveles de persecución "altos, muy altos o extremos". La lista de los 50 primeros, está encabezada por Corea del Norte, Afganistán y Somalia, que siguen ocupando por este orden los tres primeros puestos, que ya ocupaban el año anterior.

Les siguen Libia, Pakistán, Sudán, Eritrea, Yemen, Irán, India y Siria, dentro de la clasificación de persecución "extrema". A continuación, se encuentran Nigeria, Irak (la única que sale de la lista roja de persecución extrema con respecto al año anterior), Maldivas, Arabia Saudí, Egipto, Uzbekistán, Myanmar, Laos, Vietnam, República Centroafricana, Argelia, Turkmenistán, Mali, Mauritania, Turquía y China, en persecución "muy alta".

Asimismo, el estudio pone de relieve que 4.305 cristianos fueron asesinados por su fe en 2018, un 40,4 por ciento más que en 2017, cuando Puertas Abiertas registró un total de 3.066 asesinados. El 87 por ciento de las muertes de 2018 se produjeron en Nigeria.

Los autores del informe también observan un "alarmante aumento" en el número de iglesias atacadas, que ha pasado de 783 en 2017 a 1.847 en 2018. Este apartado de violencia contra templos también lo encabeza Nigeria, con 569 iglesias atacadas, seguido de China, con 171 y Myanmar, con cien. Estos números, según precisa Puertas Abiertas deben considerarse como "mínimos".

Además, de los datos se desprende que un total de 3.150 cristianos fueron detenidos, procesados y encarcelados por causas relacionadas directamente con su fe en 2018, 1.245 más que el año anterior. En este caso, China lidera la tabla, con 1.131 cristianos detenidos.

En cuanto a las causas de la persecución a cristianos, Ted Blake ha apuntado que el "motor principal, hoy en día" es "el radicalismo islamista". No obstante, también ha puesto de manifiesto los casos de China e India, "ninguno de ellos de mayoría musulmana" y con un nivel de persecución "muy alto y extremo", respectivamente.

"No es solo el radicalismo islamista lo que está causando la persecución a cristianos sino también la paranoia dictatorial", ha precisado el director de Puertas Abiertas en España.

En cuanto a la situación en Europa, ha precisado que la persecución a cristianos también "está creciendo" y ha culpado, en parte, al "secularismo agresivo" que se da en el continente, y por otro lado a "la llegada de migrantes, entre los que no solo vienen perseguidos sino también perseguidores". Si bien, ha reconocido que no se puede decir que en Europa exista un nivel "alto" de persecución.

Aumenta posibilidad de que McCarrick sea expulsado del estado clerical


Lo dice Philip Pullella citando fuentes anónimas del Vaticano en un artículo de agencia Reuters, Ene-16-2019, del cual traducimos los apartes que aportan nueva información sobre el caso de McCarrick.

El ex cardenal estadounidense Theodore McCarrick, [caído] en desgracia, será casi cierto expulsado [del sacerdocio] en las próximas semanas por acusaciones en su contra, incluido el abuso sexual de menores, dijeron dos fuentes del Vaticano.

[...]

El abogado canónico de McCarrick, J. Michael Ritty, y su abogado civil, Barry Coburn, se negaron a ser entrevistados para este artículo. El Vaticano dijo que se estaba llevando a cabo un “proceso canónico” y que no habría comentarios hasta que termine.

El Papa Francisco, quien tiene la última palabra en el caso, quiere que se complete antes de que las cabezas de las Iglesias Católicas nacionales se reúnan en el Vaticano del 21 al 24 de Febrero para discutir lo que ahora es una crisis global de abuso sexual, dijeron tres fuentes.

[...]

Una fuente del Vaticano con conocimiento de los procedimientos del Vaticano dijo que sería asombroso si el Papa no expulsara a McCarrick del clero, un proceso conocido como “laicización”.

“No sé cuál sería la alternativa”, dijo otra fuente.

Él y las otras fuentes del Vaticano hablaron bajo condición de anonimato porque no están autorizados para discutir el caso. Una de las fuentes dijo que si él es expulsado, McCarrick será la figura católica romana de más alto perfil en ser expulsada del sacerdocio en los tiempos modernos.

[...]